Volvo C40 Recharge

Desde $58,750

Volvo C40 Recharge

Desde $58,750

Desde $58,750

El diseño de lo que está por venir

C40 Recharge

+200millas

de autonomía

4.7s

0-60 mph

100%

sin cuero

Google

integrado

* Las cifras se basan en datos del WLTP obtenidos en condiciones de prueba específicas. La autonomía de conducción real y el consumo de energía alcanzados en condiciones reales variarán dependiendo del comportamiento de conducción y otros factores externos. Estas cifras son preliminares, la certificación final del vehículo está pendiente.

La primera impresión es la que cuenta.

Un Volvo C40 Recharge estacionado en una habitación azul oscura junto a una estación de carga.
El contorno estilizado en contraste con el techo crea un perfil sorprendente.

Las luces Pixel no encandilan a otros conductores.

Primer plano de las luces Pixel de los faros delanteros del C40 Recharge.
La decoración retroiluminada aporta un toque contemporáneo a la cabina.

La conexión ideal entre tú y tu automóvil eléctrico.

El futuro ya llegó

El C40 Recharge es una expresión de nuestro deseo de cambiar las percepciones, y esperamos que se convierta en un catalizador para opciones más sostenibles en cuanto a movilidad personal.

Experimenta el cambio

Tanto en la ciudad como en la carretera, la conducción con un pedal único brinda un control cómodo que, junto a la aceleración suave y receptiva, permite que el C40 Recharge ofrezca una experiencia estimulante.

Google integrado

Google Assistant, Google Maps y Google Play están integrados a la perfección para brindar una experiencia de conducción con conexiones fluidas y útiles incomparables. Solo tienes que decir “Ok Google” para comenzar a navegar.

El C40 Recharge es el primer modelo de Volvo diseñado sin ningún tipo de cuero en su interior, incluidos el volante, la palanca de cambios y la tapicería. Creemos que esto representa una interpretación nueva y más respetuosa del lujo y de cómo combinar los materiales en el diseño de automóviles.

Tablero de instrumentos con decoración y pantalla central de visualización en el Volvo C40 Recharge.

Fjord Blue metalizado

¿Qué quieres saber acerca del C40 Recharge?

Puedes reservar el C40 Recharge hoy mismo, y nos comunicaremos contigo cuando llegue el momento de armar y personalizar tu vehículo para realizar un pedido de producción.

Sí. Puedes iniciar tu pedido hoy mismo completando la sección “Reserva tu automóvil”.

Más adelante, daremos más detalles sobre las opciones de compra.

Sí.

¡Así es! El interior del automóvil no contiene ningún tipo de cuero.

El C40 Recharge totalmente eléctrico cuenta con Google Maps, Google Assistant y Google Play integrados.

Una batería con carga completa te brinda una autonomía proyectada de hasta 261 millas* en conducción mixta antes de que necesites recargarla. Pero tu autonomía real puede verse afectada por tu estilo de conducción y por otras circunstancias, como la temperatura exterior, el clima, el viento, la topografía y el estado del camino. Otros factores que afectan la autonomía incluyen la cantidad de electricidad que utilizas para las funciones del automóvil, tales como la calefacción y el aire acondicionado, o el uso de la función de conducción con un único pedal.

* Las cifras se basan en datos del WLTP obtenidos en condiciones de prueba específicas. La autonomía de conducción real y el consumo de energía alcanzados en condiciones reales variarán dependiendo del comportamiento de conducción y otros factores externos. Estas cifras son preliminares, la certificación final del vehículo está pendiente.

El C40 Recharge se adapta perfectamente a una conducción cómoda de larga distancia. Y la autonomía proyectada de la batería de más de 200 millas** te permite hacerlo sin tener que preocuparte por la recarga. Si necesitas cargar la batería durante el viaje, puedes hacerlo en una estación de carga de CA o en una estación de carga rápida de CC. En una estación de carga rápida de 150 kW de CC, es posible cargar la batería de 10 % a 80 % en aproximadamente 37 minutos (o alrededor de 80 a 100 km de autonomía en 10 minutos), con tiempo suficiente para descansar o comer algo durante el viaje. * Las cifras se basan en datos del WLTP obtenidos en condiciones de prueba específicas. La autonomía de conducción real y el consumo de energía alcanzados en condiciones reales variarán dependiendo del comportamiento de conducción y otros factores externos. Estas cifras son preliminares, la certificación final del vehículo está pendiente.

