1997-2013

C70 CABRIOLET/CONVERTIBLE

La historia de los descapotables Volvo es tan antigua como el propio vehículo. El primer Volvo, que data de 1927, fue un automóvil abierto, el ÖV4. En los años 30, distintos carroceros especializados independientes construyeron una serie de descapotables sobre diferentes chasis de Volvo. En 1956-57 se fabricó en una tirada muy limitada de 67 unidades el célebre Volvo Sport (P1900), la mayoría de los cuales se han conservado hasta nuestros días.

Muchos se quedaron sorprendidos en 1997 con el lanzamiento del C70 Convertible, por aquel entonces, con diferencia, el vehículo más exclusivo y costoso dotado de un emblema Volvo.

No obstante, el C70 Convertible no se limitó en absoluto a ser simplemente bello. En primer lugar, se trataba de un apasionante vehículo para los amantes de la conducción, que ofrecía prácticamente las mismas prestaciones de agarre a la calzada que el C70 Coupé, a lo que se unía una velocidad máxima y una capacidad de aceleración muy superiores a las de la mayoría de los denominados "automóviles deportivos".

Volvo dudó durante mucho tiempo ante la perspectiva de fabricar un vehículo abierto, por motivos de seguridad. Pero gracias al ROPS, el novedoso sistema de protección antivuelcos de Volvo, se garantizaba la seguridad aun en caso de acabar bocabajo el vehículo, gracias a una barra antivuelco automática activada en caso de accidente.

El Volvo C70 Convertible fue concebido en primera instancia para el mercado norteamericano, pero el Volvo abierto no tardaría en ganar una enorme popularidad en otros mercados con un clima favorable para este tipo de vehículos.

Especificaciones técnicas

Modelo: Volvo C70 Cabriolet/Convertible

Producción: 1997-2013

Volumen: Producción en curso
Carrocería: Descapotable de 2 puertas
Motor de 5 cilindros en línea DOHC de 1.984, 2.319 y 2.435 cc.
Transmisión: 5 marchas manuales, 5 marchas automáticas.
Frenos: Hidráulicos, frenos de disco en todas las ruedas
Dimensiones: Longitud total: 472 cm. Distancia entre ejes: 266 cm