EN BUSCA DE UN LUGAR FELIZ

EL SUECO CURIOSO

Viajamos a Islandia y comenzamos la búsqueda de la felicidad.

Comprar un coche no te hará feliz. Esta declaración puede parecer extraña viniendo de una empresa fabricante de automóviles, pero es verdad. Lo que un coche te da, sin embargo, es la oportunidad de descubrir nuevos sitios, conocer gente nueva y experimentar la vida bajo tus propias reglas. Son estas experiencias, las memorias y los amigos que haces por el camino lo que te traerá la felicidad. Nuestros vehículos son solo una forma de ayudarte a encontrarlo. Nos montamos en uno de nuestros fiables XC90 y nos vamos a Islandia, donde comenzamos nuestra búsqueda de la felicidad. 

Entre los más felices del mundo

Hemos venido a Islandia buscando la felicidad. Para ayudarnos en nuestra búsqueda tenemos un XC90 totalmente equipado, un guía turístico y encuentros fijados con un profesor islandés y un filósofo sueco. Lo demás lo dejamos al destino. Pero lo primero es lo primero, ¿por qué Islandia? 
                                                                                                                     
Seguramente que cuando piensas en la felicidad, este pequeño país situado en el Atlántico norte, con su remota situación geográfica y su reputación de lluvioso, no es el primero que te viene a la cabeza. Es posible que sea un país frío y oscuro, pero durante años la gente de Islandia ha sido escogida como una de las más felices del mundo. Por lo tanto, empecemos nuestra búsqueda. ¡Subamos al XC90 y pongámonos rumbo a la felicidad!
                                                                           
El clima en Islandia cambia como... en fin, el tiempo. Durante el primer par de días hubo una estimulante mezcla de nieve, lluvia, granizo, viento y sol. El paisaje islandés parece estar continuamente cambiando - al igual que lo hace el concepto de felicidad. La idea de felicidad cambia dependiendo de con quién estés hablando y de dónde venga. En Suecia, que es normalmente calificado como uno de los países que goza de mayor satisfacción personal, la felicidad se suele definir por la calidad de vida, la tranquilidad del espíritu y el bienestar general. Pero, ¿cómo definen los islandeses la felicidad?       

Reyes de su pequeño reino

"La felicidad es un concepto difícil de definir y abierto a interpretaciones individuales", dice Óttar Guðmundsson, psiquiatra en el Kleppsspitali Psychiatric Hospital en Reykjavik. "Pero para la mayoría de nosotros, la felicidad es estar sano, vivir en una sociedad segura, cuidar de los nuestros y tener un propósito en la vida. El sentimiento de que tenemos un papel en la sociedad, y que lo que hacemos beneficia a otros, es lo que nos hace felices".
¿Pero qué hay sobre la población? ¿Juega un papel importante en la felicidad de un país? Según Óttar Guðmundsson, sí que lo hace. "Al ser pocos, nos vemos como los reyes de nuestro propio pequeño reino". ¿Quién no sería feliz al sentirse rey de vez en cuando? 
No hay posible discusión sobre el hecho de que, con poco más de 300.000 habitantes, Islandia tiene una población pequeña - hay incluso una aplicación llamada Islendinga-APP que te deja conocer si estas emparentado con una persona que acabas de conocer.  Parece que los países más felices del mundo tienen en común el hecho de tener una población relativamente pequeña, pero ya volveremos a eso.

Top del ranking de la felicidad

Según el anual World Happiness Report, que hace una lista de los países más felices del mundo, los habitantes de climas más ásperos han sido clasificados como los más felices en muchas ocasiones, mientras que los de las ciudades más soleadas del sur de Europa, como Italia y Portugal, aparecen como notoriamente desencantados con la vida. Obviamente, estos informes hay que tomarlos con cautela, pero suponen igualmente una interesante visión. Debo decir, sin embargo, que mientras cae la lluvia en el parabrisas de nuestro XC90 no me siento especialmente animado. Y al convertirse esta lluvia en granizo, no puedo evitar preguntarme si me sentiría más feliz en este momento si fuera islandés.  