Encontrarás la carga más rápida en una estación de carga rápida de CC a lo largo del camino. Para lograr la carga más rápida posible, recomendamos limitar el nivel de carga del automóvil al 80 %. De esta manera, es posible establecer tiempos de carga cortos, ya que el último 20 % de la carga demora más tiempo. Por lo tanto, cargar la batería de 10 % a 80 % con un cargador rápido de CC de 150 kW demora tan solo unos 37 minutos. Sin embargo, si es necesario para llegar a destino o a la siguiente estación de carga, puedes optar por cargar la batería hasta un 100 % mediante la configuración de la pantalla central del automóvil.

Ten en cuenta que los tiempos de carga variarán y dependen de factores como la temperatura exterior, la temperatura actual de la batería, el equipo de carga, el estado de la batería y el estado del automóvil.

El tiempo de carga depende del equipo de carga que utilices y de la instalación eléctrica de tu hogar. Para una carga habitual en casa, recomendamos un cargador doméstico de nivel 2 con 50 amperios de potencia de un circuito monofásico exclusivo de 240 voltios, con un disyuntor de dos polos con un mínimo de 70 amperios (o un circuito de 60 amperios con una carga máxima de 48 amperios). Esta instalación puede proporcionarte un tiempo de carga de aproximadamente 8 horas (de 0 % a 100 %) o unas 25 millas de autonomía por hora. Cuando cargues la batería en estaciones fuera de tu casa, lo más probable es que completes la carga de la batería durante períodos más breves, por ejemplo, del 40 % al 80 % (la CA de 11 kW otorga alrededor de 25 millas de autonomía por hora). Y en viajes más largos, puedes cargar el automóvil en estaciones de CC de carga rápida. En una estación de carga de CC de 150 kW, puedes cargar la batería de 10 % a 80 % en aproximadamente 37 minutos (o alrededor de 50 a 60 millas de autonomía en 10 minutos). El tiempo justo para descansar y comer. El cable de carga doméstico estándar con dos conectores comunes es un cable de carga de modo dual de nivel 2, de aproximadamente 14 pies (4.5 metros) de largo, con una potencia de carga de 240 voltios y 40 amperios. La carga del automóvil se controla mediante una comunicación bidireccional entre el automóvil y la caja de control. Cuando el cable está conectado al automóvil, se realizan diagnósticos de autoevaluación para garantizar que el cable esté correctamente conectado y que el automóvil esté listo para recibir energía antes de que se inicie la carga. La caja de control está integrada en el cable de carga y se conecta a un tomacorriente común. El cable viene con un adaptador para habilitar la carga de nivel 1 y nivel 2. El adaptador de carga de nivel 1 se ajusta al tomacorriente de pared común de 120 voltios y 3 clavijas (NEMA 5-15R) con 12 amperios de corriente. Estas tomas no suministran suficiente corriente como para ofrecer niveles de tasa de carga adecuados y están pensadas para “completar” la carga cuando se viaja a visitar a amigos o familiares. Cargar una batería vacía al 100 % con este cable demora entre 50 y 72 horas, a una velocidad de carga de aproximadamente 1.4 kW o 5 millas de autonomía por hora.Nota: Los tiempos de carga variarán y dependen de factores como la capacidad eléctrica del lugar, la temperatura exterior, la temperatura actual de la batería, el equipo de carga, el estado de la batería y el estado del automóvil.

El cable de carga doméstico estándar con dos conectores comunes es un cable de carga de modo dual de nivel 2, de aproximadamente 14 pies de largo (4.5 metros), con una potencia de carga de 240 voltios y 40 amperios. Esta es la potencia cuando el cable se conecta a un enchufe NEMA 14-50 de 50 amperios correctamente instalado, conectado a un panel eléctrico que admite un circuito exclusivo de 240 voltios con disyuntores de dos polos sin interruptor de circuito sin conexión a tierra (ground fault circuit interrupter, GFCI).

Para una carga mucho más rápida y cómoda en casa, recomendamos instalar un cargador doméstico monofásico de 240 voltios y 11 kW.

El costo de la electricidad varía según los requisitos locales, pero puede ser menor en comparación con el combustible. Reducir los costos de combustible es otra de las tantas razones para optar por un automóvil eléctrico. Y para que los costos sean aún menores, puedes programar que tu C40 Recharge totalmente eléctrico se cargue durante las horas de menor consumo, cuando los costos de electricidad son más bajos, generalmente durante la noche.

Volvo Cars ofrece una garantía de 8 años o 100,000 millas (160,000 kilómetros) para la batería, lo que ocurra primero, siempre que el automóvil y la batería se mantengan y se utilicen de acuerdo con nuestras recomendaciones.

