Noticias y eventos
  • Volvo Cars ha iniciado el único proyecto sueco a nivel mundial en conducción autónoma

    05/12/2013

     

    Volvo Cars jugará un papel destacado en el primer proyecto piloto a nivel mundial en conducción autónoma, donde participarán 100 vehículos Volvo por las vías urbanas de la ciudad sueca de Gotemburgo en condiciones habituales de tráfico y serán dirigidos de forma autónoma.

     

    El innovador proyecto “Drive Me  coches de conducción autónoma para la movilidad sostenible” es fruto del acuerdo entre Volvo Cars, la Administración de Transporte Sueca, la Agencia de Transporte Sueca, el Parque Científico de Lindholmen y la ciudad de Gotemburgo.

     

    El proyecto “Drive Me” está avalado por el Gobierno Sueco y el objetivo es identificar los beneficios sociales de la conducción autónoma y posicionar a Suecia y a Volvo Cars como líderes en el desarrollo de la movilidad en el futuro.

     

    “Los vehículos autónomos son una parte integrada de Volvo Cars, así como la visión del gobierno sueco de tener cero accidentes de tráfico mortales. Este proyecto piloto supone un paso importante hasta este objetivo”, dice Häkan Samuelsson, Presidente y CEO de Volvo Cars. “Nos dará un mayor conocimento de los desafíos tecnológicos, a la vez que obtenemos información muy valiosa sobre la conducción de usuarios reales en la vía pública”.

     

    El proyecto consistirá en que los coches autónomos recorrerán 50 km dentro y en los alrededores de Gotemburgo. Estas carreteras incluyen las condiciones habituales en las autopistas y los frecuentes atascos.

     

    “Nuestro objetivo es que los coches puedan manejar todos los posibles escenarios de tráfico por sí mismos, incluyendo el abandonar el flujo de tráfico para encontrar un lugar seguro si el conductor por cualquier motivo no está en condiciones de recuperar el control", explica Erik Coelingh, Especialista Técnico en Volvo Cars.

     

     

     

     

    Áreas principales


    El proyecto “Drive Me” se centrará en una serie de áreas como son:
    • Los beneficios económicos que aportan los coches autónomos a la sociedad al mejorar la eficiencia del tráfico, el medio ambiente y la seguridad vial.
    • Infraestructuras necesarias para vehículos autónomos
    • Situaciones de tráfico cotidianas para vehículos autónomos
    • Confianza de los consumidores en estos vehículos
    • Interacción sin conflictos del resto de conductores con los vehículos autónomos

     

    El proyecto comenzará en 2014 con investigaciones de mercado y el desarrollo tecnológico, así como el desarrollo de una interfaz con el usuario y una funcionalidad en la nube. Los primeros coches se espera que estén en las carreteras de Gotemburgo en 2017.

     

    Unión de fuerzas


    Asumiendo que el crecimiento urbanístico continúa presionando los sistemas de transporte en las zonas periféricas urbanas en todo el mundo, “Drive Me” aborda esa necesidad de unir fuerzas para buscar el desarrollo de la movilidad y la sociedad sostenible.

     

    “El proyecto piloto nos dará una valiosa información sobre los beneficios sociales de constituir los coches autónomos como una parte natural del entorno del tráfico. Los vehículos inteligentes son parte de la solución, pero también es necesario un enfoque hacia la sociedad para poder ofrecer una movilidad sostenible de forma personal”, dice Erik Coelingh.

     

    Equipo de trabajo único


    “Suecia ha desarrollado un equipo de trabajo único de cooperación entre la autoridades, la industria y la comunidad académica, lo que la ha situado en una posición de líder mundial en la seguridad vial. Los coches autónomos y una infraestructura inteligente suponen otro paso hacia un tráfico más seguro y una mejora del medio ambiente. Además, traerá nuevos puestos de trabajo y nuevas oportunidades a Suecia”, dice Catharina Elmsäter-Svärd, Ministra sueca de  Infraestructuras.

     

    Enriqueciendo la vida de la ciudad


    El proyecto “Drive Me” ayudará a definir el papel de los coches autónomos en la futura planificación de la ciudad. Abrirá el camino para hacer un uso más eficiente de los terrenos que contribuirá a reducir la inversión en infraestructuras. Los coches autónomos pueden también enriquecer la vida de las ciudades en otros sentidos, como en la reducción de emisiones, y por tanto en la mejora de la calidad del aire y la seguridad del tráfico.

     

    Al elegir Gotemburgo como el lugar para llevar a cabo este proyecto único se demuestra que la ciudad se encuentra a la vanguardia del desarrollo de sistemas de transporte urbano eficientes, limpios y seguros.

     

    Beneficios individuales


    La conducción autónoma proporcionará importantes beneficios a los consumidores. Cambiará fundamentalmente la forma en la que vemos a los coches. Como conductor del futuro, se podrá planificar la conducción con una mezcla de conducción autónoma y activa, convirtiendo la conducción diaria más eficiente.

     

    La conducción autónoma abre la vía para gestionar el tiempo al volante de forma más eficiente. Así, se podrá interactuar de forma segura con el teléfono o la tablet o simplemente relajarse.

     

    “La tecnología autónoma usada en este proyecto permite dejar la conducción al coche cuando las circunstancias lo permiten”, dice Häkan Samuelsson.

     

    Preparado para la conducción autónoma


    Los coches del proyecto se definen como coches altamente autónomos, según la definición oficial del Instituto de Investigación de Carreteras Federal de Alemania (BASt). En términos prácticos esto significa que la responsabilidad se entrega al vehículo, que puede controlar todas las funciones de la conducción, con una supervisión del conductor. Se espera que el conductor esté disponible para un control ocasional  pero con un tiempo suficientemente cómodo de transición.

     

    Los 100 vehículos Volvo que serán conducidos por consumidores serán los nuevos modelos desarrollados en la nueva Plataforma de Arquitectura Escalable (SPA). Esta plataforma esta preparada para la introducción continua de nuevos sistemas de seguridad y apoyo y tecnologías que permitan una conducción más autónoma. El primer modelo fabricado en esta nueva Plataforma, será el nuevo monovolumen Volvo XC90, que se presentará en 2014.

     

    Aparcamiento autónomo incluido

    El proyecto incluye también estacionamiento totalmente automatizado, sin conductor. Esto permite que el conductor pueda bajarse del coche en la entrada del parking mientras el vehículo encuentra un sitio vacío y aparca por sí mismo.

     

    “Nuestro enfoque está basado en el principio de que los coches autónomos deben ser capaces de moverse con seguridad en entornos con vehículos que no sean autónomos y con usuarios desprotegidos”, dice Erik Coelingh.

     


     

    Participarán 100 vehículos Volvo por las vías urbanas de la ciudad sueca de Gotemburgo.
    Atrás