Medio Ambiente

Calidad del aire en el coche

El equipo de pruebas de Calidad del Aire Interior de Volvo Cars está capacitado para ver las cosas que los demás mortales no podemos ver en el aire que nos rodea. Y a ellos les debemos el que cada vez que nos subimos a un Volvo es como si tomásemos una bocanada de aire fresco. 

 

KENNETH ANDERSON

1/3

Integración de los elementos

Dedica un momento a imaginar los elementos que componen el interior de tu Volvo. ¿Qué ves? Los asientos, el salpicadero, las alfombrillas del suelo, los portavasos, la guantera, botones, el sistema de climatización, etc. La lista es muy grande. Cada uno de estos elementos se ha diseñado específicamente para integrarse e interactuar en tu beneficio. Pero, ¿cómo son los materiales de los que están hechos?, ¿quién es el responsable de garantizar que esos elementos interactúan entre ellos para tu beneficio? La respuesta la tiene gente como Annelie Synnerdahl y Hanna Sundqvist.  

Annelie y Hanna llevan trabajando como ingenieras de análisis en Volvo Cars durante un total de 47 años entre las dos. Así que podríamos decir que algo saben sobre los mecanismos internos del aire que circula por el interior de tu Volvo. Ambas son responsables de analizar los materiales del interior de los vehículos Volvo para garantizar que no generen emisiones nocivas ni olores. Pero, ¿cómo lo hacen?, ¿cómo es un día normal en su trabajo para crear el entorno más limpio posible en el interior del vehículo? 

«Estamos todo el rato realizando muchas pruebas diferentes, así que no podemos decir que haya algo así como un "día normal" en nuestro trabajo», comenta Annelie. 

 

Durante las pruebas, Annelie y Hanna están presentes en todas las fases del proceso: desde las primeras etapas del desarrollo hasta el momento en el que el vehículo se certifica como «limpio» y queda listo para salir a la carretera.

 

«Lo probamos todo», explica Hanna. «Desde fragmentos minúsculos y piezas pequeñas, como los portavasos, las juntas o los botones, hasta las piezas más grandes y complejas, como las consolas o las alfombrillas del suelo. También realizamos pruebas completas del vehículo en plataformas de simulación solar y, algunas veces, en carretera». Pero, independientemente del tipo de pruebas que hagan, no concluyen su trabajo hasta que no han comprobado que el aire de la cabina es absolutamente limpio. 

 

«Con el tiempo, aprendes a reconocer el olor de algunos materiales, como el caucho y el cuero, e incluso detectas el olor de ciertas sustancias químicas». 

 

Hanna Sundqvist

Equipo de pruebas de Calidad del aire interior de Volvo Cars

Donde la ciencia se encuentra con los sentidos

Como ayuda para realizar las pruebas de sustancias nocivas, Annelie y Hanna combinan sus conocimientos especializados y su extremadamente desarrollado sentido del olfato con equipos de análisis en laboratorio. «Cuando hacemos pruebas con las alfombrillas del suelo, por ejemplo, introducimos la alfombrilla en una cámara de emisiones y la calentamos a una temperatura de 65 °C», explica Hanna. Las cámaras de emisiones sirven para detectar y calcular la concentración de sustancias no deseadas en los materiales. «Una vez transcurrido un determinado periodo de tiempo, tomamos una muestra del aire de la cámara. Si detectamos alguna sustancia volátil, la recogemos y la llevamos al laboratorio para realizar más pruebas». Es un proceso complejo y continuo que requiere mucha paciencia y atención a los detalles. 

Pero, ¿qué es lo que buscan exactamente Annelie y Hanna y cómo distinguen las sustancias nocivas de las inocuas? «Se sabe que algunas sustancias son especialmente nocivas. Así que, está claro que no queremos que haya ninguna traza de esas sustancias en nuestros vehículos», comenta Hanna. «Existen otras sustancias que son relativamente nocivas y que pueden causar igualmente dolores de cabeza o mareos si nos exponemos a altas concentraciones durante un tiempo. Por eso nos aseguramos de que los niveles de concentración estén siempre muy por debajo de lo exigido». Mantener el cumplimiento de las últimas leyes y normativas sobre los niveles de emisiones –tanto de las normas internacionales como de los estrictos requisitos impuestos internamente por Volvo Cars– es otra parte importante de su trabajo. 

