Noticias y eventos
  • Volvo Car Group desvela sistemas de seguridad a nivel mundial y elementos de soporte para las futuras generaciones de automóviles

    08/07/2013

     

    Volvo Car Group afianza su liderazgo en sistemas de soporte para de la seguridad del usuario mediante la presentación de una serie de primicias mundiales que formarán parte de la próxima Scalable Product Architecture

    Las nuevas características incluyen la detección y el frenado automático para peatones y para animales de gran tamaño incluso cuando se conduce en la oscuridad, así como un sistema que ayuda a prevenir los accidentes de tráfico en carretera influyendo de forma autónoma en la dirección ante una situación crítica. Volvo Cars muestra también un concepto para estacionar el auto de forma autónoma.

    La mayoría de las características presentadas estarán disponibles en el nuevo Volvo XC90 que se dará a conocer a finales de 2014.

    "Nuestro objetivo es alcanzar el liderazgo en el campo de la conducción autónoma yendo más allá de los conceptos y ofreciendo tecnologías pioneras que puedan ser usadas por nuestros clientes. Ahora, estamos dando el primer paso hacia nuestra visión mediante la introducción de los primeros Volvo con dirección autónoma para evitar accidentes y hacer la conducción más cómoda", dice Thomas Broberg, Senior Safety Advisor Volvo Car Group.

    Detección de peatones en la oscuridad

    Según STRADA (Recolección de Datos de Accidentes de tráfico sueco), el 58 por ciento de todas las muertes de peatones se producen en la oscuridad, al anochecer o al amanecer. En Estados Unidos, la tasa de mortalidad de tráfico es entre 3 y 4 veces mayor en la oscuridad (VTI).

    Como líder en seguridad automotriz, Volvo Cars fue el primero en la industria de sistemas de frenado automático y de detección, desde la asistencia de frenado de primera generación en 2006 hasta la detección de peatones con frenado automático completo en 2010 y últimos sistemas de detección de peatones y ciclistas en 2013.

    Volvo Cars presenta ahora otra novedad mundial, haciendo que la tecnología de detección y de auto-frenado funcionen eficazmente cuando se conduce en la oscuridad. La tecnología incluye la detección y el frenado automático al encontrarse con otros vehículos, peatones, ciclistas.

    "La tecnología de cámaras en los coches de hoy en día, trabaja al anochecer y al amanecer, pero queda limitada al conducir de noche. Ahora cubrimos todo el abanico, desde el atardecer hasta el amanecer, con una cámara más inteligente y más rápida de alta sensibilidad combinada con un control de exposición avanzado", dice Thomas Broberg.

    La nueva funcionalidad se introducirá en el nuevo Volvo XC90 a finales de 2014.

    Detección de animales

    Los accidentes con animales salvajes son un problema muy grande en el tráfico internacional. En Canadá, alrededor de 40.000 accidentes de estas características suponen daños en el vehículo queson reportados cada año. Suecia informó cerca de 49.000 accidentes con animales en 2012. De estos 6.000 fueron colisiones con alces.

    El sistema de detección de animales es una primicia mundial. La tecnología detecta la presencia peligrosa de animales y aplica el freno automáticamente, tanto durante la luz del día como en la oscuridad de la noche. La detección de animales se introducirá en la nueva generación de vehículos un poco después de la introducción del nuevo Volvo XC90 a finales de 2014.

    "Hay un enorme desafío para detectar lo que la naturaleza sabiamente hace lo posible por ocultar. En un principio, nos centramos en los animales de mayor tamaño ya que son los que causan el mayor daño y las lesiones más severas ", comenta Thomas Broberg.

    Los accidentes con animales salvajes generalmente tienen lugar a velocidades de crucero. El riesgo de lesiones graves en una colisión con un alce es superior al 70 por ciento si el accidente ocurre a 100 km/h. Si la velocidad de impacto se reduce al frenar a menos de 70 km/h, el riesgo de lesiones graves se reduce notablemente.

    El sistema de detección de animales está diseñado para ayudar al conductor a evitar el accidente o a reducir la velocidad del impacto. Los sistemas de seguridad activa y pasiva cooperan con el fin de ayudar a minimizar las consecuencias.

     

     

     

     

    Detección de bordes y obstáculos de carretera con ayuda de la dirección

    Los estudios demuestran que muchos de los accidentes se producen en situaciones de tráfico no críticas y en buenas condiciones climáticas, debido a una distracción del conductor, somnolencia o enfermedad.

    Aproximadamente el 25 por ciento de todos los accidentes en las estadísticas de la base de datos de accidentes de Volvo Cars, ocurren inicialmente al salirse de la carretera. Dos de cada tres de estos casos ocurren en las carreteras con límites de velocidad de 70 km / h o más.

    En Suecia, las salidas de carretera causan el 53 por ciento de todas las muertes de tráfico y el 42 por ciento de todas las lesiones graves. La mitad de todas las muertes de tráfico en los Estado Unidos son también  accidentes de carretera (NHTSA).

