Especificaciones

Consumo de combustible y emisiones de CO2

Actualizado 7/23/2018

El consumo de combustible de un vehículo se mide en litros por 100 km y las emisiones de CO2 en gramos por km.

Aclaración

gramos de CO2/km

litros/100 km

ciclo mixto

Caja de cambios automática

Valor certificado de autonomía máxima de vehículo en km en operación eléctrica. Este valor no debe interpretarse como la autonomía previsible, la cual es difícil de lograr con una conducción normal.

Nota

Si faltan los datos de consumo y emisiones, estos se ofrecen en un suplemento adjunto.

T8 Twin Engine (B4204T35)

49

2,1

43Modo de conducción PURE

Nota

La capacidad de la batería híbrida disminuye con el tiempo y el uso, lo que puede ocasionar un mayor uso del motor de combustión interna y, por tanto, perjudicar a la economía de combustible y reducir la autonomía eléctrica.

Los valores de consumo de combustible, emisiones y autonomía en operación eléctrica de la tabla anterior se basan en ciclos de conducción de la UE específicos (ver más abajo) para automóviles con una tara total de versión básica y sin equipamiento adicional. Según su equipamiento, el peso del automóvil puede ser mayor. Ello, al igual que el nivel de carga del vehículo, aumentará el consumo de combustible y las emisiones de dióxido de carbono, reduciendo así mismo la autonomía en operación eléctrica.

Los valores certificados del vehículo no deben interpretarse como valores previsibles. Los valores de certificación son valores de referencia obtenidos en "ciclos de conducción de la UE" específicos (ver más abajo).

Existen varias causas para el incremento del consumo del combustible y la reducción de la autonomía eléctrica respecto a los valores de las tablas. Por ejemplo:

  • Si el vehículo no se carga periódicamente en la red de distribución eléctrica.
  • Si el automóvil se equipa con accesorios adicionales que afectan al peso del vehículo.
  • La técnica de conducción del conductor.
  • La resistencia al rodamiento puede incrementarse si el cliente opta por unas ruedas distintas a las montadas de fábrica en la versión básica del modelo.
  • La velocidad aumenta la resistencia del aire.
  • La calidad de combustible, las condiciones viales y meteorológicas y el estado del automóvil.

Es suficiente con una combinación de algunos de los ejemplos mencionados para aumentar considerablemente el consumo.

Las discrepancias pueden ser grandes si se hace una comparación con los ciclos de conducción de la UE (ver más abajo) que se utilizan para certificar el automóvil y en los que se basan las cifras de consumo de la tabla. Para más información, le remitimos a las directivas mencionadas.

Nota

Las condiciones meteorológicas extremas y la conducción con remolque o a una elevada altura sobre el nivel mar, en combinación con la calidad del combustible, son factores que incrementan drásticamente el consumo de combustible.

Ciclos de conducción de la UE

Las cifras de consumo de combustible y autonomía en operación eléctrica declaradas oficialmente se basan en dos ciclos de conducción normalizados en entorno de laboratorio ("ciclos de conducción de la UE") conforme a la EU Regulation no 692/2008 y 715/2007 (Euro 5 / Euro 6) y a la UN ECE Regulation no 101. Al usarse también los ciclos de conducción para el control de calidad se incluye un alto nivel de exigencia sobre la repetibilidad de las pruebas. Por ese motivo, las pruebas se efectúan bajo un estricto control y únicamente con las funciones básicas del automóvil (por ejemplo, desconexión de aire acondicionado, radio, etc.). Como consecuencia de ello, los resultados oficiales no siempre son representativos de lo que cliente aprecia en un uso real.

Las normativas engloban los ciclos de "Conducción urbana" y "Conducción en carretera":

  • Conducción urbana: La medición se inicia con un arranque en frío del motor. La conducción es simulada.
  • Conducción en carretera: El automóvil acelera y frena a velocidades entre 0-120 km/h(0-75 mph). La conducción es simulada.

El valor oficial de conducción mixta, indicado en la tabla, es conforme a la normativa una combinación entre los resultados de los ciclos de "Conducción urbana" y "Conducción en carretera".

Se recogen los gases de escape para obtener las emisiones de dióxido de carbono (CO2) durante los dos ciclos de conducción. Estos se analizan después, para obtener un valor de emisiones de CO2.


¿Ha sido de ayuda?