Medio Ambiente

El lugar más silencioso

En Volvo Cars, el paisaje sueco nos ha inspirado siempre. Como por ejemplo Muttos, un parque nacional situado en el extremo norte del país donde el extenso y sublime bosque prehistórico se abre a todo el mundo.

A más de 1300 kilómetros al norte de Gotemburgo, cuna de Volvo Cars, se encuentra el inmenso Parque Nacional de Muttos. Esta vasta extensión de bosque prehistórico y grandes humedales, a menudo denominado el lugar más silencioso de Suecia, queda muy lejos del bullicio y la animación de la gran ciudad industrial, tanto en sentido literal como metafórico. 

A pesar de la distancia, el bosque puede contarnos muchas cosas sobre la visión de Volvo Cars. Hace noventa años, los fundadores de la empresa fabricaron un vehículo que soportara el agreste paisaje y el riguroso clima sueco. Un vehículo que se encontrara igual de cómodo en los límites del bosque boreal como en una soleada carretera del litoral. 

 

Historia natural

Aunque a veces también se denomina Muddus, Muttos es el nombre que el pueblo autóctono Sami ha dado al parque. Ocupa parte de la región de Laponia en el norte de Suecia, es un lugar patrimonio de la humanidad y hogar de los rebaños de renos que han sido parte fundamental de la vida local durante siglos. Cuando no hay nieve, algunos pueblos Sami se trasladan al parque, trayendo con ellos más renos para que pasten. Pero Muttos es un enclave sublime en cualquier época del año, una zona prácticamente virgen famosa tanto por sus paisajes como por sus leyendas. Comprende 500 kilómetros cuadrados de taiga — la franja de bosque prehistórico que rodea la parte superior del globo — primorosamente conservada. En conjunto, la taiga es el segundo mayor ecosistema del planeta, solo superado por el océano. 

En Muttos se encuentra lo más bello del paisaje nórdico. Un paisaje jaspeado por cursos de agua y desfiladeros, cubierto por grandes marjales silenciosos y poblado de gigantescos pinos centenarios.  Como todo en la taiga, hay que tratarlo con cuidado y respeto. Normalmente, la taiga puede ser un lugar bastante peligroso si no vas preparado. Pero una de las cosas que hacen de Muttos un lugar especial es su accesibilidad. 

 

Acceso a la historia y la belleza

Los visitantes llegan a Muttos buscando silencio, belleza y naturaleza. Uno de los pinos del bosque está considerado el más antiguo de su especie en el mundo, con al menos siete siglos de antigüedad. Linces, lobos y lemmings son algunos de los animales que viven en la taiga, junto con los rebaños de renos de la comunidad local.

La gente también viene por el folklore y la historia. Hay tantas leyendas en torno a Muttos que en cada cabaña del parque hay una carpeta donde se recopilan. Los relatos van desde estampas históricas sobre la vida en el bosque hasta misterios y mitos. ¿Qué mejor inspiración que crear tus propias historias viajando allí?

 

Admisión

Las personas que cuidan del parque creen que esta zona tan espectacular debe ser accesible para todos. Unos cuantos senderos atraviesan la parte sur del parque, cerca de sus elementos más peculiares: las cabañas históricas, el pino centenario y los «campos de fuego» arrasados por los incendios.

Además allí se encuentra el Centro de visitantes Naturum Laponia, un magnífico punto de partida para las expediciones y para que los niños conozcan el bosque y participen en actividades como la observación de la naturaleza y de los renos. En 2018 se va a construir una nueva entrada al parque en Skájdde, adaptada para visitantes discapacitados. Hay incluso una ruta de esquí que atraviesa la cara norte del parque y permite disfrutar de una parte del paisaje que, en los meses más cálidos, está empantanada.

 

1/4

Allemansrätten

En Muttos hay cabañas de maderas abiertas al público pero, si están llenas, puedes plantar tu tienda en algunas zonas o solicitar una estancia en una casa del bosque. Tendrás que acarrear agua y cortar tu propia leña. Siempre que cuides tu entorno con sentido común no tirando basura, siendo respetuoso con los renos e intentando no molestar a las personas que viven allí, puedes dormir en medio del bosque. 

 

Este es el concepto sueco del «allemansrätten» o libertad para deambular. Un lugar en la naturaleza para que disfrutes, experimentes y respetes. Además, es una parte de la fuerza motriz de Volvo Cars. 

 

Dar libertad a la gente para que explore lo mejor que hay en el mundo, creando sus propias experiencias inolvidables. Al mismo tiempo, intentar conservar toda esta belleza para futuras generaciones. Aquí puedes encontrar más información sobre el parque nacional Muttos con datos sobre accesibilidad, equipo necesario, normas del parque e información detallada sobre cómo llegar.

 

Prepárate para la experiencia

Muttos es el destino perfecto para conducir tu Volvo. Así estarás seguro de llevar todo lo necesario.

 

Sensus Navigation

El acceso al parque nacional Muttos se hace por carretera: la autopista E45 que va desde Gotemburgo hasta Norrland pasa por el parque. También hay una carretera hasta la entrada de Skájdde, aunque el acceso puede resultar complicado en invierno. Llama a Laponiatjuottjudus en el número +46 (0)971-555 00 para informarte sobre las condiciones.

MÁS INFORMACIÓN SENSUS CONNECT

 

Puesta a punto de Volvo

Un vehículo puesto a punto hace la conducción más fácil y sostenible en los largos recorridos por entornos duros. Antes de emprender el viaje, reserva una puesta a punto para asegurarte de que tu vehículo esté preparado.

LOCALIZA TU CONCESIONARIO

Equipaje y carga

Si vas a visitar el parque, necesitarás llevar un equipo especial. Encuentra toda la gama de elegantes soluciones de equipaje y carga para tu vehículo en el catálogo digital de Accesorios.

DESCUBRE TODOS LOS ACCESORIOS VOLVO