Control de velocidad constante

Sensor de radar - limitaciones

Actualizado 7/23/2018

El sensor de radar tiene algunas limitaciones debidas, entre otras cosas, a su reducido campo visual.

La capacidad del control de velocidad constante adaptativo para detectar el vehículo que circula delante se reduce considerablemente si:

  • la velocidad del vehículo que circula delante es muy diferente a la del propio automóvil
  • se obstruye el sensor de radar, por ejemplo, en caso de lluvia intensa o si se acumula nieve u otros objetos delante del sensor.

Nota

Mantenga limpia la superficie situada delante del sensor de radar. Véase la sección titulada "Mantenimiento".

Campo visual

El sensor de radar tiene un campo visual limitado. En algunas situaciones, el sistema no detecta un vehículo o lo detecta más tarde de lo previsto.

Campo de visión del ACC.

Campo de visión del ACC.

En ocasiones, el sensor de radar puede tardar en detectar vehículos a poca distancia, por ejemplo, un vehículo que se coloca entre su automóvil y el vehículo que circula delante.
Los vehículos pequeños, por ejemplo motos, o los vehículos que no circulan en el centro del carril, pueden no ser detectados.
En curvas, el sensor de radar puede detectar un vehículo incorrecto o perder el contacto con un vehículo detectado.

Advertencia

El conductor debe estar siempre atento a las condiciones del tráfico e intervenir cuando el control de velocidad constante adaptativo no mantiene una velocidad o una distancia de seguridad apropiadas.

El control de velocidad constante adaptativo no está preparado para todas las condiciones viales y meteorológicas.

Lea todos los apartados del manual de propietario relacionados con el programador de velocidad adaptativo para estar al tanto de sus limitaciones, que el conductor deberá conocer antes de utilizarlo.

El conductor es siempre responsable de que la distancia de seguridad y la velocidad sean adecuadas, incluso cuando se utiliza el control de velocidad constante adaptativo.

Advertencia

No pueden montarse delante de la rejilla ningún accesorio u otro objeto como, por ejemplo, luces adicionales.

Advertencia

El control de velocidad constante adaptativo no es un sistema previsto para evitar una colisión. El conductor debe intervenir si el sistema no detecta el vehículo delante.

El control de velocidad constante adaptativo no detecta personas o animales ni tampoco pequeños vehículos como bicicletas y ciclomotores. Tampoco vehículos y objetos parados, lentos o que circulan en sentido contrario.

No utilice el control de velocidad constante adaptativo en situaciones como tráfico urbano, embotellamientos, cruces, calzadas resbaladizas, mucha agua y nieve en la calzada, lluvia y nevada intensa, mala visibilidad, carreteras sinuosas o entradas y salidas de autopista.


¿Ha sido de ayuda?