Neumáticos

Control de la presión de neumáticos (TPMS)* - recomendaciones

Actualizado 7/23/2018

El sistema de control de la presión de neumáticos TPMS (Tyre Pressure Monitoring System)* avisa al conductor cuando la presión de uno o varios neumáticos del automóvil es demasiado baja.

  • Volvo recomienda que se monten sensores TPMS en todas las ruedas del automóvil, también en las de invierno.
  • Volvo no recomienda cambiar los sensores entre diferentes ruedas.
  • La rueda de repuesto no está equipada con sensor TPMS.
  • Si se utiliza la rueda de repuesto o una rueda sin sensor TPMS, aparecerá en el cuadro de instrumentos el mensaje de error Sistema de presión de los neumáticos Revisión necesaria.
  • Si se modifica una rueda o el sensor TPMS se cambia a otra rueda, debe cambiarse la junta, la rosca y la válvula.
  • Cuando se instala un sensor TPMS, el automóvil debe estar parado un mínimo de 15 minutos. De lo contrario, se mostrará un mensaje de error en el cuadro de instrumentos.

Advertencia

Cuando se infla un neumático provisto de sistema TPMS, mantenga la boquilla de inflado en sentido recto para no dañar la válvula.

Nota

  • Después de haber inflado un neumático, vuelva a poner siempre el tapón de la válvula para evitar daños causados por la arena, la suciedad, etc.
  • Utilice solamente tapones de plástico. Los tapones de metal pueden oxidarse y ser difíciles de abrir.

Nota

Si desea utilizar neumáticos de otras dimensiones, será necesario reconfigurar el sistema TPMS. Para más información, póngase en contacto con un concesionario Volvo.


¿Ha sido de ayuda?