Noticias y eventos
  • Volvo líder en el desarrollo de airbags tras 25 años

    29/10/2012

    El primer modelo del fabricante sueco equipado con airbag salió de la cadena de montaje en 1987. La firma, que ha ampliado la tecnología con varias innovaciones mundiales, fue la primera en lanzar el airbag lateral montado en el asiento y el de techo lateral (IC-Inflatable Curtain). En 2012 celebró el 25º aniversario de esta tecnología con la presentación del airbag de peatones a bordo del último V40.

     


    «Es la primera vez que la tecnología del airbag se ha utilizado para intentar proteger a los usuarios más vulnerables, los peatones», afirma Lennart Johansson, director sénior de Seguridad del Interior en Volvo Car Corporation en referencia a la última incorporación en el nuevo V40 al mundo de las bolsas salvavidas.

     


    Johansson, que participó en los trabajos pioneros de los años 80, añade que «la ventaja de la moderna tecnología de airbag es que ocupa muy poco espacio pero sigue ofreciendo un buen nivel de protección que puede optimizarse para el ocupante y la situación de choque. Sin embargo, cuando vemos que es necesario mejorar la protección buscamos una solución de seguridad total. El airbag es un elemento que puede combinarse con otras medidas». Otro ejemplo es el nuevo airbag de rodilla del citado V40, diseñado para distribuir la carga sobre la parte inferior del cuerpo del conductor en una colisión frontal.

     

     

     

     


    El airbag ha sido un equipamiento de serie en todos los vehículos durante varios años, pero al principio, tanto de la tecnología como de su fiabilidad, generaron un intenso debate. En aquel momento, muchas de las preocupaciones estaban justificadas.

     


    «Hacer que un airbag se despliegue no es problema, lo difícil es que lo haga en el momento preciso», explica Johansson. «En los últimos años, nos hemos centrado en la sincronización y en el rendimiento del inflado. En la moderna tecnología del airbag, el nivel de inflado puede adaptarse a la gravedad del impacto». El uso de sofisticados sistemas de radar y cámaras en los últimos años allana el camino a la posibilidad de activar sistemas de seguridad y protección incluso antes del impacto, si fuese necesario.

     


    Curiosamente, las primeras soluciones airbag surgieron a principios de los años 50. Sin embargo, la tecnología distaba mucho de estar madura. Una patente de 1955 describe un sistema similar al actual con la significativa excepción de que era el propio conductor quien tenía que desplegarlo pulsando un botón. Otra fuente de debate se centraba en la carga pirotécnica para inflar el airbag con gas.

     


    Un controvertido proyecto de ley estadounidense de 1984 agilizó su proceso de desarrollo. Destacando los peligros de no utilizar el cinturón de seguridad, el proyecto estipulaba que, en un plazo de 3 años, todos los vehículos nuevos debían ir equipados con dispositivos de seguridad de protección que no tuvieran que ser activados por los ocupantes. El airbag fue reconocido entonces como la mejor solución y algunos hasta creyeron que sustituiría al cinturón de seguridad de 3 puntos de anclaje que Volvo había inventado en 1959.

     


    Afortunadamente, el fabricante sueco alegó que el mejor resultado de seguridad se conseguiría con la colaboración entre cinturón y airbag. «Más airbags no mejorarán necesariamente el nivel de seguridad general. Es importante considerarlos como parte de un planteamiento sistemático en el que la estructura del vehículo, los cinturones de seguridad, los propios airbags y otros detalles, como la columna de dirección, interactúan para conseguir la absorción óptima de las fuerzas de colisión en un accidente», comenta Johansson.

     


    A finales de los 90, el airbag se convirtió en equipamiento de serie en el Volvo 850. En 1994, Volvo mejoró esta tecnología al lanzar el airbag lateral integrado en el respaldo del asiento, para proteger el pecho en impactos laterales. «Dimos un gran paso hacia adelante al hacer que el airbag lateral formara parte de nuestro sistema SIPS (Sistema de protección contra impactos laterales), integrado en la estructura de la carrocería», asegura.

     

     


    En aquel momento llegó la siguiente innovación mundial de Volvo: el airbag de techo lateral (IC-Inflatable Curtain). Está diseñado para aumentar la protección de la cabeza de los ocupantes de los asientos delanteros y traseros laterales ante impactos de costado. En algunos modelos, también contribuye a proteger a los ocupantes en un vuelco.

     


    La versión montada en el techo se introdujo al presentar el Volvo S80 en 1998 y es un equipamiento de serie en todos los modelos Volvo salvo en el C70. En su lugar, el último equipa airbags en las puertas que despliegan hacia arriba en una colisión lateral y permanecen inflados para ofrecer protección si el vehículo vuelca. Volvo ha llevado esta tecnología un poco más lejos ampliando el airbag para ofrecer protección en colisiones oblicuas y para los niños que viajan en el asiento trasero.

     


    La tecnología del airbag ha cambiado mucho desde que se introdujo por primera vez hace 25 años y Volvo ha sido uno de los participantes clave en el proceso de perfeccionamiento. «El rendimiento del airbag ha mejorado considerablemente. La actual tecnología está mucho más adaptada a la secuencia de la colisión y a la forma en que los ocupantes son movidos por las fuerzas de choque. Después de 5 lustros el perfeccionamiento de esta tecnología es una parte esencial de nuestro objetivo por construir los vehículos más seguros del mundo», explica Johansson.

    Fuente: ABC

    El primer modelo Volvo equipado con airbag salió de la cadena de montaje en 1987. En 2012 se celebra el 25º aniversario de esta tecnología con la presentación del airbag de peatones a bordo del nuevo Volvo V40.
    Atrás