Cuidados

Tratamiento anticorrosión

Actualizado 7/23/2018

El automóvil fue sometido en fábrica a un tratamiento anticorrosión muy completo y riguroso. Algunas piezas de la carrocería son de chapa galvanizada. Los bajos del vehículo están protegidos por un agente anticorrosivo de gran resistencia contra el desgaste. En vigas, cavidades y secciones cerradas se ha inyectado un líquido antioxidante de poca densidad y penetrante.

Control y mantenimiento

La suciedad y la sal de la carretera pueden producir corrosión, por eso es importante mantener limpio el automóvil. Para conservar el tratamiento anticorrosión del automóvil, es necesario controlarlo periódicamente y, en ocasiones, hacer retoques.

En condiciones normales, la protección anticorrosión no requiere otro tratamiento posterior hasta después de aproximadamente 12 años. Pasado este tiempo, revise el automóvil cada tres años. Si el automóvil necesita otro tratamiento, recomendamos que solicite asistencia a un taller autorizado Volvo.


¿Ha sido de ayuda?