Más que un sentimiento

Más que un sentimiento

Al comprar un automóvil, no puedes estar 100% segura de como se sentirá una vez que estás en el camino. ¿O sí? Gracias a ingenieros de validación de Volvo Cars como Peter Hellgren, puedes estar seguro de que tu experiencia es justo lo que querías que fuera.

El viaje comienza

Es una fresca mañana de Octubre y estoy de pie afuera de la fabrica de Volvo Cars en Gotemburgo, Suecia. Automóviles Volvo de todas las formas, tamaños y colores se extienden hasta donde llega la vista. Es como visitar un pueblo fundado y habitado solamente por entusiastas de Volvo. Estoy aquí para conocer a Peter Hellgren. Peter ha estado trabajando como Ingeniero validador para Volvo Cars por más de 20 años y hoy, estaré reuniéndome con él y dos de sus colegas en una expedición de validación, donde tres nuevos Volvo de la serie 90 serán puestos a prueba. Pero antes de que iniciemos, ¿qué hace exactamente un ingeniero de validación?

"La validación se trata de sentimiento", explica Peter. "Analizamos y probamos los autos en cada etapa del proceso de desarrollo para asegurarnos de que se sienta como debe sentirse. Lo importante es llenas las expectativas de los consumidores a un nivel emocional." El resumen, el trabajo de Peter es probar desde los prototipos hasta los modelos de fábrica para asegurarse de que los autos entregue todo lo que la descripción del producto promete.

1/2

Comenzamos nuestra expedición

Peter y yo vamos adelante en un V90 totalmente nuevo mientras Thomas y Bengt, los otros ingenieros de validación que son parte de la expedición de hoy, nos siguen en dos maravillosos S90s nuevos. La razón para el viaje de hoy es dar a los tres autos un entrenamiento final antes de que se embarquen en una expedición completa dentro de dos semanas, donde Peter, Thomas y Bengt  llevarán su trabajo de validación a todo Europa – desde el clima soleado en el sur de Francia hasta las impresionantes alturas de los Alpes Italianos. En la expedición de hoy, sin embargo, estamos conduciendo a Bohuslän, una provincia localizada en lo más norte de la costa oeste de Suecia. Esto podría no sonar tan exótico como escalar los Alpes o cruzar las autopistas alemanas, pero cuando se trata de validar un auto nuevo, toda expedición tiene algo que enseñarte.

Una expedición típica consiste de cinco autos conduciendo en convoy, con los conductores usando walkie-talkies para mantenerse en contacto y comparar notas sobre como sienten que el carro se está desempeñando. Peter ha sido parte de expediciones en todo el mundo y cada expedición está diseñada para probar como se comportan diferentes aspectos del auto en diferentes climas, a diferentes alturas y en diferentes entornos. Por ejemplo, ¿cómo se siente dirigir el auto en el tremendo calor de Marsella en el verano? o ¿cómo afectan las temperaturas bajo cero del norte de Suecia a la forma en que trabajan los limpia parabrisas?

"Estas son cosas que nuestros consumidores van a experimentar cuando compren el auto, así que debemos experimentarlas de la misma manera"

PETER HELLGREN

INGENIERO DE VALIDACIÓN EN VOLVO CARS

Diseñando desde la perspectiva del conductor

"Cuando se trata de validación, siempre calificamos al auto subjetivamente." explica Peter mientras cruzamos la E6 hasta la ciudad de Stenungsund. "Pero nunca decimos 'yo pienso' siempre decimos 'Esto fue lo que encontré y estas son las razones detrás de mis hallazgos'. Al final de cada día, discutimos nuestros hallazgos juntos y calificamos cada parte del auto que hemos probado una calificación en escala de diez. Si una parte del auto recibe dos calificaciones muy distintas, discutimos cual podría ser la razón." Pero ¿quién decide qué clase de cosas deberían buscar Peter y sus colegas?

