Limpieza exterior

Túnel de lavado

Actualizado 5/16/2022

Túnel de lavado

Es importante preparar el vehículo si va a lavarse en un túnel de autolavado. Siga atentamente las instrucciones sobre cómo gestionar el automóvil antes y durante el lavado.

Un túnel de autolavado ofrece una forma rápida y sencilla de limpiar el vehículo, pero no llega a todos los puntos del automóvil que precisan de limpieza periódica. Volvo recomienda suplementar la limpieza en el túnel de autolavado con un lavado manual.

Nota

Durante los primeros meses, evite limpiar en un túnel de autolavado un vehículo recién salido de fábrica. De este modo podrá consolidarse la pintura por completo.

Preparativos antes del lavado

En un autolavado donde el vehículo atraviesa un túnel, es importante apagar las funciones que impiden que ruede libremente.

  • Asegure o retire las piezas exteriores sobresalientes, tales como luces auxiliares y antenas montadas a posteriori.
  • Asegúrese de apagar la función de sensor de lluvia automático. Los limpiaparabrisas deben estar apagados durante todo el lavado para evitar posibles daños.
  • Desconecte la función de freno automático en detención con el botón de la consola del túnel.
  • Desactive la función de activación automática del freno de estacionamiento dentro de los ajustes de la pantalla central.

Durante el lavado

Importante

Mantenga cerradas las ventanillas, puertas y portón trasero del automóvil durante todo el lavado.

Si el automóvil integra activación y desactivación del cierre sin llave*:

Saque la llave y guárdela abierta en la parte delantera del automóvil durante el lavado. De este modo se reduce al mínimo el riesgo de apertura accidental del portón trasero al presionar un botón, o que la llave se detecte incorrectamente fuera del vehículo.

Lleve el vehículo hasta el túnel de autolavado y deténgase en el lugar especificado.

Seleccione la posición de cambio N.

Sitúe el automóvil en modo de encendido 0 manteniendo pulsado unos segundos el botón de arranque.

El motor se apaga y el automóvil podrá rodar libremente.

El automóvil atraviesa el túnel de autolavado.

Mantenga el cinturón de seguridad abrochado durante todo el proceso de lavado.

No olvide restablecer los ajustes realizados antes del lavado.

Después del lavado

Tras haber mojado los forros del freno, pise suave y brevemente el pedal del freno mientras conduce. La fricción calentará los frenos, lo que permite un secado más rápido y reduce el riesgo de corrosión.

Advertencia

Después del lavado, pruebe siempre tanto el freno de servicio como el de estacionamiento para asegurarse de su correcto funcionamiento.


¿Ha sido de ayuda?