Modelos
Servicios
Clientes
Acerca de Volvo

INNOVADORES DESDE 1959

Generación tras generación, Volvo ha estado siempre en la vanguardia.



1959: cinturón de seguridad de tres puntos

Pocas personas en todo el mundo deben haber salvado tantas vidas como el ingeniero de Volvo Nils Bohlin, responsable de la introducción del cinturón de seguridad de tres puntos en la producción del PV544. Desde entonces, se calcula que hasta un millón de personas pueden haber salvado la vida, gracias a que Volvo Cars renunció a ejercer los derechos de patente para que todo el mundo pudiera beneficiarse de este avance.

1972: silla infantil orientada hacia atrás

¿Quién no recuerda esas primeras imágenes de astronautas medio recostados, para neutralizar la fuerza del despegue de los cohetes espaciales? Pues ese es el principio básico de nuestras sillas infantiles orientadas hacia atrás: distribuir la carga y minimizar el riesgo de lesiones. En 1976, volvimos a innovar con el cojín infantil, y en 1990 incorporamos un cojín infantil integrado directamente en el asiento.

1976: sonda Lambda

La sonda Lambda es otra de las aportaciones de Volvo Cars para permitirnos respirar un aire más limpio. Se trata de una diminuta sonda de detección de oxígeno del tamaño de un dedo, que permitió reducir las emisiones contaminantes en un 90 %. Ahora, casi 40 años después, prácticamente todos los coches de gasolina del mundo llevan una sonda Lambda.

1991: protección contra impactos laterales

Otro gran paso adelante en el terreno de la seguridad fue el sistema Side Impact Protection System o SIPS, un elemento totalmente integrado en el diseño del vehículo, con una estructura de gran resistencia y materiales capaces de absorber la energía en el interior, un travesaño en el suelo e incluso asientos reforzados. En 1994 volvimos a asombrar al mundo con los primeros airbags laterales de la historia.

1998: sistema de protección contra latigazos cervicales

Un traumatismo cervical es una lesión dolorosa, cara y también muy habitual, razón por la que nos propusimos el reto de reducir las lesiones causadas por colisiones a baja velocidad. Nuestro sistema se basa en un reposacabezas más resistente y más próximo a la cabeza, y en un diseño del asiento inteligente, que ofrece un apoyo máximo en caso de colisión. Gracias a esta solución, el riesgo de problemas médicos a largo plazo se reduce a la mitad.

1998: airbag de techo lateral

El airbag de cortina inflable es otro de los grandes avances de Volvo Cars en materia de seguridad. Oculto en el forro del techo, cubre toda la cabina, inflándose en caso de impacto lateral en solo 25 milésimas de segundo, y absorbiendo el 75 % de la energía generada en el movimiento lateral de la cabeza.

2002: sistema Protección Contra Vuelcos (ROPS)

Ante la creciente popularidad de los SUV, enseguida tuvimos claro que nuestra nueva innovación en materia de seguridad tenía que ser la protección contra vuelcos. Fue un reto que abordamos desde dos perspectivas: en primer lugar, mejorando la estabilidad de nuestros SUV gracias al sistema electrónico Control de Estabilidad Contra Vuelcos (RSC) y, en segundo lugar, reforzando la estructura de seguridad del coche mediante la utilización en el techo del acero al boro, un material extremadamente resistente.

2003: sistema de información de ángulo muerto (BLIS)

Cuando un conductor cambia de carril, un momento de distracción puede tener consecuencias nefastas si no se ha dado cuenta de la presencia de otro vehículo en su ángulo muerto. Por eso, decidimos convertir nuestros modelos en un par de ojos extra, los de nuestro sistema BLIS con sus cámaras y su radar para detectar los vehículos que se aproximan por la parte trasera y lateral. Así, cuando un vehículo se sitúa en el ángulo muerto, se enciende una luz de alerta en el retrovisor de la puerta, para que el conductor tenga tiempo de reaccionar.

2008: City Safety

¿Sabías que el 75 % de las colisiones se producen a velocidades inferiores a 30 km/h y que, en el 50 % de los impactos por la parte trasera, el conductor del vehículo de detrás ni siquiera ha llegado a frenar? Ante estos datos, la oportunidad para marcar la diferencia saltaba a la vista. Nuestro sistema City Safety utiliza la detección por láser para calcular la probabilidad de colisión con el vehículo de delante y, si el conductor no frena, el coche lo hace automáticamente. Además, el sistema funciona hasta los 50 km/h.

2010: detección de peatones con frenado automático total

Queremos que todo el mundo disfrute de nuestras innovaciones en materia de seguridad, dentro y fuera del coche. Por eso desarrollamos un sistema, basado en cámaras y un radar, que alerta a un conductor si alguien se cruza en la trayectoria del vehículo y que frena automáticamente si el conductor no lo hace. Sin duda, otro gran paso adelante, no en vano en Estados Unidos, el 11 % de las víctimas mortales en accidentes de tráfico son peatones, en Europa un 14 % y en China un alarmante 26 %.