Cargar tu Volvo

Todo lo que necesitas saber sobre cómo cargar tu coche

Primer plano de la esquina delantera izquierda de un nuevo coche eléctrico Volvo gris oscuro, con un cable de carga blanco enchufado al puerto de carga del vehículo.

Saber cómo cargar tu vehículo es importante al tener un coche eléctrico. Descubre cómo se ajustaría un coche Volvo Recharge a tu estilo de vida.

Totalmente eléctrico

A veces la mejor forma de avanzar es en silencio, con cero emisiones de gases nocivos y sin hacer ruido, sea cual sea la velocidad. Coches eléctricos como nuestro modelo XC40 Recharge totalmente eléctrico, propulsado por una batería de alta tensión y doble motor eléctrico, es el progreso materializado sobre la carretera.

Híbrido enchufable

Menos gasolina, más objetivos. En nuestros coches híbridos enchufables Recharge, un motor eléctrico y uno de combustión se combinan para ofrecer la posibilidad de elegir un modo totalmente eléctrico, uno de alta potencia y otro híbrido, con lo que tendrás un control de la conducción total y bajas emisiones.

Nuestros motores electrificados Recharge

Ofrecemos dos tipos de motores electrificados, diseñados para dar cabida a una amplia gama de necesidades de conducción.

¿Dónde puedo cargar? La disponibilidad de puntos de recarga desempeña un papel vital en la experiencia diaria del propietario de un coche eléctrico.

Plano general de un dibujo digital de un SUV Volvo XC40 Recharge totalmente eléctrico plateado enchufado y cargándose en la entrada de una casa.

Acceso continuo a la carga

Si aparcas en un garaje o en la entrada de tu casa, o en una plaza que tenga acceso estable a un punto de carga en el trabajo, es fácil integrar la carga en tu rutina diaria. Nuestros vehículos totalmente eléctricos o híbridos enchufables son una opción excelente.

Plano general de un dibujo digital de un SUV Volvo XC40 Recharge totalmente eléctrico plateado enchufado y cargándose en un punto de recarga del garaje de unos apartamentos.

Acceso ocasional a la carga

Si solo tienes acceso a la carga ocasionalmente, un híbrido enchufable (que recurre al combustible cuando no tiene carga) podría ofrecerte una mayor flexibilidad. También podría venirte bien un coche totalmente eléctrico, dependiendo de tu patrón de conducción.

Plano general de un dibujo digital de un SUV Volvo XC40 Recharge totalmente eléctrico plateado enchufado y cargándose en un punto de recarga público en la calle, aparcado en paralelo.

Dependencia de la carga pública

Si dependes de puntos de recarga rápida públicos (por ejemplo, en el gimnasio o en un centro comercial), puede que la mejor opción para ti sea un híbrido enchufable. Como alternativa, también podría ser buena opción un semihíbrido, que recupera la energía de frenado y no necesita enchufarse.

¿Con qué frecuencia tengo que cargar? La frecuencia de carga depende de cuánta distancia suelas recorrer al día y de la autonomía de tu vehículo.

Distancias cortas

Con un coche totalmente eléctrico, deberías contar con suficiente autonomía para tus desplazamientos diarios y solamente tendrás que recargar unas cuantas veces por semana. Con un híbrido enchufable, puedes ir y venir en modo eléctrico, pero es posible que tengas que cargar tras cada desplazamiento para reducir al mínimo el consumo de combustible.

Distancias moderadas

Con un coche totalmente eléctrico, deberías tener suficiente autonomía para tus desplazamientos diarios, pero es posible que tengas que cargar en cada destino. Con un híbrido enchufable, podrás usar una combinación de electricidad y combustible.

Distancias más largas

Un vehículo totalmente eléctrico puede ofrecerte suficiente autonomía para ir al trabajo si te queda lejos de casa o para una escapada de fin de semana, aunque tendrás que coordinar bien las oportunidades de carga. Un híbrido enchufable utiliza una combinación de electricidad y combustible.

¿Cuánto tiempo se tarda en cargar?
El tiempo de carga varía según el formato de carga y el tipo de vehículo.*

_falta_

Carga de un coche totalmente eléctrico

Para aprovechar al máximo la vida de la batería en un coche totalmente eléctrico, recomendamos que se cargue la batería con CA hasta el 90% de su capacidad para los desplazamientos diarios típicos y, preferiblemente, que no se deje caer la carga por debajo del 20%. El coche puede ofrecer una gran autonomía para los recorridos diarios, y seguramente solo tendrás que recargar entre semana.

40 min – 2 h

Con carga rápida de CC (50-150 kW)

8 – 10 h

Con carga de CA a 11 kW.

Gráfico de barras del porcentaje de carga de la batería, resaltado del 5 % al 100 % para indicar el rango operativo ideal para la batería de un híbrido enchufable.

