Noticias y eventos
  • V60 Híbrido enchufable

    15/12/2011

    Hay muchos híbridos en el mercado, pero ninguno puede compararse con el Volvo V60 híbrido enchufable.
    El primer diésel híbrido enchufable del mundo es el modelo de Volvo Car Corporation técnicamente más avanzado de todos los tiempos: un vehículo eléctrico, un vehículo híbrido y vehículo potente en uno solo. Simplemente pulsando un botón, podrás indicar cuál de los tres vehículos quieres conducir en el momento que prefieras.

     

    La versión de producción del V60 híbrido enchufable se lanzará en un único color: plata eléctrico. Las ventas comenzarán a principios de 2012, y los primeros vehículos se fabricarán en otoño.

     

     

    "Nuestro híbrido enchufable ha generado una considerable atención desde que fue presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra en 2011.

     

    Ahora estamos dando el siguiente paso con la presentación del modelo de producción, que incluye un perfil distintivo con un espectacular color plata, un interior exclusivo y un generoso equipamiento de serie", afirma Stefan Jacoby, presidente y consejero delegado de Volvo Car Corporation.

     

    Las 1000 primeras unidades del Volvo V60 híbrido enchufable solo están disponibles en color plata eléctrico. El vehículo también se distingue por sus llantas de 17" aerodinámicas, tubos de escape integrados y varias opciones de carrocería en negro brillante, como la rejilla y el spoiler delantero aerodinámico.

     

    El emblema cromado "Plug-in Hybrid" se encuentra en la parte inferior del portón trasero y también en las aletas delanteras en tamaño más pequeño.

     

    Interior exclusivo

    El interior del V60 híbrido enchufable tiene una tapicería de cuero negro con costuras en contraste e inserciones de madera azul y gris. Otros detalles distintivos del interior incluyen un volante de cuero, alfombrillas de diseño especial y pomo de la palanca de cambios con indicador integrado.
    La lista de equipamientos de serie incluye funciones tales como la dirección asistida progresiva, el asiento del conductor eléctricamente ajustable, sensores de aparcamiento delantero y trasero, conexión telefónica Bluetooth y Volvo on Call. También incluye de serie el equipo de sonido High Performance Multimedia DVD con su amplificador de 4x40 W, ocho altavoces y pantalla de siete pulgadas.

     

    App para smartphone

    El V60 híbrido enchufable es el primer Volvo que se lanza con una pantalla de información al conductor totalmente digital. Los indicadores analógicos tradicionales se han sustituido por una pantalla de LED de una pieza que ofrece un gran número de opciones de visualización. El conductor puede elegir la información que desea ver a través de los ajustes de menú del vehículo. También es posible comunicarse con el vehículo a través de las aplicaciones para móvil. Esto da al propietario acceso a varias funciones inteligentes como el aire acondicionado, prerefrigeración y postrefrigeración, y un recordatorio para conectar el cable de carga si no se ha hecho en un plazo predeterminado.

     

    El primer Volvo con el emblema D6

    En el portón trasero del vehículo hay un emblema D6. La razón es que el rendimiento combinado del turbo diésel de cinco cilindros y el motor eléctrico coloca al vehículo en la misma gama de potencia (CV) que el motor T6 de gasolina.

     

    Las ruedas delanteras del V60 híbrido enchufable reciben la potencia de un turbo diésel de 2,4 litros y cinco cilindros que desarrolla 215 CV y un par máximo de 440 Nm. El vehículo cuenta con una transmisión automática de seis velocidades.

     

    El eje trasero recibe la potencia de un motor eléctrico que produce 70 CV. El motor eléctrico está alimentado por una batería de iones de litio de 11,2 kWh instalada bajo el suelo del compartimento de carga.

     

    La sofisticada y excepcionalmente compacta batería consta de 10 módulos de 20 celdas cada uno. Un ordenador integrado controla el sistema y compara la temperatura y el nivel de carga de cada uno de las 200 celdas.
    La batería también tiene un sistema de refrigeración por agua controlado por el climatizador del vehículo.

     

    Tres modos de conducción: tres vehículos en uno

    El conductor selecciona el modo de conducción elegido mediante tres botones que confieren al vehículo comportamientos totalmente distintos: Pure, Hybrid o Power.

