Estilo de vida

Descubre Dinamarca en bicicleta

En Dinamarca hay más de 12.000 kilómetros de carril bici que serpentean suavemente a través de un paisaje ondulado y revelan un país de impresionante belleza. Todo lo que necesitas para llegar hasta allí es tu Volvo y un buen soporte para bicicletas. El resto depende de ti.

Trayéndote la aventura

 

Ver más accesorios

Aventuras sobre dos ruedas

Con su paisaje suavemente ondulado y una cultura ciclista arraigada, Dinamarca es el paraíso de aquellos que prefieren ir en busca de aventuras sobre dos ruedas.

Increíblemente, nueve de cada diez daneses poseen una bici. Tan pronto como llegas a Dinamarca, la pasión del danés por el ciclismo es claramente evidente. En total, hay más de 12.000 kilómetros de carril bici protegidos que serpentean a través del paisaje, permitiéndote descubrir un mundo de impresionante belleza y encanto.

No importa en qué punto de Dinamarca te encuentres, nunca estás a más de 55 kilómetros de distancia de la costa. Esta permanente proximidad al mar ha creado una atmósfera única donde la calma maravillosa de la naturaleza y el encanto cultural de la ciudad parecen coexistir sin esfuerzo. Y si se trata de buscar placeres culturales, entonces la capital de Copenhague te ofrece más de 450 kilómetros de carril bici para ayudarte a experimentar todo lo que tiene que ofrecerte.

 

Precioso, precioso Copenhague

Copenhague es una ciudad vibrante y joven con una larga y distinguida historia que tiene algo para todos. Dinamarca tiene 5,5 millones de habitantes y casi un cuarto de millón de ellos viven en Copenhague. Es una ciudad que se caracteriza por una arquitectura impresionante, una vida nocturna emocionante y una cocina a nivel mundial. Detrás de los edificios históricos de la ciudad, las callejuelas laterales y los preciosos jardines, hay un mundo moderno de diseño y de compras listo para ser descubierto.

Durante la década de 1950, los diseñadores de muebles como Arne Jacobsen, Hans Wegner, y Børge Mogensen mostraron al mundo el apasionante diseño danés. Hoy en día, el diseño danés es reconocido y respetado en todo el mundo, y su influencia se puede ver en  boutiques de prestigio, hoteles y museos de la ciudad. Para los amantes de la moda, Copenhague es el hogar de los diseñadores de fama mundial de ropa cuyas tiendas de marca se pueden encontrar en Strøget (una de las calles comerciales más largas de Europa), así como un montón de nuevos talentos locales de diseño, que están a la espera de ser descubierto en los distritos Vesterbro y Nørrebro de la ciudad. Nørrebro es también el hogar de varios acogedores cafés en donde se puede relajar y recuperar la energía antes de volver a la bicicleta y dirigirse a visitar el excelente Museo Danés de Arte y Diseño que se encuentra en Kongens Nytorv.

 

1/2

Cena como un danés

La experiencia culinaria danesa se compone de platos locales a base de recursos naturales recogidos directamente de la despensa nórdica. No hay que asombrarse que estos platos locales hayan ganado una atención internacional. Por ello, si eres aficionado a la detallista cocina escandinava, toma tu bicicleta y ve hasta el puerto de Christianshavn y prueba en el restaurante gourmet, Noma. Aquí podrás saborear platos sensacionales preparados usando ingredientes crudos, no sólo de Dinamarca, sino también de Islandia, Groenlandia y las Islas Feroe.

Para los vegetarianos, el Riz Raz localizado en Store Kannike Straede, sirve una lasaña que convertiría hasta al más fiero carnívoro. Mientras, si tienes la ilusión de una cena en un lugar único, Bang  & Jensen te servirá una fantástica comida preparada e inspirada en un ambiente de años 60, donde podrás disfrutar de la comodidad de una butaca de cine de terciopelo rojo.

Y si estás planeando estar unos días fuera, el First Hotel Twentyseven está decorado en estilo escandinavo para ayudarte a sumergirte aún más en la experiencia completa de diseño danés. ¿Así que a qué estás esperando? Sube a tu bici y vente a Copenhague.

¿Te encanta montar en bici?

Ve los portabicicletas de Volvo Cars