Volvo Cars completa en Colombia su portafolio de híbridos enchufables


El nuevo modelo XC40 híbrido enchufable se suma a un gran portafolio pensado para ser más amigable con el planeta, más seguro en las carreteras y la mejor opción para las personas

Con la llegada de la nueva XC40 a Colombia, Volvo demuestra que se la está jugando por la tecnología híbrida, pensando en un futuro más sostenible. El nuevo modelo llega a hacer parte del portafolio de vehículos híbridos que tiene el fabricante sueco en el país.

De acuerdo con Andrés Huérfano, Ingeniero de Servicio de Volvo Cars Colombia, los vehículos híbridos “son la combinación perfecta de dos mundos”: un motor de combustión interna (puede ser a gasolina o diésel) y otro de propulsión eléctrica, de manera que el carro puede ser impulsado por cualquiera de los dos motores.

Existen dos tipos de vehículos híbridos: enchufables y no enchufables. Aunque ambos cuentan con un motor de combustión interna y otro eléctrico, en el caso del modelo híbrido no enchufable, el motor de combustión es el que realiza la mayor parte del trabajo mientras se apoya en ocasiones del propulsor eléctrico que otorga menor potencia y pocos kilómetros de autonomía.

A diferencia de este sistema, los híbridos enchufables o PHEV de marcas como la sueca Volvo, permiten operar los dos motores de forma simultánea o escoger cuál de los dos usar, si el de combustión a gasolina o el 100% eléctrico, que genera cero emisiones y es una opción sostenible para manejar en la ciudad.

El portafolio híbrido de Volvo Cars en Colombia

Actualmente, Volvo es la 6uacute;nica marca de automóviles en el país que ofrece una versión híbrida en todos sus modelos y la nueva XC40, por supuesto, no será la excepción.

Volvo S60

El IntelliSafe Assist del S60 ofrece una experiencia de conducción personalizada que reduce el esfuerzo al volante para así disfrutar del placer de manejar este bello sedán. La elegancia escandinava, característica de Volvo, está magníficamente plasmada en este modelo. Su visión 360° simplifica tareas complejas como el estacionamiento y el Pilot Assist apoya al conductor en condiciones de tráfico intenso.

Volvo XC90

La SUV XC90 es el resultado de años de investigación e innovación en seguridad. Está hecha de acero al boro de resistencia ultra alta para proteger a los ocupantes del vehículo ante cualquier eventualidad. Además, cuenta con una tecnología de sensores y cámaras que identifica riesgos y evita colisiones, así como con un asistente en la vía que ayuda a mantener el carro en el centro del carril, a una velocidad y distancia seguras.

Volvo XC60

Este imponente modelo también tiene la tecnología City Safety que detecta obstáculos en la vía para evitar accidentes (incluso cuenta con un frenado automático), así como con un asistente de parqueo inteligente. Su pantalla táctil está diseñada para reducir las distracciones y que el conductor se pueda enfocar en el camino.

Volvo XC40

Además de su diseño versátil y juvenil, esta SUV compacta también tiene “un par de ojos adicionales” que identifica a otros vehículos, ciclistas, peatones y animales en el camino. Por su parte, el Lane Keeping Aid le ayuda al conductor a mantener el vehículo en su carril y su asistente de voz facilita la ejecución de cualquier tarea.

Una de las novedades más interesantes de la XC40 es su innovador sistema de carga inalámbrico, el cual la distingue de los demás modelos. Además, la interfaz de la versión eléctrica estará basada en el sistema operativo Android.

La totalidad de la flota es una gran apuesta de Volvo por la seguridad, pero también por la sostenibilidad. Cada uno de estos vehículos cuenta con una versión híbrida, en el caso del XC40, este modelo goza de una autonomía con el motor eléctrico de hasta 40 kilómetros, lo cual permite viajar con tranquilidad por la ciudad, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Más sostenible y más económico

Otra de las grandes ventajas de la tecnología híbrida de la flota de Volvo es la reducción del consumo de combustible, respecto a los vehículos que funcionan con combustibles fósiles, ya que el gasto de energía para la propulsión se distribuye entre el motor de combustión interna y el eléctrico.

“La idea con estas alternativas híbridas es poder devolverle al planeta un poco de lo que le hemos quitado”, comenta Andrés Huérfano. El objetivo de la compañía es que para el 2025 toda su línea de producción debe tener alguna combinación con un sistema eléctrico.