NUESTRA VISIÓN DEL FUTURO

El mundo cambia muy deprisa, pero en Volvo Cars vamos siempre unos pasos por delante. ¿Quiere saber cómo puede Volvo transformar su vida en el futuro?

¿Tiene futuro el coche?

El crecimiento de las ciudades, la calidad del aire o el calentamiento global son factores que tienen un gran impacto en la forma en que se utilizan los coches. La densidad del tráfico representa un problema para muchas ciudades del mundo, pero estamos convencidos de que la tecnología tiene la solución. Nosotros creemos que, si en el pasado las ciudades se planificaban en torno a los coches, en el futuro los coches se diseñarán en torno a las ciudades.

Una revolución tecnológica

Estamos dejando atrás una época en la que los coches tenían que ser cada vez más potentes para entrar en una era dominada por la reflexión sobre qué es lo que aporta realmente valor a un coche, aspectos como las últimas tecnologías o la conectividad. 

Uno de los grandes cambios llegará de la mano de los vehículos de conducción autónoma, que pueden revolucionar el concepto del coche tal como lo conocemos hoy. Volvo ya está probando este tipo de coches en vías públicas. Con este planteamiento, su coche se convertirá en su chófer y podrá aprovechar el tiempo para otras cosas, en lugar de limitarse a conducir. Y la revolución también llegará a los aparcamientos, porque, para aparcar un coche, ya no hará falta estar al volante, lo que permitirá por ejemplo aparcar los coches pegados unos a otros.

Además, como los coches estarán conectados a la nube, podrán reconocerse entre sí. Todas estas perspectivas abren la puerta a una transformación radical de los hábitos de los usuarios, tal como los teléfonos han modificado nuestra forma de comportarnos e interactuar.

La cooperación, clave para un futuro más seguro y sostenible

Volvo y el conjunto del sector del automóvil han protagonizado grandes avances en materia de seguridad, pero todavía queda un largo camino por delante. La voluntad de cooperación se está traduciendo en importantes mejoras en el terreno de la seguridad: clientes, gobiernos y fabricantes están convirtiendo el mundo en un lugar mucho más seguro.

Y nuestra colaboración con los clientes y los gobiernos también se extiende al terreno de la sostenibilidad. En Volvo, creemos en nuestra función social y predicamos con el ejemplo. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a moverse de la mejor manera posible, reducir el volumen de tráfico y luchar contra la contaminación y las emisiones. Y creemos que en este esfuerzo no podemos estar solos.