Recomendaciones para conducir

Autonomía eléctrica en tráfico urbano

Actualizado 7/23/2018

La autonomía eléctrica del vehículo depende de varios factores. Las condiciones necesarias para ampliar la autonomía varían según las circunstancias y las condiciones en que se conduce el vehículo.

El valor certificado de autonomía eléctrica del vehículo no debe interpretarse como una autonomía prevista. El valor de certificación es un valor de referencia que se obtiene en "ciclos de conducción UE". Consulte el apartado "Consumo de combustible y emisiones de CO2". La autonomía real depende de varios factores.

Factores que influyen en la autonomía

Algunos factores no dependen del conductor, mientras que en otros sí pueden ejercer su influencia.

La mayor autonomía se obtiene en condiciones muy favorables cuando se cumplen todos los factores.

Factores que no dependen del conductor

Existen varias circunstancias externas que afectan a la autonomía de diferentes maneras:

  • la situación de tráfico
  • conducir tramos cortos
  • la topografía
  • la temperatura exterior y el viento
  • el estado de la calzada y el revestimiento de la superficie.

En la tabla siguiente se muestra la relación aproximada entre la temperatura ambiente y la autonomía, tanto en vehículos con climatización del habitáculo desconectada como en automóviles con climatización normal.

Hasta cierto límite, una mayor temperatura exterior repercute positivamente sobre la autonomía.

Temperatura ambiente

Climatización de habitáculo desconectada

Climatización habitual de habitáculo

30 °C

95 %

80 %

20 °C

100 %

90%

10 °C

90 %

80 %

0 °C

80 %

60 %

-10 °C

70 %

40 %

Factores en los que influye el conductor

El conductor debe ser consciente de que los siguientes factores afectan a la autonomía para poder manejar el vehículo con menor consumo de energía:

  • cargar de forma periódica
  • Preacondicionamiento
  • modo de conducción Pure
  • Ajustes del climatizador
  • velocidad y aceleración
  • la función Hold
  • tipo y presión de los neumáticos.

En la tabla siguiente se muestra la relación aproximada entre velocidad constante y autonomía, donde una velocidad constante más baja incide de forma favorable sobre la autonomía.

Velocidad constante

100 km/h (62 mph)

50 %

80 km/h (50 mph)

70 %

60 km/h (37 mph)

90 %

50 km/h (31 mph)

100 %

Nota

  • Los valores que se muestran en las tablas se refieren a un vehículo nuevo.
  • No son valores absolutos, sino que dependen de la técnica de conducción, el ambiente y otras circunstancias.

Utilizar el motor eléctrico

Seleccione el modo de conducción Pure para obtener el máximo ahorro de energía y recorrer tanto como sea posible utilizando tan solo el motor eléctrico.

Seleccione Hold con el botón de funciones en la pantalla central a velocidades altas cuando la distancia a recorrer es mayor que la autonomía eléctrica del vehículo.


¿Ha sido de ayuda?