TÉRMINOS Y CONDICIONES

Volvo City Safety

CITY SAFETY

City Safety es una tecnología diseñada para prevenir colisiones, es una novedad mundial de serie de Volvo para conducir de forma más segura por ciudad. Está dirigida a evitar o mitigar colisiones traseras. La mayoría de las colisiones provocadas en ciudad ocurren a velocidades inferiores a 30km/h. El City Safety puede ayudar a evitar una colisión cuando la velocidad es igual o inferior a 15 km/h. A velocidades superiores, la severidad del impacto puede ser reducida. El Sistema City Safety se desactiva a velocidades superiores a 50 km/h. El propósito principal del City Safety es ayudar a un conductor que se ha distraído un momento y que se encuentra ante una situación crítica.

Si el City Safety detecta una colisión inminente, los frenos se precargan para responder con mayor rapidez. Si el conductor no frena, City Safety aplica automáticamente los frenos y desconecta el acelerador para evitar o mitigar la colisión. City Safety se activa al arrancar el vehículo pero puede desconectarse, por ejemplo, si se conduce por una carretera nevada.

A pesar de la efectividad del City Safety aquí mostramos varios factores a tener en cuenta y que pueden afectar a  la operatividad final del City Safety a la hora de evitar una colisión:


1) El City Safety tiene un sensor láser de infrarrojos que mide los reflejos que percibe de otros vehículos. La parte trasera de la mayoría de los vehículos emiten suficientes reflejos gracias a las matrículas que portan y a las luces traseras. Los objetos con bajos reflejos no son detectados.


2) Aquellos vehículos que se encuentren extremadamente sucios pueden emitir menos reflejos y podrían no ser detectados correctamente.


3) En algunos mercados (ej. Malasia), las matrículas no son producidas de un material reflectante. Aquellos vehículos sin matrículas reflectantes pueden no ser detectados convenientemente.


4) Si el vehículo delantero se mueve hacia un lado, de manera que sólo una pequeña porción de la parte trasera se pudiera ver implicada en una colisión, la detección por parte del City Safety de este vehículo podría ser incorrecta. El vehículo podría no ser detectado a tiempo para evitar una colisión.


5) En condiciones de carreteras resbaladizas, la distancia de frenado es mayor, y la capacidad del City Safety para evitar colisiones se puede ver reducida. El Sistema DSTC aportará la mayor fuerza posible de frenada mientras mantiene la estabilidad del vehículo en una situación de este tipo.


6) Si el vehículo delantero tiene una forma en su parte trasera baja o inclinada, el City Safety puede calcular mal la distancia. Esto también afecta  a aquellos vehículos que porten una carga trasera que sobresalga.


7) Al dirigirse hacia la parte delantera de un vehículo que se encuentra estacionado, el City Safety puede reaccionar demasiado tarde para evitar una colisión. La razón es que los elementos reflectantes, tales como la matrícula, generalmente se sitúan más bajos en la parte delantera que en la trasera.


8) Al dirigirse nuestro vehículo hacia otro que marcha en dirección contraria, el City Safety no será activado. El City Safety tiene como finalidad evitar una colisión con vehículos que están parados o moviéndose en la misma dirección.


9) En la marcha atrás, el City Safety no es activado.


10) El City Safety no es activado cuando la velocidad es inferior a 4 Km/h. El City Safety no será activado mientras la velocidad se mantenga así de baja, como por ejemplo en una maniobra de aparcamiento.


11) El City Safety no interferirá en situaciones donde el conductor de manera clara esté frenando, acelerando o girando el volante, incluso si una colisión es inevitable. Siempre se da prioridad a la decisión final del conductor.


12) Si los elementos sensores del City Safety por alguna razón son obstaculizados, la activación no tendrá lugar.

El City Safety tiene como finalidad ayudar a un conductor que se ha distraído y que se enfrenta a una situación crítica antes de que se produzca una colisión frontal. El City Safety no deberá ser usado nunca como un sustituto de los frenos.


El City Safety está diseñado para ser activado tan tarde como sea posible para evitar innecesarias interferencias. El City Safety activará un corto y seco frenado y parará normalmente a una distancia de 0,4 metros del vehículo que le precede.