Carga de un coche híbrido enchufable

Cargar a menudo la batería al 100% es una forma excelente de sacar el máximo partido de la autonomía de un híbrido enchufable. Dado que cuenta con un motor de combustión, se puede quedar sin carga sin que esto suponga un problema.

3 - 4 h

Con carga rápida de CA a 3,6 kW/wallbox

4 - 8 h

Con carga de CA a 220 V en enchufe doméstico

El coste de propiedad de un coche electrificado puede ser significativamente menor que el de un coche de combustible equivalente.

Coste de adquisición

Hay muchos lugares en los que el coste de comprar un vehículo eléctrico se ve compensado por los incentivos fiscales. Estas ventajas varían en función del país.

Coste de mantenimiento

Al tener menos fluidos y piezas mecánicas en movimiento, los costes de mantenimiento suelen ser menores para un coche eléctrico.

Coste de uso diario

Muchas personas cargan principalmente en casa o en el trabajo. Si puedes realizar la mayor parte de la carga en estos entornos, la electricidad necesaria para cargar tu coche puede ser significativamente mejor que el combustible necesario para recorrer una distancia equivalente.

Volvo Studio Madrid

Ven a conocer #UnFuturoMuyVolvo

Ven a nuestro evento Volvo Studio Madrid y descubre una forma más sostenible y respetuosa de vestir, comer e incluso moverte en nuestros workshops. Además, conoce de cerca nuestros modelos 100% eléctricos y pruébalos. Reserva tu plaza ya.

¿Qué más quieres saber sobre la carga?

Los vehículos híbridos enchufables utilizan una batería de iones de litio similar a las de los coches totalmente eléctricos, aunque más pequeña.

En función del modelo, un híbrido enchufable puede recorrer hasta 55 km/34 millas en modo eléctrico puro, lo que te da la capacidad de recorrer la ciudad sin emitir gases perjudiciales. Si puedes coordinar las oportunidades de recarga en el trabajo o en otros destinos, es probable que puedas realizar la mayor parte de tus desplazamientos de forma totalmente eléctrica.

La velocidad de recarga depende del tipo de carga y la potencia del tipo de carga, además de factores como la temperatura ambiente, la temperatura de la batería, el tamaño y la condición de la batería del vehículo y la capacidad del circuito de carga a bordo del coche. En general, una conexión doméstica de 220 V proporciona unos 7-14 km de autonomía por hora, un wallbox de CA de 11 kW o un punto de carga público proporciona unos 50-60 km de autonomía por hora y un punto de recarga rápida de CC proporcionará entre 30 y 100 km de autonomía en 10 minutos, dependiendo de la potencia. Esto supone que la carga de 0 a 100 % con un wallbox de CA a 11 kW requiere aproximadamente 8 horas, y cargar de 0 al 80 % en un punto de recarga rápido de CC a 150 kW lleva aproximadamente 40 minutos.

Nuestros híbridos enchufables vienen con un cable de carga que puedes usar para conectarlos a la red doméstica en sesiones de carga ligeras. El coche también se puede conectar con los cables de carga que tienen los puntos y estaciones de recarga de CA. En el caso de los puntos de recarga de CA que no tengan cables, puedes llevar un cable separado para cargar el vehículo.

La autonomía de los coches electrificados depende de muchos factores, incluida la temperatura ambiente, el uso de accesorios como la climatización o el patrón de conducción, pero un Volvo XC40 Recharge totalmente eléctrico puede ofrecer hasta 418 km/208 millas de autonomía en una única carga.* Los híbridos enchufables pueden tener una menor autonomía eléctrica, pero ofrecen la flexibilidad de continuar mediante el consumo de combustible si no se pueden recargar. En un Volvo totalmente eléctrico, el planificador de rutas integrado en el sistema de navegación del vehículo supervisa constantemente la carga de la batería y puede incluso recomendar dónde y cuándo cargar a lo largo de la ruta, para que puedas planificar fácilmente las recargas.**

* Autonomía según los ciclos de conducción de las normativas WLTP y EPA; la autonomía real puede variar. Las cifras se basan en objetivos preliminares. Certificación final del vehículo pendiente. ** Disponible en los mercados en que se ofrece Google Services o AutoNavi.

La velocidad de carga en casa depende de las especificaciones de tu sistema eléctrico y del tipo de carga que uses. Un enchufe doméstico de 220 V proporciona entre 7 y 14 km de autonomía por hora de carga y requiere entre 36 y 60 horas en cargar completamente un Volvo totalmente eléctrico. Un wallbox trifásico de 11 kW proporciona unos 50-60 km de autonomía por hora de carga y requiere unas 8 horas en cargar completamente un Volvo totalmente eléctrico.

El coste de la electricidad varía en función de la ubicación, pero suele ser menor que el coste del combustible necesario para recorrer una distancia equivalente. Si puedes cargar el coche en casa o en el trabajo (sobre todo de noche, cuando la electricidad puede ser más barata), puedes reducir aún más el coste por distancia.