Colaboración

Unidos por el sonido

1966 fue un año estupendo para el mundo de la música. Los Beatles, Los Beach Boys y Bob Dylan lanzaron álbumes rompedores que transformaron completamente el panorama cultural. Pero mientras Lennon y McCartney y sus contemporáneos estaban ocupados reinventando la forma en que se hacía música, un entusiasta de la música clásica llamado John Bowers centraba su atención y conocimientos en reinventar la forma en que la escuchábamos.

 

La búsqueda del "verdadero sonido"

Una pequeña tienda de reparación de televisores en el aletargado condado inglés de West Sussex no parece el escenario más idóneo para comenzar una revolución musical, pero fue aquí donde John Bowers empezó a diseñar y construir el altavoz que posteriormente se convertiría en la elección de los amantes de la música de todo el mundo. Después de descubrir que las grabaciones estéreo de sus piezas clásicas favoritas raramente recreaban la emoción y vitalidad de una actuación en directo, Bowers se propuso la tarea de diseñar un altavoz que pudiera permitir al oyente experimentar la música de una forma pura, agradable y tan fiel a las intenciones originales de los artistas como fuera posible. 

Bowers denominó a esto el "verdadero sonido". Ahora, cincuenta años más tarde, allá donde una experiencia auditiva excepcional sea fundamental, encontrarás el "verdadero sonido" de Bowers & Wilkins - ya sea en los mundialmente famosos estudios Abbey Road,  en el Primavera Sound Festival o en los últimos vehículos Volvo.

 

1/2

Una colaboración en perfecta armonía

Volvo Cars y Bowers & Wilkins tienen mucho en común. Ambas compañías comparten una pionera y magnífica herencia así como una pasión por la excelencia técnica y una exclusiva atención por los detalles. Pero lo que es más importante, ambas compañías diseñan todo con la intención de satisfacer las necesidades de las personas. Por lo tanto, cuando se trató de crear un equipo de sonido de lujo para la nueva serie 90 de Volvo Cars, los expertos ingenieros y diseñadores de Bowers & Wilkins estuvieron implicados naturalmente desde el primer día. 

Fue una colaboración que funcionó en perfecta armonía y dio como resultado una experiencia auditiva excepcional que combinaba a la perfección con el impresionante diseño escandinavo. Ahora, crear un buen sonido en la habitación de una casa o en un estudio es una cosa, crear un sonido consistente y bueno dentro de un vehículo en movimiento es otro asunto totalmente diferente. Los coches vibran, están expuestos a una gran variedad de sonidos y tienen limitado el espacio para trabajar. Pero Volvo Cars se apuntó al reto y, junto con Bowers & Wilkins, convirtieron las limitaciones del interior del vehículo y su particular acústica en una ventaja, creando una incomparable experiencia auditiva que encaja perfectamente en el excepcional interior de cada Volvo.

 

Calidad no simplemente cantidad

La clave para recrear con éxito el sonido característico de Bowers & Wilkins en un Volvo reside en el  meticuloso ajuste y en la localización única de sus altavoces. Incluir el equipo de sonido en un coche de forma artística requiere horas de escucha, grandes dosis  de paciencia y más de un par de orejas expertas. Así que puedes imaginar la cantidad de tiempo, esfuerzo y especialización que se utilizaron en el ajuste y localización de los 19 altavoces Premium que están integrados en la nueva serie 90. Construidos usando solo los mejores materiales y la mejor tecnología de sonido, cada altavoz ocupa una posición única en el coche para ayudar a alcanzar una calidad de sonido óptima. La posición de todos estos altavoces se llevó a cabo con años de antelación, cinco décadas de experiencia auditiva e innumerables simulaciones de ordenador que fueron utilizadas para ayudar a encontrar el punto auditivo ideal. Sin embargo, una vez que se encontró el punto óptimo, la naturaleza fija del habitáculo permitió a los ingenieros alcanzar niveles altamente precisos de tonalidad.

Dentro de los 19 altavoces a bordo, uno destaca particularmente. El Tweeter, en la parte superior, es una característica clave  que se encuentra en las cajas acústicas Bowers & Wilkins de Alta Fidelidad más avanzadas y nunca antes se había usado en el equipo de audio de un coche. Estratégicamente situado en el centro del salpicadero, el mencionado Tweeter, apunta hacia el habitáculo en lugar de hacia arriba en el parabrisas. Esto ayuda a minimizar cualquier reverberación y elimina prácticamente todas las interferencias. Esto asegura un nivel superior de sonido que es más detallado, puro y natural - especialmente cuando se trata de reproducir voces.

 

1/3

Sonido modulado para la perfección

Así como la tecnología del Tweeter en la parte superior, los equipos de sonido de la nueva serie 90 incluyen una de las innovaciones más conocidas de Bowers & Wilkins - los conos de los altavoces de Kevlar®. Hechos del mismo material que el cuerpo, los conos Kevlar® son especialmente efectivos en los vehículos porque su característica única de diafragma ayuda a prevenir distorsiones y mejorar el rendimiento, por ejemplo el sonido que no viaja directamente del altavoz al oído del oyente. Así como el cónico Kevlar®, el sistema también incluye la función de difusión helicoidal que reduce al mínimo los ecos. Estos canales helicoidales están inspirados por otra de las legendarias innovaciones de Bowers & Wilkins, el altavoz Nautilus. Basado en un informe proporcionado por John Bowers a sus ingenieros justo antes de su muerte, el altavoz Nautilus era el resultado más representativo de un proyecto que tuvo lugar durante cinco años de investigación y desarrollo y cuyo propósito era crear un altavoz que estuviera lo más cerca posible de la perfección, independientemente del coste. Veinte años más tarde, no hay nada aún que suene como el Nautilus. 

Añadiendo el toque final al "verdadero sonido"

Otro elemento del diseño de los altavoces que ayuda a conseguir un sonido nítido es la malla de acero inoxidable de alta calidad. Además de tener mucho estilo, las propiedades sólidas del aluminio ayudan a reducir las vibraciones e interferencias, mientras que los orificios en la malla están precisamente configurados para proporcionar el nivel adecuado de transparencia acústica. Esto se consigue al colocar los agujeros más grandes en el centro del cono y haciendo que estos sean cada vez más pequeños cuando se mueven hacia fuera. 

Como toque final, y para asegurar que el característico "verdadero sonido" de Bowers & Wilkins está en su lugar, el equipo de sonido de cada vehículo es calibrado por los mismos ingenieros que calibraron los altavoces Bowers & Wilkins para los equipos de sonido de los hogares. Una vez que el sistema ha sido calibrado y el sonido ha recibido el visto bueno, es el momento de ponerse en marcha y escuchar nuestra música favorita.

 

50 años en primera línea

Después de 50 años de absoluta innovación auditiva, Bowers & Wilkins todavía continúan su camino único, permaneciendo fieles al conjunto de principios auditivos de John Bowers. Es decir, una completa dedicación en el desarrollo de tecnologías de vanguardia combinadas con un cuidado exquisito por el estilo y las últimas modas que han permitido a la empresa permanecer en la primera línea de la exploración del sonido durante tanto tiempo. Con ese deseo por la innovación, la apreciación de la genuina artesanía y la inquebrantable creencia de que la forma debería estar al servicio de la función, Bowers & Wilkins, encaja perfectamente con la filosofía del diseño escandinavo de Volvo Cars. No solo esto, ambos encarnan el mismo espíritu aventurero. Volvo Cars y  Bowers & Wilkins. Dos pioneros unidos por el sonido.

 

Todo sobre Bowers & Wilkins

 

Más información