 

Mejora de la visibilidad

Cuando se trata de seguridad al volante, una de las cosas más importantes que un Volvo puede aportarte es una clara visibilidad de todo lo que rodea al vehículo y, especialmente, de la carretera. Es algo que Annelie y Hanna siempre tienen en cuenta durante las pruebas. Por tanto, para asegurarse de que la visibilidad en un Volvo sea siempre perfecta, realizan exhaustivas pruebas de lo que ellas llaman «empañamiento». 

«El empañamiento se produce cuando algunos materiales del interior del vehículo reaccionan con el calor, sobre todo el de la luz del sol, y desprenden sustancias que forman condensación en las lunas y ventanas», explica Annelie. El empañamiento no solo puede reducir la visibilidad, sino que también es signo de otros peligros ocultos. «El empañamiento del parabrisas es también un signo de que hay sustancias en el aire que puede que no convenga respirar», explica Annelie. «De hecho, es frecuente el uso de ftalatos (sustancias que se añaden a los plásticos para aumentar su flexibilidad, resistencia y durabilidad), que son muy nocivos. No admitimos la presencia de ftalatos en los componentes de Volvo».

 

Conocidas como «el equipo del olfato»

Además de en la detección de sustancias nocivas, Annelie y Hanna también son expertas en detectar olores desagradables o innecesarios. Y su experiencia en este campo es la que les ha hecho ganarse el cariñoso apodo del «equipo del olfato». «Con el tiempo, aprendes a reconocer el olor de algunos materiales, como moquetas, caucho y cuero, e incluso detectas el olor de ciertas sustancias químicas», comenta Hanna. 

La presencia del olor, sin embargo, no significa necesariamente que exista un riesgo para la salud. «Algunas sustancias con fuertes olores son inocuas, mientras que hay otras extremadamente nocivas que son totalmente inodoras», explica Annelie. «Si un material huele mal, es muy interesante intentar descubrir cuál es la sustancia que genera ese olor». Pero, ¿quién decide si algo huele mal o bien? «El olor del coche es muy subjetivo», apunta Hanna. «Así que aceptamos un determinado nivel de olor. Pero nunca debe distraer al conductor ni tener un efecto negativo sobre la experiencia general de conducción». 

Hemos oído muchas veces cómo algunos olores pueden alterar nuestro estado de ánimo y afectar a nuestra forma de percibir las cosas. Como expertas, ¿qué opinan Annelie y Hanna de esto? «Estoy totalmente convencida de que el olor influye enormemente en nuestro bienestar, independientemente de donde estemos, no solo dentro de un coche», comenta Annelie. «Asociaciones, expectativas, incluso nuestro estado de ánimo puede verse influido por un determinado olor. Y por eso es tan importante que la calidad del aire interior se corresponda con la calidad general de nuestros vehículos». 

 

 

Corrección del problema

Como es de esperar, cuando se trabaja en un área tan importante y delicada, está claro que los niveles de control de calidad que debe satisfacer el equipo de pruebas de Calidad del aire interior son realmente altos. Por lo tanto, ¿qué ocurre cuando un producto no cumple los estrictos requisitos de Volvo Cars? «Algunas veces podemos cambiar los materiales o el proceso de fabricación para reducir las emisiones, pero otras veces tenemos que cambiar el diseño por completo. Si esto ocurre, tenemos que empezar todas las pruebas de nuevo». 

Suena a mucho trabajo, pero tanto Annalie como Hanna están de acuerdo en que es un trabajo gratificante, sobre todo cuando su contribución influye en un concepto o ayuda a dirigir un proyecto por un nuevo camino. 

 

Otro vehículo pasa la prueba

 

¿Qué nos depara el futuro?

A medida que aumentan los niveles de contaminación en todo el planeta, el trabajo que realizan expertos como los componentes del equipo de Calidad del aire interior de Volvo Cars será cada vez más importante y sus conocimientos más valiosos. Por lo tanto, ¿cuál es su opinión respecto a lo que nos depara el futuro en cuanto a la calidad del aire de nuestros vehículos? 

«Creemos que cada vez veremos más materiales reciclados y ligeros. Nuestra labor, sin embargo, es garantizar que en el interior de los vehículos Volvo solo se utilicen los mejores materiales».
Por lo tanto, la próxima vez que entres en tu coche, respira hondo y disfruta de uno de los lujos invisibles de la vida: aire fresco y limpio.