"La clase de pruebas que hacemos depende del tipo de auto que Volvo quiere desarrollar," dice Peter. "Recibimos una orden de desarrollar un auto con ciertas características, ej. dirección dinámica. Después tomamos esa orden y la interpretamos desde una perspectiva del conductor para ver si suena posible." cada orden para un nuevo automóvil Volvo viene con diferentes peticiones de los distintos departamentos de Volvo. Así que Peter y su equipo deben trabajar de cerca con cada departamento para encontrar el balance correcto de propiedades y asegurarse de que el automóvil funcione por completo.

Encontrando la combinación correcta

El equipo de validación de Volvo Cars se compone de 15 ingenieros, cada uno con su propia área de experiencia. De acuerdo a Peter, es la combinación de diferentes competencias la clave para un buen trabajo de validación. "Es importante que somos todos diferentes y que podemos ver las cosas desde un diferente punto de vista. Pero debe haber un buen balance entre los miembros del equipo y debemos tener los niveles correctos de experiencia y conocimiento."

Además de probar el hardware del automóvil, Peter y su equipo deben también probar el software. Esto puede tomar tiempo ya que hay más software en los autos hoy en día que nunca antes. En Volvo Cars, hay diferentes laboratorios de prueba donde se prueban los distintos tipos de software para asegurarse de que todo funciona. Aquí los ingenieros de validación pueden también probar como funcionan los botones y como se sienten al operarse en situaciones de la vida real. Así que, es una combinación de lo técnico y lo táctil.

Otro factor importante de el trabajo de Peter es entender como diferentes culturas afectan la manera en que las personas conducen y poder validar un auto desde la perspectiva de esa cultura en particular. Por ejemplo, cuando peter tiene la tarea de validar un automóvil que pretende venderse en China, debe hacerlo desde la perspectiva de un conductor Chino. Para poder aprender sobre diferentes culturas de conducción, Peter ha conducido extensivamente alrededor del mundo – sólo en China ha cubierto unas impresionantes 50,000 millas más o menos en el año pasado. Por curiosidad, le pido describir la cultura de conducción en Suecia: "En Suecia, respetamos a los otros conductores y respetamos las reglas," responde con una sonrisa.

1/2

Así es como se debe sentir

Después de conducir por casi una hora, es tiempo de cambiar de autos. Así que nos subimos al S90 R-Design negro y cambiamos la autopista por veredas campestres mucho más pequeñas y devanadas. En contraste con la autopista, estos caminos campestres Suecos son claramente más difíciles de manejar, lo cual se evidencia por las pocas marcas de llantas en el camino delante de nosotros. Desde luego, no todos son tan hábiles conduciendo como Peter. Y mientras conduce al parecer sin mucho esfuerzo por las interminables vueltas y giros, mueve el auto por los cambios de velocidad y sonríe. "Esta caja de cambios se siente bien," dice. Este es claramente un momento donde todo el trabajo duro rinde frutos y y el auto se siente exactamente como se debe de sentir. "¿Sabías que hay un granjero allá arriba que tiene camellos? dice Peter señalando a un granero en la colina. Y con esa inesperada pieza de información, dejamos los caminos campestres, y volvemos hacia la autopista y continuamos hacia Bohuslän.

"El resto de nuestra expedición nos lleva hacia los centros de las ciudades, a través de tierras de cultivo y finalmente hacia una bella y pintoresca villa pesquera llamada Hunnebostrand. Aquí Peter, Thomas y Bengt estudian los motores de los autors y discuten sus hallazgos hasta el momento. Después, seguido de una enérgica caminata a lo largo de la costa para admirar la vista y tomar un poco de aire fresco, es momento de que nuestro pequeño convoy Volvo regrese a casa. En el camino de vuelta a la fábrica de Volvo Cars, pregunto a Peter si está siempre en modo validación o si puede apagarlo a voluntad. "No, siempre estoy en modo de validación," se ríe. "Empiezas a validar todo, desde escoger un sofá hasta un nuevo teléfono celular." 

Así que, la próxima vez que te subas a tu automóvil y todo funcione y se sienta exactamente de la forma que esperas, recuerda, no es coincidencia. Personas apasionadas como Peter han trabajado sin descanso, en toda clase de condiciones, para asegurarse de que tu Volvo se sienta tan bien como un Volvo debería sentirse.