Neumáticos

Control de la presión de neumáticos (TPMS)* - estado

Actualizado 7/23/2018

El sistema de control de la presión de neumáticos TPMS (Tyre Pressure Monitoring System)* avisa al conductor cuando la presión de uno o varios neumáticos del automóvil es demasiado baja.

Estado del sistema y de los neumáticos

          

El estado del sistema y de los neumáticos puede controlarse, véase MY CAR.

Seleccione el sistema de menús MY CAR para abrir los menús de control de la presión de los neumáticos.

Seleccione Presión de los neumáticos.

El estado se indica con un código de colores de la siguiente manera:

  • Verde: el sistema funciona de forma normal y la presión de todos los neumáticos está ligeramente por encima del nivel recomendado.
  • Rueda amarilla: la presión del neumático correspondiente es baja.
  • Rueda roja: la presión del neumático correspondiente es muy baja.
  • Todos los neumáticos de color gris: el sistema no está disponible en ese momento. Puede ser necesario circular con el automóvil durante unos minutos a más de 30 km/h para activar el sistema.
  • Todos los neumáticos de color gris y el mensaje Sistema de presión de los neumáticos Revisión necesaria: ha surgido un error en el sistema. Contacte con un concesionario Volvo o un taller.

Borrar mensajes de advertencia

Si se muestra un mensaje de presión de neumáticos y se enciende la luz de advertencia TPMS:

Compruebe la presión de los neumáticos indicados con un medidor.

Ajuste la presión de los neumáticos según la etiqueta de presión de neumáticos situado en el montante de la puerta del conductor (entre la puerta delantera y la puerta trasera).

En algunos casos, puede ser necesario circular con el automóvil durante unos minutos a más de 30 km/h para que se borre el texto de advertencia. En ese caso, se apaga también la luz de advertencia TPMS.

Nota

  • La presión del sistema TPMS se compensa en función de la temperatura del neumático y la temperatura exterior. Por tanto, la presión de los neumáticos puede diferenciarse ligeramente de las presiones recomendadas que se indican en la placa de presiones de neumáticos en el montante de la puerta del conductor (entre la puerta delantera y trasera). Por eso puede ser necesario a veces inflar los neumáticos a una presión algo superior para eliminar un mensaje de baja presión de los neumáticos.
  • Para evitar que la presión de los neumáticos sea incorrecta, esta debe comprobarse cuando los neumáticos están fríos. Los neumáticos se consideran fríos cuando tienen la misma temperatura que la temperatura ambiente (aproximadamente 3 horas después de haber conducido el vehículo). Después de circular unos kilómetros, los neumáticos se calientan y la presión sube.

Advertencia

  • Cuando la presión de los neumáticos es incorrecta, uno de los neumáticos puede sufrir una avería y provocar que el conductor pierda el control del vehículo.
  • El sistema no puede indicar con antelación daños repentinos de los neumáticos.

¿Ha sido de ayuda?