Neumáticos

Neumáticos - cuidados

Actualizado 7/23/2018

La función de los neumáticos es soportar carga, adherirse a la calzada, amortiguar las vibraciones y proteger la rueda contra el desgaste.

Características de conducción

Los neumáticos tienen una gran importancia para las características de conducción del automóvil. El tipo de neumático, las dimensiones, la presión y la clase de velocidad son factores importantes que influyen en el comportamiento del vehículo.

Edad del neumático

Todos los neumáticos de más de 6 años deben ser revisados por personal competente aunque no parezcan estar dañados. Los neumáticos envejecen y se descomponen aunque se utilicen muy poco o nunca. Esto puede influir en la función. Es válido para todos los neumáticos guardados para utilizarse en el futuro. Ejemplos de signos externos que indican que un neumático no es adecuado para su uso, son la formación de grietas o manchas.

Neumáticos nuevos

Los neumáticos son un producto perecedero. Al cabo de algunos años comienzan a endurecerse y, al mismo tiempo, van perdiendo sucesivamente sus propiedades de fricción. Trate por tanto de adquirir neumáticos que sean tan nuevos como sea posible al cambiarlos. Esto es especialmente importante cuando se trata de neumáticos de invierno. Las últimas cifras del código indican la semana y el año de fabricación. Ésta es la marca DOT (Department of Transportation) del neumático y se indica con cuatro cifras, por ejemplo 1510. El neumático de la figura fue fabricado la semana 15 del año 2010.

Ruedas de verano e invierno

Al cambiar las ruedas de verano por las de invierno y viceversa, marque en las ruedas el lado en el que estaban montadas, por ejemplo, I por izquierda y D por derecha.

Desgaste y mantenimiento

La presión de neumáticos correcta, da un desgaste más uniforme. La técnica de conducción, el clima y el estado de las carreteras son factores que influyen en el envejecimiento y el desgaste de los neumáticos.

Para evitar diferencias en la profundidad del dibujo e impedir que se produzcan desgastes, las ruedas delanteras y traseras pueden cambiarse de posición. Conviene cambiar los neumáticos la primera vez después de aproximadamente 5000 km y después a intervalos de 10000 km.

Volvo recomienda que se ponga en contacto con un taller autorizado Volvo si no está seguro de la profundidad del dibujo. Si ya se ha producido una diferencia notable en el desgaste (> 1 mm en la profundidad del dibujo) de los neumáticos, los neumáticos menos gastados deben ir siempre detrás. El derrape de las ruedas delanteras es normalmente más fácil de compensar que el de las ruedas traseras y hace que el vehículo siga recto en lugar de que el puente trasero se deslice lateralmente y ocasione quizás una pérdida total del control del vehículo. Por eso es importante impedir que las ruedas traseras pierdan la adherencia a la calzada.

Advertencia

Un neumático dañado puede hacer perder el control sobre el automóvil.

Almacenamiento

Las ruedas con neumáticos deben guardarse tumbadas o colgadas, no levantadas.


¿Ha sido de ayuda?