Mantenimiento y revisión

Elevar el vehículo

Actualizado 5/12/2021

Elevar el vehículo

En el alzamiento de un automóvil con un gato es importante utilizar los puntos de elevación señalados en los bajos del automóvil.

P5-1617-V90 Hoisting points

Los triángulos en la cubierta de plástico indican dónde están situados las fijaciones del gato o los puntos de elevación (de color rojo).

Nota

Volvo recomienda que solo se utilice el gato correspondiente al modelo de automóvil respectivo. Si utiliza otro gato que el recomendado por Volvo, siga las instrucciones incluidas con el equipo.

Importante

Si el automóvil se suministra con un gato*, este ha sido diseñado solo para su uso en los cambios puntuales de rueda y durante un breve lapso, por ejemplo, en caso de pinchazo. Para elevar el automóvil, sólo está permitido utilizar el gato que pertenece al modelo específico. Si es necesario elevar el automóvil de forma más frecuente o durante más tiempo que para cambiar una rueda, se recomienda el uso de un gato de taller. Siga en ese caso las instrucciones referentes al equipo utilizado.

Si no se utiliza, el gato ha de guardarse en su espacio bajo el piso del compartimento de carga. Reduzca el tamaño del gato con la manivela para que quepa.

Advertencia

  • Introduzca el freno de estacionamiento y sitúe el selector de marchas en posición de aparcamiento (P).
  • Bloquee las ruedas posadas sobre el suelo con ayuda de tacos macizos de madera o con piedras de gran tamaño.
  • Compruebe que el gato se halle intacto y las roscas adecuadamente lubricadas y sin suciedad alguna.
  • Asegúrese de situar el gato sobre una superficie sólida y horizontal que no resbale ni esté inclinada.
  • El gato debe estar correctamente fijado en su punto de apoyo.
  • No coloque nunca nada entre el suelo y el gato, ni entre el gato y su punto de apoyo en el automóvil.
  • No permita nunca que ninguna persona permanezca en un automóvil elevado con un gato.
  • Si el cambio de rueda debe efectuarse en un ambiente de mucho tráfico, los pasajeros deben colocarse en un lugar seguro.
  • Utilice el gato específico del vehículo a la hora de cambiar neumáticos. Use apoyos para apuntalar el automóvil en todas las demás intervenciones.
  • Al alzar el automóvil con un gato, no se arrastre nunca bajo el vehículo ni coloque ninguna parte del cuerpo debajo del mismo.

Advertencia

Si se eleva el automóvil utilizando un gato, deberá colocarse bajo alguno de los cuatro puntos de elevación. Ponga la máxima atención para colocar el gato de modo que el automóvil no pueda deslizarse. Compruebe que la placa del gato está provista de una protección de goma para que el automóvil se mantenga estable y no resulte dañado. Utilice siempre caballetes o soportes similares.

Cuando no se utilice el gato, debe guardarse en el espacio que tiene reservado.

Antes de comenzar, lea detenidamente todas las instrucciones. Tenga preparadas las herramientas que vaya a utilizar antes de elevar el automóvil.

Coloque el triángulo de advertencia y active los intermitentes de emergencia si, por ejemplo, la rueda debe cambiarse en un lugar con tráfico.

Aplique el freno de estacionamiento y ponga la palanca de cambios en P.

Nota

En vehículos con control de nivel*: Si el vehículo está equipado con suspensión neumática, esta debe desconectarse antes de elevarlo.

Bloquee por delante y por detrás las ruedas que vayan a permanecer apoyadas en el suelo. Utilice, por ejemplo, trozos de madera pesados o piedras grandes.

Coloque el gato o los brazos elevadores en los lugares asignados en los bajos del automóvil. Las señales en forma de triángulo en la cubierta de plástico indican dónde están situados las fijaciones del gato o los puntos de elevación. Hay dos fijaciones del gato a cada lado del vehículo. En cada fijación hay una ranura para el gato.

P5-1717-V90-Jack fitting in chassi

Coloque el gato sobre terreno plano y firme que no esté resbaladizo debajo del punto de fijación que se va a utilizar.

Suba el gato con la manivela hasta situarlo correctamente en contacto con la fijación para gato del automóvil. Compruebe que el gato (o los brazos elevadores en un taller) esté debidamente colocado en la fijación, de forma que la espiga del gato se adapte al orificio de la fijación y el pie del gato quede en sentido horizontal debajo de la fijación.

Gire el gato de forma que la manivela quede tan lejos de lateral del vehículo como sea posible. Los brazos del gato quedan entonces en ángulo recto con respecto al vehículo.

Alce el vehículo a la altura necesaria para llevar a cabo la tarea.


¿Ha sido de ayuda?