    La detección de bordes de carretera y de obstáculos influyendo en la dirección evitan los accidentes de carretera. El sistema detecta si el coche está a punto de salirse del camino y de forma autónoma aplica un par de torsión en la dirección para situarlo en su posición correcta. Este sistema será introducido en el nuevo Volvo XC90 a finales de 2014.

    "La intervención sobre la dirección de forma autónoma está diseñada para ayudar al conductor a evitar salirse de la carretera, lo que a menudo tiene consecuencias muy graves. Más de la mitad de todas las muertes de tráfico en Suecia son causadas por accidentes de un solo vehículo", dice Thomas Broberg.

    Una cámara situada en la parte delantera y con radar, interactúan para supervisar los bordes de la carretera y los diferentes tipos de obstáculos que puedan surgir. La tecnología actúa de forma inmediata, en caso que el conductor muestre signos de acercarse involuntariamente demasiado cerca del borde de la carretera.

    "Ser capaz de detectar donde termina físicamente la carretera es una primicia mundial. Esto significa que la tecnología funciona también en caminos sin señalización de marcas laterales", dice Thomas Broberg.

    Adaptive Cruise Control (Control de crucero adaptativo con asistencia de la dirección)

    Un vehículo con control de crucero adaptativo y advertencia de colisión, reduce el riesgo de colisiones con el vehículo que hay delante en una autopista en hasta un 42 por ciento (estudio Euro-FOT 2012). El tráfico lento forma parte de los desplazamientos urbanos. El estadounidense medio se pasa más de
    100 horas al año para ir al trabajo, según la Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense de la Oficina del Censo de EE.UU. Esto es más que el promedio de dos semanas de vacaciones (80 horas) que muchos estadounidenses tienen al año.

    El control de crucero adaptativo con asistencia de dirección ayuda al conductor a permanecer en el carril y seguir el ritmo del tráfico. El nuevo sistema, por el que el vehículo detecta automáticamente el vehículo de delante, se introducirá en el nuevo Volvo XC90 a finales de 2014.

    "La distracción y la falta de atención es la causa más común de accidentes en el tráfico moderno. Esta tecnología hace que la conducción sea más segura y relajada en situaciones de tráfico paradas y arrancadas monótonas", explica Thomas Broberg.

    El Control de crucero adaptativo (Adaptive Cruise Control) con la asistencia de dirección, es una evolución del control de crucero adaptativo actual y de la tecnología Lane Keeping Aid (Sistema de Advertencia de cambio de carril). El control de crucero adaptable permite una conducción segura y cómoda, manteniendo automáticamente un espacio adecuado con el vehículo precedente, al mismo tiempo que la dirección es controlada automáticamente.

    El conductor activa el ACC con la asistencia de la dirección presionando un botón. Utilizando los datos de una cámara y sensores de radar, el coche puede hacer un seguimiento del vehículo que va delante. El motor, los frenos y la dirección pueden reaccionar automáticamente.

    "Hacer que el coche haga un seguimiento automático del vehículo que va delante en el mismo carril es el primer paso hacia los coches de conducción autónoma. Sin embargo, el conductor siempre puede anular el sistema y recuperar el control del vehículo en cualquier momento", dice Thomas Broberg.

     

     

     

     

    Car 2 Car Communication

    En Estados Unidos, un 6 por ciento de todos los accidentes y un 3 por ciento de todas las muertes son debidos a condiciones en superficies deslizantes (NHTSA). Un 7,6 por ciento de todos los accidentes de la base de datos de Volvo Cars tienen lugar  en condiciones resbaladizas.

    Según la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA) de Estados Unidos, el 10 por ciento de todas las muertes de tráfico que ocurren en las intersecciones son el resultado de violaciones de la luz roja del semáforo. El Instituto de Seguros para Seguridad en las Carreteras (IIHS) informa que la mitad de las personas que murieron en accidentes por violación de la luz roja no son los propios violadores de la señal. Se trata de los conductores y peatones golpeados por el vehículo que paso con la luz roja.

    Permitiendo a los vehículos que se comuniquen entre sí y con el entorno del tráfico, se abren enormes posibilidades para que la información vital pueda ser compartida e intercambiada – creando así una conducción más cómoda y segura.

    Volvo Cars ha firmado un acuerdo con los miembros de Car 2 Car Communication Consortium acerca de la implementación de la tecnología estándar para la comunicación entre coches a partir del 2016 y en adelante. El objetivo es que la comunicación funcione entre todos los vehículos, independientemente de la marca.

    La tecnología se basa en la comunicación entre los vehículos y la infraestructura vial, así como con las señales de tráfico y semáforos.


    "Hay un gran potencial dentro de esta área, así como la oportunidad de obtener grandes  beneficios en muchos ámbitos más allá de la seguridad vial, como por ejemplo un flujo más uniforme del tráfico y una mayor comodidad para los usuarios de la carretera", dice Thomas Broberg.

