Noticias y eventos
  • Tecnología Start/Stop en automóviles con caja de cambios automática

    12/09/2011

    Volvo Car Corporation ha hecho posible que sus clientes combinen la tecnología de Start/Stop, que reduce el consumo de combustible, con una caja de cambios automática.
    Esta nueva tecnología de Star/Stop, que inicialmente está disponible con el turbodiésel D3 de 2,0 litros, reduce las emisiones de CO2 en 10 g/km, lo que se traduce en una reducción del consumo de combustible en 0,4 litros cada 100 km.

     

    Desde principios de septiembre de 2011, la caja de cambios automática de seis velocidades con función de Start/Stop esta disponible en las versiones D3 de cuatro modelos Volvo: S60, V60, V70 y S80.

     

     

    «Reducir continuamente las emisiones de CO2 de los trenes de potencia convencionales es una parte importante de nuestro programa Drive Towards Zero. Es la forma más eficaz de reducir a corto plazo las emisiones de CO2 en nuestra actual gama de modelos. Este proyecto discurre paralelo al desarrollo de las innovadoras tecnologías de electrificación, a las que estamos prestando gran atención», comenta Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo de Volvo Car Corporation.

     

    La combinación de la tecnología Start/Stop con una caja de cambios automática constituye un reto tecnológico mayor que la versión manual de Start/Stop ya instalada en la mayoría de los modelos Volvo. El motor debe arrancar inmediatamente cuando el conductor retira el pie derecho del pedal del freno y pisa el acelerador.


     
    Una respuesta ágil
    «Nos hemos centrado en conseguir la misma sensación de agilidad que se tiene con la tecnología automática convencional de hoy en día. La respuesta es tan perfecta que parece que el automóvil comienza a acelerar en el mismo momento en que arranca el motor», explica Peter Mertens.

     

    La tecnología utiliza la medición de la presión del sistema de frenos para parar y arrancar el motor. El sistema start/stop está programado para apagar el motor inmediatamente cuando el automóvil se detiene (0 km/h).
    Una bomba eléctrica mantiene elevada la presión del aceite en la caja de cambios automática cuando se para el motor. El sistema también incluye un motor de arranque mejorado.

     

     


    Reducción del tamaño del motor de cinco cilindros
    El D3 de 2 litros permite 163 CV y un par máximo de 400 Nm. El turbodiésel de 2 litros y cinco cilindros se introdujo en 2010 en el nuevo Volvo S60. Ahora ya está disponible en la gama completa de modelos de Volvo Car Corporation.
    El D3 de cinco cilindros es, en principio, el mismo motor que el ya probado diésel de 2,4 litros, pero su cilindrada se ha reducido con una carrera más corta para optimizar el consumo de combustible.

     

    Los inyectores piezoeléctricos minimizan el consumo de combustible con secuencias de inyección excepcionalmente rápidas y precisas a una presión elevada, lo que favorece una combustión muy eficaz. Para dotar al automóvil de mejores propiedades de conducción, se ha ajustado concienzudamente el turbocompresor a fin de proporcionar un par elevado desde revoluciones bajas.


     
    Menor consumo de combustible
    El consumo de combustible y las emisiones de CO2 (mixto UE) con una caja de cambios automática y tecnología Start/Stop se han reducido a los siguientes valores:


     

    S60 5,4 L/100 km 142 g/km
    V60 5,7 L/100 km 149 g/km
    V70 5,7 L/100 km 149 g/km
    S80 5,6 L/100 km 148 g/km

    Volvo introduce la tecnología de Start/stop, que reduce el consumo de combustible, en una caja de cambios automática.
    Atrás