Control de velocidad constante adaptativo

Control de velocidad constante adaptativo* - asistencia en embotellamientos

Actualizado 7/23/2018

El Control de velocidad constante adaptativo(ACC – Adaptive Cruise Control) ayuda al conductor a mantener una velocidad uniforme y un intervalo de tiempo programado en relación con el vehículo que circula delante.

La asistencia en embotellamientos amplía la funcionalidad del control de velocidad constante adaptativo a velocidades por debajo de 30 km/h.

En automóviles con caja de cambios automática, el programador de velocidad adaptativo se completa con la función de asistencia en embotellamientos (denominada también "Queue Assist").

          

La asistencia en embotellamientos tiene las siguientes funciones:

  • Ampliación del intervalo de velocidad - también por debajo de 30 km/h y en parada
  • Cambio de vehículo detectado
  • Interrupción del frenado automático cuando el vehículo se detiene
  • Activación automática del freno de estacionamiento.

Observe que la velocidad mínima programable del control de velocidad constante adaptativo es de 30 km/h. Aunque el sistema tenga capacidad para mantener la distancia de seguridad incluso cuando el vehículo está parado, no es posible seleccionar o guardar en la memoria una velocidad inferior a 30 km/h.

Mayor intervalo de velocidad

Nota

Para poder conectar el control de velocidad constante adaptativo, la puerta del conductor debe estar cerrada y el conductor debe llevar puesto el cinturón de seguridad.

Con la caja de cambios automática, el control de velocidad constante adaptativo puede seguir a otro en un intervalo de 0 -200 km/h.

Nota

Para poder activar el control de velocidad adaptativo a una velocidad inferior a 30 km/h, debe haber un vehículo circulando por delante a una distancia razonable.

          

Cuando el vehículo avanza con mucha lentitud en embotellamientos o semáforos, la conducción se reanuda automáticamente tras breves paradas de como máximo 3 segundos. Si el automóvil que está delante tarda más en iniciar la marcha, el control de velocidad constante adaptativo se pone en modo de espera con frenado automático. Posteriormente, el conductor deberá conectarlo de nuevo de una de las siguientes maneras:

  • Pulse el botón del volante.

o

  • Pise el pedal del acelerador.
> Seguidamente, el control de velocidad constante adaptativo volverá a regular la distancia de seguridad.

Nota

La función de asistencia en embotellamientos puede retener el automóvil durante un máximo de 4 minutos. A continuación se accionará el freno de estacionamiento y se desconectará el control de velocidad constante adaptativo.

  • Antes de poder activar de nuevo el control de velocidad constante adaptativo debe liberarse el freno de estacionamiento.

Cambio de vehículo detectado

Si el automóvil que circula delante se desvía de repente, puede haber un vehículo parado más adelante.

Si el automóvil que circula delante se desvía de repente, puede haber un vehículo parado más adelante.

Cuando el control de velocidad constante adaptativo regula la distancia de seguridad con respecto a otro vehículo a menos de 30 km/h y detecta la presencia de un vehículo parado, el sistema frenará con relación al vehículo parado.

Advertencia

Cuando el control de velocidad constante adaptativo regula la distancia de seguridad a velocidades de más de 30 km/h y pasa de detectar un vehículo en movimiento a otro parado, el sistema ignorará el vehículo parado y seleccionará en lugar de ello la velocidad guardada en la memoria.

  • El conductor debe intervenir él mismo y frenar.

Modo de espera automático si cambia el vehículo detectado

          

El control de velocidad constante adaptativo se desconecta y pasa al modo de espera:

  • cuando la velocidad es inferior a 5 km/h y el control de velocidad constante adaptativo no puede determinar si el objeto detectado es un vehículo parado u otro objeto, por ejemplo, un badén.
  • cuando la velocidad es inferior a 5 km/h y el vehículo que circula delante gira a un lado, por lo que el control de velocidad constante adaptativo ya no necesita regular la distancia de seguridad.

Interrupción del frenado automático con el vehículo parado

En algunas situaciones, la asistencia en embotellamientos interrumpirá el frenado automático con vehículo parado: Ello significa que los frenos se desbloquean y que el vehículo podrá empezar a rodar - por lo tanto, el conductor debe intervenir y frenar por sí mismo para retener el automóvil.

          

El sistema de asistencia en embotellamientos dejará de frenar y pondrá el control de velocidad adaptativo en modo de espera en las situaciones siguientes:

  • el conductor pone el pie sobre el pedal de freno
  • se aplica el freno de estacionamiento
  • el selector de marcha se pone en la posición P, N o R
  • el conductor pone el control de velocidad constante adaptativo en modo de espera.

Activación automática del freno de estacionamiento

En algunas situaciones, la asistencia en embotellamientos accionará el freno de estacionamiento para mantener parado el vehículo.

          

Esto sucede si:

  • el conductor abre la puerta o se quita el cinturón de seguridad
  • el ESC se cambia del modo Normal al modo Sport
  • La asistencia en embotellamientos ha mantenido parado el automóvil durante más de 4 minutos
  • se apaga el motor
  • se recalientan los frenos.

¿Ha sido de ayuda?