top-image

Experiencia Volvo

Entorno

Tableros de instrumentos, hebillas de los cinturones de seguridad... Los motores no son los únicos que producen emisiones. Por eso los vehículos Volvo no contienen ciertos materiales que provocan alergias o desprenden toxinas. Tenemos filtros de alérgenos y filtros de contaminación que controlan la cantidad de pólenes, toxinas y gases que entran en el habitáculo.

Los vehículos Volvo también eliminan del 95% al 99% de sus emisiones de monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno e hidrocarburos. En 1991 nuestro taller de pintura de Torslanda fue declarado el más limpio del mundo. En 1974 Volvo creó el catalizador por oxidación, el precursor de las unidades actuales.