En el World Happiness Report 2016, el país que apareció en el primer puesto fue en realidad el vecino de Islandia, Dinamarca. Suiza fue el segundo e Islandia obtuvo un respetable tercer puesto. Ahora es el momento de ver la relevancia de la población. Estos tres países con mejor clasificación son países pequeños, con relativa o muy pequeña población. ¿Podría estar de alguna forma relacionado con la felicidad?

En busca de una respuesta, contactamos con Bengt Brülde, un filósofo sueco e investigador de la felicidad. "No es una sorpresa que los islandeses se consideren felices", explica Brülde. "Esto es algo que tienen en común todos los países nórdicos. Somos ricos y democráticos, tenemos una gran confianza en nosotros mismos y en nuestras autoridades. Tenemos un alto grado de individualismo y excelentes oportunidades de vivir la vida que elegimos vivir. Estos son algunos de los diversos factores que contribuyen a la felicidad".

- ZLATANA, 28 AÑOS, SARAJEVO. VISITA ISLANDIA POR PRIMERA VEZ

Creo que son nuestras propias decisiones, tratar de ir por tu propio camino, lo que nos hace felices. Para mí, todo está relacionado con la libertad

"¿Eres feliz?"

No sólo tenemos diferentes interpretaciones culturales de la palabra "felicidad", los estudios revelan que la interpretación también varía dependiendo de la edad: las personas mayores miden la felicidad en términos de satisfacción en la vida, mientras que los más jóvenes lo definen más en términos de actividades estimulantes y sentimientos de euforia. Por supuesto, sólo hay una forma de medir la felicidad independientemente de dónde vengamos o cuántos años tengamos. Y es preguntar: "¿eres feliz?" Así que tomamos nuestro propio consejo y simplemente lo hacemos.

¿"Eres feliz"? preguntamos a Zlatana, una turista de 28 años que viene de Sarajevo y que está visitando Islandia por primera vez. "¡Sí!" nos contesta. Con sencillez. El país de Zlatana, Bosnia-Herzegovina, está situado en el puesto 87 del ranking de 2016 World Hapiness Report, y es un país muy diferente a Islandia en diversos aspectos. Pero ¿qué hace a Zaltana feliz? ¿Es lo mismo que provoca la sonrisa de los islandeses o es una cosa completamente diferente?" "Para mí, la felicidad es un estado mental. Un lugar en mí que solo puedo sentir si soy sincera conmigo misma" dice Zlatana.

No te preocupes, sé feliz

La felicidad se mide en función de las experiencias significativas y son estas experiencias las que nos pueden llevar a una vida más feliz. Queremos ayudarnos unos a otros, tener a alguien por quien preocuparnos, y considerar tanto nuestro papel en la sociedad y las vidas de otros como importantes. Igualmente, las experiencias significativas también influyen  en la idea actual que tenemos sobre el lujo - tanto en nuestros coches como en nuestra vida diaria. Volvo Cars ha publicado, de hecho, un informe llamado "La Evolución del Lujo".

"La Evolución del Lujo" nos cuenta como las personas nacidas en los 2000s, conocidos como "Millennials", no quieren simplemente conseguir más. En cambio, están buscando experiencias auténticas y significativas. El lujo hoy en día no se mide por las posesiones materiales, se basa en encontrar tiempo para nutrir nuestras relaciones y desarrollarnos como personas.

La felicidad está en nuestra naturaleza

Varios investigadores de la felicidad afirman que los humanos están programados para buscar la felicidad. Lo que nos hace felices es bueno para nosotros y nos ha ayudado a preservar nuestra especie. Ser feliz es parte de nuestra naturaleza. La mayoría de nosotros tenemos una fuerte y profunda energía interna, incluso a veces es necesaria cierta formación y orientación para que resurja y se desarrolle. Esta puede ser la razón por la que los habitantes de Islandia son tan felices. El país está lleno de paisajes asombrosos, como los glaciares, cascadas, géiseres y volcanes así como una rica fauna, como los elegantes caballos islandeses, abundantes pájaros o una vida marina única.

Por tanto, no se trata únicamente de posesiones. La felicidad y el bienestar no se pueden comprar. Es algo que tenemos que buscar y encontrar por nosotros mismos. Es un lujo moderno que viene de vivir bajo nuestras propias reglas. Una vida llena de aventuras y experiencias significativas. Esta es la verdadera ruta de la felicidad.

EL ARTE DE LA ARTESANÍA

VOLVO XC90