Noticias y eventos
  • Otro paso hacia delante en el camino hacia la conducción autónoma.

    29/10/2012

    Volvo Car Corporation elimina el estrés de los desplazamientos diarios de ida y vuelta al trabajo con una tecnología que sigue automáticamente al vehículo de delante.

     

    Volvo Car Corporation ha dado otro paso hacia delante en el camino hacia la conducción autónoma (vehículos que se conducen a sí mismos) con la demostración de un nuevo sistema de asistencia en atascos de tráfico. El nuevo sistema, con el que el vehículo sigue automáticamente al vehículo de delante en atascos de tráfico lento hasta una velocidad de 50 km/h, estará listo para la producción en 2014.

     

    “Esta tecnología permite conducir de una forma más relajada en monótonos atascos, un componente poco atractivo de la conducción diaria en zonas urbanas. Ofrece una conducción segura y sin esfuerzo en congestiones de tráfico”, señala Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo de Volvo Car Corporation.

     

    La función de asistencia en atascos de tráfico es una evolución de la tecnología actual de control de velocidad constante adaptativo y ayuda para permanencia en el carril, que se introdujo en el nuevo Volvo V40 a principios de 2012.

     

     

    El conductor activa la función de asistencia en atascos de tráfico pulsando un botón. Cuando esta función está activa, el motor, los frenos y la dirección responden automáticamente. El control de velocidad constante adaptativo permite una conducción segura y cómoda manteniendo automáticamente una distancia fijada con respecto al vehículo de delante al mismo tiempo que también se controla la dirección.

     

    “El vehículo sigue al automóvil que circula por delante en el mismo carril. Sin embargo, siempre es el conductor quien está al mando. Puede tomar el control del vehículo en cualquier momento”, explica Peter Mertens.

     

    Los desplazamientos entre el hogar y el lugar de trabajo duran más que las vacaciones anuales
    Los embotellamientos de tráfico lento forman parte de los desplazamientos urbanos entre el hogar y el lugar de trabajo. Según la Encuesta sobre la comunidad estadounidense de la Oficina del Censo de Estados Unidos, los estadounidenses dedican más de 100 horas al año a desplazarse hasta el trabajo. Eso es más de la media de dos semanas de vacaciones (80 horas) al año que disfrutan numerosos estadounidenses.

     

    Los conductores de las principales áreas metropolitanas, como Nueva York, Chicago, Filadelfia y Los Ángeles, pierden aún más tiempo en atascos en el trayecto de ida y vuelta al trabajo cada día.

     

    “Lógicamente, la situación es similar, o incluso peor, en las principales zonas urbanas de todo el mundo. Lo que pretendemos con la asistencia en atascos de tráfico es contribuir a que los desplazamientos desde y hacia el lugar de trabajo sean un poco menos estresantes para el conductor”, indica Peter Mertens.

     

    Aspirando al liderazgo
    La conducción autónoma —con la dirección, la aceleración y/o el frenado controlados automáticamente por un vehículo que requiere muy poca interacción humana— es una importante área de interés en el trabajo de desarrollo de Volvo Car Corporation.

     

    “Nuestro objetivo es ganar liderazgo en el campo de la conducción autónoma haciendo que conceptos y tecnologías pioneras lleguen a los clientes. Lograr que estos sistemas sean fiables y fáciles de utilizar es esencial para aumentar la confianza del cliente en los vehículos autónomos”, afirma Peter Mertens.

     

    El sistema de asistencia en atascos de tráfico lento es el segundo avance tecnológico para la conducción autónoma presentado recientemente por Volvo Car Corporation. Hace unas semanas, la empresa hizo una demostración del proyecto SARTRE (Safe Road Trains for the Environment, trenes de carretera seguros para el medio ambiente), que se centra en crear trenes de vehículos en autovías y autopistas que circulen a una velocidad de hasta 90 km/h.

     

    Respuesta positiva de los consumidores
    La idea de Volvo Car Corporation de centrarse en diseñar vehículos pensando en las personas incluye investigar la actitud de los consumidores con respecto a los vehículos autónomos.

     

    En 2011, Volvo Car Corporation invitó a varios propietarios de vehículos de prestigio a evaluar futuras tecnologías de ayuda al conductor en la pista de pruebas de la empresa, entre ellas, un prototipo inicial de la asistencia en atascos de tráfico. Uno de los invitados comentó: “Una ayuda ideal para hacer que los desplazamientos desde y hacia el lugar de trabajo sean menos estresantes. Eliminará los calambres y el dolor de rodillas que me produce el tener que ajustar constantemente la velocidad y la distancia en situaciones de tráfico lento”.

     

    Introducción en 2014
    La tecnología de asistencia en atascos de tráfico formará parte de la nueva Arquitectura de Plataforma Escalable de productos (SPA) de Volvo Car Corporation, que se introducirá en 2014.

     

    “SPA es un proyecto independiente de Volvo que nos permitirá tomar las riendas del futuro tecnológico de la empresa. La mayoría de nuestro volumen se basará en esta nueva arquitectura. Nos otorgará un alto grado de componentes comunes y la escala adecuada de economía para ser competitivos en el futuro”, señala Peter Mertens.

     

    Volvo Car Corporation elimina el estrés de los desplazamientos diarios de ida y vuelta al trabajo con una tecnología que sigue automáticamente al vehículo de delante.
    Atrás