Noticias y eventos
  • Volvo presenta los DRIVe automáticos con un consumo excepcional

    07/12/2011

    Volvo Car Corporation presenta los diésel DRIVe automáticos con el mismo consumo de combustible que las versiones manuales

     

    Volvo Car Corporation ya se encuentra entre los principales fabricantes de vehículos europeos en lo relativo a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono. Y la aventura continúa con dos nuevas iniciativas de reducción de CO2:

     

    • El diésel de 1,6 litros combinado con caja de cambios automática Powershift ofrece ahora el mismo nivel de emisiones de CO2 y consumo de combustible que las versiones DRIVe manuales.


    • Al mismo tiempo, las emisiones de CO2 del motor de gasolina T3 turbo de 1,6 litros con caja de cambios manual, se reducen hasta 135g/km.

     

    La nueva posibilidad de combinar el motor diésel de 1,6 litros de cuatro cilindros (115 CV) con la transmisión Powershift de seis velocidades está disponible en cuatro modelos: Volvo S60, V60, V70 y S80.

     

     

    "Por primera vez, hemos conseguido reducir el consumo de combustible de las versiones con transmisión automática hasta el nivel de las versiones manuales. Un logro impresionante de nuestros expertos en motorización", afirma Peter Mertens, vicepresidente primero de Investigación y Desarrollo de Volvo Car Corporation.

     

    El consumo de combustible en el Volvo S60 con motor 1.6D y Powershift es de 4,3 l/100 km. Este consigue unas emisiones de C02 de 114 g/km. Las cifras correspondientes del Volvo V60, V70 y S80 con el mismo motor y la misma caja de cambios son 4,5 l/100 km y 119 g/km.

     

    El bajo nivel de emisiones y bajo consumo son el resultado de varias mejoras tecnológicas:

     

    • La fricción entre los componentes de la caja de cambios se ha reducido.
    • El motor y el software de la caja de cambios se han modificado.
    • El sistema Start/Stop detiene el motor diésel cuando el vehículo sigue en movimiento (por debajo de 5 km/h).
    • Todos los sistemas eléctricos se han optimizado para generar un menor consumo de energía.

     

    Motor de gasolina T3 por debajo de 140 g/km

     

    El programa DRIVe Towards Zero de Volvo Car Corporation también incluye mejoras de los motores de gasolina. Optimizando el motor T3 de gasolina, 1,6 litros y cuatro cilindros (150 CV), disponible en el Volvo S60 y V60, los expertos en motores han conseguido reducir el consumo de combustible hasta 5,8 l/100 km en el S60. Esto corresponde a unas emisiones de C02 de 135 g/km.

     

    Las cifras para el motor T3 de inyección directa combinado con  transmisión automática Powershift en un Volvo S60 son de 7,1 l/100 km y 164 g/km.

     

    "Mantener las emisiones de CO2 por debajo de 140 gramos es esencial porque es un nivel utilizado por muchos clientes de flotas.

     

    En la versión T3 lo hemos conseguido gracias a varias pequeñas mejoras pero significativas. También hemos optimizado los engranajes de la caja de cambios para conseguir la máxima eficiencia del combustible sin perder características del motor", declara Peter Mertens.

     

    Líder europeo en reducción de CO2

     

    Según el análisis presentado por la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente (T&E), Volvo Car Corporation ocupa la posición de liderazgo entre los fabricantes europeos de vehículos cuando se trata de reducir las emisiones de dióxido de carbono.

     

    Volvo Car Corporation superó a los ocho principales fabricantes de vehículos europeos en 2010 al reducir las emisiones generales de CO2 más de un 9 %.

     

    "Este excelente resultado es consecuencia del programa medioambiental de Volvo "DRIVe Towards Zero". Un tercio de nuestro presupuesto de investigación está destinado a la reducción de las emisiones de CO2. Nuestra próxima nueva gama de motores VEA (Volvo Environmental Architecture) garantizará que continuamos superando a nuestros mejores competidores cuando se trata de ahorro de cosumo de combustible", señala Peter Mertens.

    Volvo Car Corporation presenta los diésel DRIVe automáticos con el mismo consumo de combustible que las versiones manuales.
    Atrás