Tecnología

Electrificando el rendimiento

La electrificación es el eje principal de la visión de Volvo Cars de combinar un rendimiento sin esfuerzo con una eficiencia increíble. El nuevo S60 T8 Twin Engine, un híbrido enchufable, es el siguiente paso: un vehículo que hoy ya está listo para el futuro.

POR LEO WILKINSON

El híbrido enchufable T8 Twin Engine ofrece equilibrio entre potencia y eficiencia

El futuro es eléctrico, y todos deberíamos esperarlo con ilusión. La electrificación permite aumentar la potencia de los vehículos y contribuye a reducir las emisiones de escape y la contaminación atmosférica. Es una fuente de energía más eficiente y sostenible. Por este motivo, Håkan Samuelsson, presidente y consejero delegado de Volvo Cars, anunció en 2017 que a partir de 2019 todos los nuevos vehículos Volvo llevarán un motor eléctrico. Y añadió que la marca lanzará cinco vehículos totalmente eléctricos entre 2019 y 2021 con el objetivo de poner en circulación un millón de vehículos Volvo híbridos o totalmente eléctricos para 2025. Fue un anuncio que apareció en los titulares de todo el mundo.

Y esta audaz visión ya se está haciendo realidad gracias a vehículos como el nuevo S60 T8 Twin Engine. Este sedán de conductor híbrido enchufable se basa en el éxito de las versiones T8 Twin Engine de los modelos XC60, S90, V90 y XC90. Ofrece un rendimiento muy potente pero, aun así, permite circular de un modo prácticamente silencioso con cero emisiones de escape.

Per-Arne Reinholdsson, director técnico de vehículos híbridos de Volvo Cars, señala que convertir la variante superior de sus vehículos de nueva generación en un híbrido enchufable ha sido un paso valiente y visionario que está justificado por todo lo que estos vehículos electrificados de alto rendimiento tienen que ofrecer. «Además de ser los modelos mejor equipados y más potentes de su categoría, los modelos T8 Twin Engine también son los más eficientes si se utilizan su capacidad de enchufables. Muestran el lado más vanguardista de Volvo Cars», comenta.

Al igual que todos los vehículos híbridos enchufables de nueva generación de Volvo Cars, el S60 T8 Twin Engine combina un motor de gasolina de cuatro cilindros con turbocompresor y supercompresor que acciona las ruedas delanteras con un potente motor eléctrico para las traseras. El resultado es un rendimiento sin esfuerzo y una respuesta enérgica y coherente al pisar el acelerador. «Podríamos decir que el T8 es el nuevo V8», señala Per-Arne. «Es un vehículo muy dinámico y ofrece un rendimiento equivalente».

 

«Si el ritmo apasionante es uno de los elementos con los que el S60 T8 Twin Engine redefine la experiencia de conducir, su capacidad de ofrecer desplazamientos tranquilos y prácticamente silenciosos es otro. «Es una experiencia de lujo», señala Per-Arne. «Puedes conducir por la ciudad solo con energía eléctrica y prácticamente sin ruido. El vehículo se convierte en un santuario en el que disfrutar de la calma».

El S60 T8 Twin Engine también revoluciona los desplazamientos cotidianos: su modo eléctrico puro basta para realizar el trayecto de ida y vuelta al trabajo con cero emisiones. Y es un vehículo que se adapta a distintas necesidades, ya que permite elegir entre los modos de conducción Pure, Power y Hybrid para que el conductor seleccione el más adecuado en función del viaje y las circunstancias. El modo All-Wheel Drive mejora la tracción en firmes resbaladizos, mientras que el modo Individual permite al conductor elegir su propia combinación de ajustes. «Este vehículo gira en torno a tres principios: potencia, control y rendimiento eficiente; la electrificación permite al conductor personalizar la experiencia a su medida. Lo coloca en el centro de todo», indica Per-Arne.

Como dice Per-Arne, la tecnología híbrida enchufable es la solución perfecta en el momento adecuado. «Es una excelente combinación de tecnologías nuevas y existentes. Realmente pone a tu alcance lo mejor de todo».

 «Si el ritmo apasionante es uno de los elementos con los que el S60 T8 Twin Engine redefine la experiencia de conducir, su capacidad de ofrecer desplazamientos tranquilos y prácticamente silenciosos es otro. «Es una experiencia de lujo», señala Per-Arne. «Puedes conducir por la ciudad solo con energía eléctrica y prácticamente sin ruido. El vehículo se convierte en un santuario en el que disfrutar de la calma».

El S60 T8 Twin Engine también revoluciona los desplazamientos cotidianos: su modo eléctrico puro basta para realizar el trayecto de ida y vuelta al trabajo con cero emisiones. Y es un vehículo que se adapta a distintas necesidades, ya que permite elegir entre los modos de conducción Pure, Power y Hybrid para que el conductor seleccione el más adecuado en función del viaje y las circunstancias. El modo All-Wheel Drive mejora la tracción en firmes resbaladizos, mientras que el modo Individual permite al conductor elegir su propia combinación de ajustes. «Este vehículo gira en torno a tres principios: potencia, control y rendimiento eficiente; la electrificación permite al conductor personalizar la experiencia a su medida. Lo coloca en el centro de todo», indica Per-Arne.

Como dice Per-Arne, la tecnología híbrida enchufable es la solución perfecta en el momento adecuado. «Es una excelente combinación de tecnologías nuevas y existentes. Realmente pone a tu alcance lo mejor de todo».

 «Si el ritmo apasionante es uno de los elementos con los que el S60 T8 Twin Engine redefine la experiencia de conducir, su capacidad de ofrecer desplazamientos tranquilos y prácticamente silenciosos es otro. «Es una experiencia de lujo», señala Per-Arne. «Puedes conducir por la ciudad solo con energía eléctrica y prácticamente sin ruido. El vehículo se convierte en un santuario en el que disfrutar de la calma».

El S60 T8 Twin Engine también revoluciona los desplazamientos cotidianos: su modo eléctrico puro basta para realizar el trayecto de ida y vuelta al trabajo con cero emisiones. Y es un vehículo que se adapta a distintas necesidades, ya que permite elegir entre los modos de conducción Pure, Power y Hybrid para que el conductor seleccione el más adecuado en función del viaje y las circunstancias. El modo All-Wheel Drive mejora la tracción en firmes resbaladizos, mientras que el modo Individual permite al conductor elegir su propia combinación de ajustes. «Este vehículo gira en torno a tres principios: potencia, control y rendimiento eficiente; la electrificación permite al conductor personalizar la experiencia a su medida. Lo coloca en el centro de todo», indica Per-Arne.

Como dice Per-Arne, la tecnología híbrida enchufable es la solución perfecta en el momento adecuado. «Es una excelente combinación de tecnologías nuevas y existentes. Realmente pone a tu alcance lo mejor de todo».