La nueva generación de modelos Volvo de conducción autónoma incorporará la tecnología NVIDIA DRIVE Orin

Volver
Noticias
Fecha: 12:00 AM, April 13 2021
NVidia Drive Orin

Volvo Cars amplía su colaboración con NVIDIA para utilizar la tecnología system-on-a-chip (SoC) NVIDIA DRIVE Orin™ en el ordenador de conducción autónoma de la próxima generación de modelos Volvo. 

Una gran capacidad de procesamiento es condición indispensable para una conducción autónoma segura. NVIDIA DRIVE Orin, plataforma pionera en la computación de inteligencia artificial (IA) para el sector de la automoción, es capaz de realizar la extraordinaria cantidad de 254 tera (o 254 billones) operaciones por segundo (TOPS)

Volvo Cars quiere ser el primer fabricante de vehículos con presencia global en utilizar NVIDIA DRIVE Orin en la próxima generación de modelos basados en la inminente arquitectura modular SPA2 para vehículos. El primer vehículo que incorporará esta tecnología SoC será el nuevo Volvo XC90, cuya presentación está prevista para el año que viene. 

«Creemos en la colaboración con las principales empresas tecnológicas del mundo para fabricar los mejores Volvo posibles», dice Henrik Green, Director de Tecnología. «Con la ayuda de la tecnología NVIDIA DRIVE Orin podemos conseguir una seguridad más avanzada en la siguiente generación de vehículos». 

La decisión de Volvo Cars de utilizar NVIDIA DRIVE Orin en su ordenador de conducción autónoma se fundamenta en el firme compromiso de la empresa con los máximos niveles de seguridad posibles. 

El ordenador con procesador NVIDIA DRIVE Orin es un elemento clave para permitir una conducción autónoma segura con actualizaciones constantes. Funcionará junto al software que se desarrolla internamente y en Zenseact, empresa propiedad de Volvo Cars especializada en software para conducción autónoma, así como en sistemas de respaldo para funciones de dirección y frenado. 

La capacidad de procesamiento de datos y gráficos que ofrece NVIDIA DRIVE Orin permite la integración de conjuntos de sensores avanzados necesarios para la conducción autónoma, como la tecnología de vanguardia LiDAR desarrollada por Luminar, otro socio tecnológico de Volvo Cars. 

La arquitectura SPA2 de Volvo Cars estará preparada a nivel de hardware para conducción autónoma desde el comienzo de la producción. La función de conducción autónoma sin supervisión, denominada Highway Pilot, se activará tan pronto se confirme que puede utilizarse con seguridad en la zona y en las condiciones concretas en las que circula el vehículo. 

El anuncio de hoy representa un paso adelante para ampliar la colaboración entre Volvo Cars y NVIDIA. En 2018, Volvo Cars anunció que también utilizaría la tecnología NVIDIA DRIVE Xavier SoC para el ordenador central de los vehículos basados en SPA2. 

El ordenador central con procesador NVIDIA DRIVE Xavier gestionará funciones esenciales del vehículo como el software de base, la gestión de la energía y la asistencia al conductor. Funciona junto al ordenador de conducción autónoma con procesador NVIDIA DRIVE Orin, que realiza funciones de gran intensidad de cálculo como la visión y el procesamiento LiDAR para conseguir el gran nivel de integridad de seguridad que requiere la conducción autónoma. 

Volvo Cars está centralizando el procesamiento en la próxima generación de vehículos para que sean más seguros, personalizados y sostenibles, es decir, mejores cada día. 

El cambio a una arquitectura de procesamiento centralizada supone eliminar una gran parte de la complejidad. En lugar de depender de múltiples unidades de control electrónico situadas por todo el vehículo para controlar funciones y sistemas individuales, una gran parte del software se desarrolla ahora internamente y se instala en el ordenador central del vehículo. De esta forma, se facilitan las mejoras frecuentes y la instalación de nuevas funciones a través de actualizaciones inalámbricas. 

Las condiciones financieras para ampliar la colaboración de Volvo Cars con NVIDIA están pendientes de las negociaciones definitivas entre las partes.