Al igual que ocurre con cualquier otra pieza técnica del automóvil, tanto la batería como un módulo de esta pueden reemplazarse cuando sea necesario.

La batería representa 1,100 lb (500 kg) de peso adicional que se deben tener en cuenta en caso de colisión, tanto para los ocupantes del automóvil como para los demás vehículos. Además, la batería necesita una protección específica para evitar fugas perjudiciales después de una colisión. Nuestros ingenieros de seguridad han implementado una variedad de medidas de seguridad innovadoras en el diseño del C40 Recharge para sortear todas estas dificultades.

Los motores eléctricos están sellados de por vida y no requieren mantenimiento. Por lo tanto, en comparación con un automóvil con motor de combustión, el C40 Recharge totalmente eléctrico necesita mucho menos mantenimiento, lo que puede derivar en menores costos de funcionamiento.

Esta nueva tecnología, integrada en los faros delanteros, consiste en 84 luces LED Pixel en cada faro, que son útiles para evitar que otros conductores se encandilen y brinda una iluminación eficiente del camino por recorrer. Al quitar el seguro del automóvil, estos faros también emitirán una secuencia de luces de bienvenida junto con las luces LED de los faros traseros.

El diseño inteligente de la batería implica que todos los ocupantes tienen el mismo espacio que tendrían en un automóvil común, lo cual no compromete la versatilidad y proporciona soluciones de almacenamiento inteligentes. La capacidad del compartimento de carga trasero es de 14.5 pies cúbicos (413 litros), incluido el compartimento bajo el piso de carga. La batería ocupa el espacio que queda bajo el piso de carga, pero esta falta de espacio se compensa con el espacio del compartimento de carga frontal, ubicado debajo del capó, en el que puedes guardar los cables de carga y otros elementos que no necesitas tan a menudo, pero que conviene tener a mano cuando el compartimento de carga se llena.

Creemos que deberías poder conducir un automóvil eléctrico puro sin renunciar a la versatilidad cotidiana. Por eso, el C40 Recharge te permite remolcar hasta 1,800 kg.

A lo largo de la vida útil de un vehículo, la huella de carbono de un vehículo eléctrico puro (battery electric vehicle, BEV) es menor que la de un vehículo tradicional con motor de combustión interna (internal combustion engine, ICE). Sin embargo, la distancia que hay que recorrer para que un BEV genere menos emisiones de carbono que un ICE depende, en gran medida, de cómo se genere la electricidad que impulsa el vehículo. Si cargas tu BEV con energía eléctrica renovable, deberás conducir solo 49,000 km para alcanzar ese punto en comparación con los 110,000 km que deberías conducir si usaras electricidad generada a partir de la combinación de fuentes de electricidad promedio global. En la medida de lo posible, te recomendamos que utilices energía de fuentes renovables para cargar tu vehículo eléctrico.

Nos comprometemos a asumir con plena transparencia el impacto de carbono de nuestros vehículos eléctricos. Puedes consultar el análisis de vida útil (life cycle assessment, LCA) del C40 Recharge aquí.

Nos comprometemos con la transparencia y la trazabilidad completa de nuestra cadena de suministro de baterías, lo que garantiza a nuestros clientes que puedan conducir sus Volvos eléctricos sabiendo que las materias primas de sus baterías se han obtenido de forma responsable. Fuimos el primer fabricante de automóviles en implementar la tecnología blockchain (cadena de bloques) en toda nuestra cadena de suministro del cobalto. El blockchain, junto con la inspección en las minas, el seguimiento por GPS, el análisis de entrada y salida, los proveedores logísticos verificados, el reconocimiento facial, los controles de identidad y el rastreo temporal, contribuye con la trazabilidad del cobalto desde la mina hasta la fábrica de automóviles. Estamos comprometidos con el abastecimiento responsable de minerales y metales, y apoyamos plenamente la Guía de Debida Diligencia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para cadenas de suministro responsables de minerales en áreas de conflicto o de alto riesgo. Exigimos a nuestros proveedores de baterías que respeten plenamente este compromiso. El rendimiento de sostenibilidad es un concepto clave al momento de evaluar y seleccionar a nuestros proveedores. Supervisamos el rendimiento de nuestros proveedores actuales y hacemos un seguimiento mediante auditorías externas. También exigimos a nuestros proveedores de baterías que reduzcan al mínimo las emisiones de carbono durante los procesos de producción, lo que incluye usar energías renovables. Todos nuestros proveedores deben respetar el Código de Conducta para Socios Comerciales de Volvo Cars, que contempla el respeto a los derechos humanos, incluidos los derechos laborales.