     

    • En el modo Pure (Puro), el vehículo es alimentado exclusivamente por su motor eléctrico en la medida de lo posible. Si la batería se recarga con electricidad de fuentes de energía renovable, su autonomía es de hasta 50 km y sus emisiones de dióxido de carbono son de cero. La autonomía eléctrica varía con el terreno, el clima y la forma de conducir.
    • Hybrid (Híbrido) es el ajuste estándar cada vez que se arranca el vehículo. El motor diésel y el motor eléctrico colaboran para conseguir un equilibrio óptimo entre placer de conducir e impacto ambiental. Las emisiones de CO2 (NEDC, ciclo de conducción mixta según certificación) son de 49 g/km, que corresponde a un consumo diésel de 1,91/100 km. El vehículo ofrece una autonomía eléctrica de hasta 1000 km.
    • En modo Power (Potente), la tecnología está optimizada para que el vehículo tenga la máxima potencia posible. El motor diésel y el motor eléctrico tienen una potencia total de 215+70 CV y un par máximo de 440+200 Nm. El rapidísimo desarrollo del par del motor eléctrico contribuye a que la aceleración de 0 a 100 km/h solo tarde 6,2 segundos.

     

     

    Ahorro de batería para más tarde

    El conductor puede elegir ahorrar batería para conducir solo con electricidad más adelante, por ejemplo en una zona verde urbana, o por el centro de una ciudad.

     

    Cuando se activa la opción Save, el sistema de a bordo garantiza que quede siempre suficiente carga para conducir más adelante en modo Pure. Si es necesario, el generador de alta tensión cargará la batería para que haya suficiente capacidad para conducir en modo Pure.

     

    El objetivo es que el modo Save garantice que hay suficiente batería para unos 20 km de conducción solo con electricidad.

     

    Carga en casa: refrigeración o calefacción por adelantado

    El V60 híbrido enchufable puede recargarse desde una toma de corriente normal (230 V/6 A, 10 A o 16 A) de una casa o de un parking. El tiempo de carga varía con el amperaje. Una carga completa con 10 A tarda 4,5 horas. Esto se reduce a 3,5 horas con 16 A, mientras que a 6 A, la carga tarda 7,5 horas.

     

    También es posible calentar o enfriar el habitáculo durante la recarga para conseguir un comienzo del viaje más confortable. Esto también significa que se utiliza más batería para propulsar realmente el vehículo.

     

    La función de acondicionamiento previo también puede enfriar la batería. La temperatura ideal de ¡funcionamiento de la batería es de 20-30 °C. Esto significa que la refrigeración antes de conducir es muy importante para maximizar la carga de la batería y, por ello, la autonomía.

     

    El V60 híbrido enchufable cuenta con dos sistemas de calefacción. En modo eléctrico, el vehículo utiliza un calefactor electrónico PTC (coeficiente de temperatura positivo). El vehículo también cuenta con un calefactor diésel.

     

    Mayor potencia con la tracción a las cuatro ruedas (AWD)

    Al pulsar el botón AWD se activa la tracción a las cuatro ruedas. En lugar de la transferencia mecánica de potencia de la tracción a las cuatro ruedas convencional, la unidad de control central distribuye la potencia entre las ruedas delanteras de accionamiento diésel y el eje trasero de accionamiento eléctrico. El sistema de tracción a las cuatro ruedas ha sido diseñado para proporcionar mejor agarre al arrancar y al conducir por carreteras resbaladizas, por ejemplo con nieve o fango.

     

    Sin embargo, debido a la menor potencia del motor eléctrico, el par a las ruedas traseras es limitado y la tracción a las cuatro ruedas se activa hasta los 120 km/h.

     

    Cuando está activada la tracción a las cuatro ruedas, el motor diésel funciona continuamente y el generador garantiza que el nivel de carga de la batería es suficiente para alimentar el eje trasero con la potencia necesaria.

     

    Como la tracción a las cuatro ruedas solo la activa el conductor cuando es necesario, es más económica que la tracción a las cuatro ruedas permanente tradicional.

     

    Sistema de frenado en dos etapas

    El sistema de frenado en dos etapas es otra función inteligente del Volvo híbrido enchufable. Cuando el conductor pisa el pedal del freno, el sistema comienza a frenar el motor eléctrico del eje trasero. Esta energía de frenado se utiliza después para recargar la batería del automóvil.

     

    Los frenos mecánicos se activan solo cuando la situación exige una mayor potencia de frenado que la que puede ofrecer el eje trasero.

    Hay muchos híbridos en el mercado, pero ninguno puede compararse con el Volvo V60 híbrido enchufable.
    Atrás