V90 Cross Country

2018

Supervisión de la presión de neumáticos

Sistema de supervisión de la presión de neumáticos*

Actualizado 7/23/2018

El sistema de supervisión de la presión de neumáticos, Indirect Tyre Pressure Monitoring System (ITPMS), avisa mediante un símbolo de control en la pantalla del conductor si la presión es demasiado baja en uno o varios neumáticos del automóvil.

Símbolo

Aclaración

El símbolo se enciende para indicar presión baja de inflado.

Si se detecta un fallo en el sistema parpadeará el símbolo de advertencia de presión de inflado durante aproximadamente un minuto, tras lo que permanecerá encendido.

Descripción del sistema

El sistema de supervisión de la presión de neumáticos mide diferencias en la velocidad de rotación de las diferentes ruedas a través del sistema ABS para determinar si la presión de los neumáticos es correcta. Si la presión de neumáticos es demasiado baja, se modifica el diámetro y, en consecuencia, la velocidad de giro del neumático. Comparando los neumáticos unos con otros, el sistema puede determinar si la presión de uno o varios neumáticos es demasiado baja.

Información general sobre el sistema de supervisión de neumáticos

En la información siguiente, el sistema de supervisión de neumáticos se denomina de manera genérica como TPMS.

Cada neumático, incluyendo el de repuesto*, debe controlarse una vez al mes. Durante el control, el neumático debe estar frío y tener la presión que el fabricante recomienda en el letrero o en la tabla de presión de neumáticos. Si el vehículo tiene neumáticos de otro tamaño que el recomendado por el fabricante, averigüe cuál es el nivel de presión correcto para ellos.

Como medida de seguridad especial, el vehículo está equipado con un sistema de control de presión de neumáticos (TPMS) que muestra cuando la presión de uno o varios neumáticos es demasiado baja. Cuando se enciende el símbolo de baja presión, detenga el vehículo, compruebe los neumáticos tan pronto como sea posible e ínflelos a la presión correcta.

Conducir con neumáticos con una presión demasiado baja puede ocasionar el recalentamiento de estos y provocar un pinchazo. Una baja presión de los neumáticos reduce además el rendimiento del combustible y la vida útil del neumático, pudiendo afectar al manejo del vehículo y a su capacidad para detenerse. Observe que el TPMS no exime al conductor del cuidado normal de los neumáticos. El conductor es responsable de mantener una presión de neumáticos correcta, aunque no se haya alcanzado el límite de baja presión, por lo que no se ha encendido el símbolo de control.

El vehículo está equipado también con un indicador de fallo del sistema TPMS que indica cuando el sistema no funciona de forma correcta. El indicador de fallo del TPMS se combina con el símbolo de control de baja presión de neumáticos. Cuando el sistema detecta un fallo, el símbolo de la pantalla del conductor parpadea aproximadamente un minuto y luego permanece encendido. Este procedimiento se repite cuando se arranca el coche hasta que se ha arreglado el fallo. Cuando el símbolo está encendido, puede estar afectada la capacidad del sistema para detectar o avisar en caso de baja presión de los neumáticos.

El TPMS puede sufrir fallos de sistema por varias razones, por ejemplo, después de cambiar al neumático de repuesto u a otro neumático o rueda que impida que el TPMS funcione de forma debida.

Compruebe siempre el símbolo de control de TPMS después de haber cambiado uno o varios neumáticos, para asegurarse de que el nuevo neumático o la nueva rueda funcionen de forma correcta con el TPMS.

Mensajes en el tablero de instrumentos

Si la presión de algún neumático es demasiado baja, en la pantalla del conductor se enciende el símbolo de control para presión de neumático baja y aparece un mensaje.

  • Presión baja neumá. Comprobar neumáticos, calibrar después
  • Sistema pres. neumát. No disponible temporal.
  • Sistema pres. neumát. Revisión necesaria

No olvide lo siguiente

  • Calibre siempre sistema después de cambiar algún la rueda o tras el ajuste de la presión de neumáticos. Consulte la etiqueta de presión de neumáticos en el montante de puerta del lateral de conductor para conocer las presiones recomendadas por Volvo.
  • Si cambia a neumáticos de dimensiones distintas a las de los montados en fábrica, el sistema debe calibrarse respecto a los nuevos neumáticos para evitar avisos en falso.
  • Si se está utilizando una rueda de repuesto*, es posible que el sistema de supervisión de la presión de neumáticos no funcione correctamente a causa de las diferencias entre las ruedas.
  • Este sistema no sustituye la necesidad de una inspección y mantenimiento periódicos de los neumáticos.
  • No es posible desactivar el sistema de supervisión de la presión de neumáticos.

Advertencia

  • Cuando la presión de los neumáticos es incorrecta, uno de los neumáticos puede sufrir una avería y provocar que el conductor pierda el control del vehículo.
  • El sistema no puede indicar con antelación daños repentinos de los neumáticos.

¿Ha sido de ayuda?