Diseño

El XC90 presenta… a la diseñadora sueca que fabrica bolsos a partir de cinturones de seguridad

Desde su estudio de Martha’s Vineyard, en Estados Unidos, la diseñadora sueca Stina Sayre se está haciendo un hueco en el mercado de la moda sostenible de alta calidad con productos tales como un bolso realizado con los materiales que se desechan al fabricar cinturones de seguridad. Nos habla de la permanente influencia que el diseño escandinavo ejerce en su trabajo.

TEXTO: IAN DICKSON | FOTOGRAFÍAS: ANDREW SHAYLOR

Bolso fabricado con restos de cinturones de seguridad

“Aprovechar un material que está pensado para una cosa y hacer con él otra distinta siempre me ha parecido fascinante”, explica Stina Sayre, una ex campeona de windsurf profesional convertida ahora en diseñadora de moda.

Nos encontramos en Stina, la tienda que lleva su nombre en el precioso pueblo de Vineyard Haven, situado en Martha’s Vineyard: una isla de Nueva Inglaterra utilizada desde hace décadas por presidentes, músicos, astros del deporte y estrellas de Hollywood como refugio veraniego.

Actualmente tiene en exposición una de sus últimas colecciones, un creativo bolso fabricado con restos de cinturones de seguridad. Stina no llama a este planteamiento “reciclado”, sino más bien “reutilización”. “Compro el material sobrante que, de otra forma, terminaría en la basura, y le doy un nuevo uso”.

Este mismo material le sirve también para crear cinturones, mientras que usa botellas de PELT recicladas para fabricar chaquetas de forro polar. “Siempre he tenido una gran conciencia social y medioambiental”, afirma Stina haciendo un guiño a su herencia sueca. “A los suecos nos gusta vivir al aire libre. Nos encanta la naturaleza. No vamos a destruir algo que nos causa tanto placer”.

Stina creció en la costa sur de Suecia y pasaba los veranos navegando y nadando en el mar, así que siente pasión por el océano y el medio ambiente. Su forma de interpretar el diseño escandinavo moderno es un perfecto reflejo de su sensibilidad sueca.

Su pasión por el diseño nació en Suecia, pero son Martha’s Vineyard y sus ricos residentes quienes se han beneficiado de su exclusiva moda escandinava: un diseño sostenible que se ha creado buscando la sencillez, la forma y la función.

“Procedo de una familia de artistas y diseñadores. Las simplicidad de líneas y la funcionalidad son muy importantes para nosotros”, afirma Stina. “Cualquier detalle de diseño que utilices debe tener su función. Si solo fuera bonito, perdería su valor”.

El estudio de Stina se encuentra en la trastienda de su boutique, lo que le permite estar en ambos lugares a la vez: en la tienda, hablando con sus clientes y conociendo sus necesidades, y en la parte de atrás, creando diseños y trabajando con sus costureras en las nuevas colecciones. Cada año, Stina crea dos colecciones de ropa y accesorios cuidadosamente elaborados, hechos de encargo y listos para llevar. “Te hacen sentir bien, fabulosa e invencible”, afirma Stina con una sonrisa. “Moda para mujeres poderosas”.

¿Cómo pasaste del windsurf al diseño de moda? “Una amiga mía en Suecia tenía una máquina de tejer y hacía jerséis, así que yo también me compré una”, declara Stina. Mientras recorría el mundo haciendo windsurf, Stina llevaba la máquina con ella y tejía jerséis en su tiempo libre. Después los vendía a sus amigos y competidores. Después, tras casarse con Nevin Sayre —un americano tres veces campeón del mundo de windsurf—, la pareja se estableció en Martha’s Vineyard. Desde entonces viven allí, en una antigua y hermosa casa de madera de Nueva Inglaterra con vistas al Océano Atlántico.

Después de años de intenso trabajo montando su tienda y su estudio en la isla, Stina se ha propuesto ahora mejorar el equilibrio entre su vida laboral y personal. “Estaba trabajando demasiado, así que he decidido dedicar a mi profesión cuatro horas al día. Mientras estoy aquí, doy el máximo. Pero después también me dejo tiempo para mí misma, porque si trabajas continuamente, al final pierdes la concentración”.

Esto significa que lo mismo puedes encontrar a Stina en una mesa de corte que en una tabla de “paddle surf” .

En 1959, Volvo Cars mostró al mundo por primera vez un cinturón de seguridad con tres puntos de anclaje. En 2019, nuestro nuevo XC90 llevará el sistema City Safety con ayuda a la dirección y adaptación de velocidad en las curvas. Esta es nuestra idea del lujo sueco moderno y sostenible.