    Algunos ejemplos de las áreas de aplicación de la nueva tecnología:

    Green Light Optimum Speed Advisory
    A través de un transmisor en el semáforo, se genera información con respecto a la velocidad óptima para un coche a fin de mantener una fluidez de marcha a través de una sucesión de luces de semáforo verdes, evitando así frenadas innecesarias en los semáforos rojos. En las luces rojas, el conductor podrá recibir también información acerca de cuánto tiempo transcurrirá antes de que la luz cambie a verde.

    Weather and road condition Information
    Emite una advertencia sobre el mal tiempo local, como lluvia, nieve o hielo en las carreteras. También es posible transmitir información acerca de las placas de hielo en una calzada resbaladiza desde un coche a otros vehículos.

    Emergency Vehicle Warning
    Alerta al conductor de la presencia de vehículos cercanos en situaciones de emergencia, lo que permite que el conductor pueda planificar un paso libre con mayor antelación y sin sorprendido. Esto puede ser beneficioso en la tarde y por la noche en las zonas urbanas en las que los vehículos de emergencia utilizan las sirenas con más moderación en consideración a los residentes cercanos, y también si se está escuchando música a un alto volumen en el coche

    Emergency Brake Warning
    Los vehículos que frenan con brusquedad en la carretera pueden crear situaciones de peligro para los demás usuarios de la carretera. Car 2 Car advierte si un vehículo situado más adelante de repente aminora la marcha

    Slow or Broken Down Vehicle Warning
    Los vehículos lentos o averiados en la carretera pueden transmitir una advertencia a los demás usuarios de la carretera. Recibiendo información con suficiente antelación puede reducir el riesgo de sorpresas desagradables en el tráfico y por lo tanto reducir los accidentes.

    Road Works Warning
    Avisa al conductor de obras viales. Los vehículos destinados a obras de construcción y equipos pesados pueden transmitir información a los vehículos con suficiente antelación. Los conductores pueden así recibir información sobre los límites de velocidad y de rutas + cerca del lugar de trabajo. El sistema también puede mantener al conductor informado sobre la distancia que falta antes de llegar a una zona de obras viales.

    Traffic Jam Ahead Warning
    Avisa al conductor de controles de tráfico o atascos. Gracias a que se avisa a los vehículos que circulan detrás que hay un atasco, habrá menos riesgo de accidentes.

    In-Vehicle Signage
    Car 2 Car proporciona información acerca de los límites ordinarios o temporales de velocidad. Esta información es proporcionada por las unidades de comunicación a lo largo de la carretera que pueden pasar la información acerca de los parámetros, tales como, señales de tráfico y su ubicación en la ruta

    Motorcycle Approaching Indication
    Los motociclistas se encuentran entre los usuarios más vulnerables de la carretera  y con el fin de mejorar la seguridad, Car 2 Car, informa a otros usuarios de la vía, si existe una motocicleta cerca.

    Red Light Violation Warning
    Los semáforos que se comunican con los coches permitan alertar a un conductor que no haya detectado un semáforo en rojo, por ejemplo, mediante la activación de un sonido prominente o una señal de luz en el coche. Esta tecnología también permite advertir a un conductor que está pasando por una luz verde acerca de otro vehículo que pasa por una luz roja y por lo tanto a punto de cruzarse en su camino por error.

    Autonomous Parking
    Autonomous Parking es un concepto de la tecnología que ayuda al conductor de la tarea de encontrar un lugar de estacionamiento libre. El coche encuentra y estaciona un espacio libre para estacionar por sí mismo, permitiendo que el conductor pueda dejar el vehículo a la entrada del parking.

    Vehículo 2 Tecnología de Infraestructura, en otras palabras, los transmisores de la infraestructura vial, informan al conductor cuando el servicio está disponible. El controlador utiliza una aplicación de teléfono móvil para activar Autonomous Parking - y luego sale del vehículo.

    El vehículo utiliza sensores para localizar una plaza de aparcamiento. El procedimiento se invierte cuando el conductor vuelve a recoger el coche.

    Combinando la conducción autónoma con la detección y el frenado automático ante otros objetos, permite que el coche pueda interactuar de forma segura con otros vehículos y peatones en la zona de aparcamiento. La velocidad y los frenos están adaptados para una integración sin problemas en el entorno del estacionamiento.

    "Nuestro enfoque se basa en que los vehículo impulsados de forma autónoma deben ser capaces de moverse con seguridad en entornos con vehículos no autónomos y con usuarios de carretera no protegidos", dice Thomas Broberg.

     

    24-2013
    (Segur. 2013)

    Volvo Car Group afianza su liderazgo en sistemas de soporte para de la seguridad del usuario mediante la presentación de una serie de primicias mundiales que formarán parte de la próxima Scalable Product Architecture
    Atrás