vehiculos ecologicos volvo

Coches ecológicos

La prueba viviente de nuestros valores fundamentales.

Los valores de nuestra producción

El respeto por el mundo en el que vivimos siempre ha sido uno de los compromisos irrenunciables de Volvo Cars, un compromiso que también pasa por nuestras fábricas.

Nuestras plantas de producción son más que simples fábricas: son el testimonio vivo de nuestro compromiso con la calidad, la seguridad y el compromiso con el medio ambiente. La búsqueda y desarrollo del coche ecológico, empieza allí, en nuestras fábricas.

Vehículos ecológicos. Todo vuelve.

El reciclaje forma parte del día a día de todos. También para Volvo, no en vano reacondicionamos hasta un 15 % de todos nuestros componentes, para garantizar el mismo nivel de calidad que el producto original. Un producto reacondicionado significa un 85 % menos de materias primas y un 80 % menos de energía; la madre naturaleza tiene motivos para alegrarse. Volvo crea auténticos automóviles ecológicos.

Una huella mínima

Por nuestra visión del mundo, en Volvo intentamos que nuestro impacto medioambiental sea mínimo. Por este motivo, todas nuestras fábricas europeas funcionan íntegramente con energías renovables (hidroeléctrica o eólica), por lo que su huella en el medio ambiente es inexistente. Fábricas ecológicas que crean un transporte ecológico.

Los requisitos de calidad más altos, en todo el planeta

La calidad no admite compromisos. Ni nosotros tampoco. Precisamente por eso insistimos siempre en la alta calidad de producción de nuestras fábricas, ya sea en Suecia, Bélgica, China o en cualquier otra parte del mundo.

Un equipo ganador

Un buen trabajo en equipo suele ser sinónimo de grandes resultados. En Volvo lo tenemos muy claro, porque así es como hemos trabajado siempre. En el conjunto de la empresa, nos organizamos en equipos para fomentar la inspiración, ganar en eficiencia y mejorar la calidad. Al final, todo eso se traduce en mejores vehículos, mejores motores ecológicos y un mejor servicio a nuestros clientes.

Fábricas limpias

¿Es posible convertir una fábrica en un ejemplo de limpieza? Volvo Cars tiene la fórmula. Desde su inauguración en 1991, nuestra planta de pintado de Torslanda ha sido siempre la más limpia del mundo, con unas emisiones atmosféricas de compuestos orgánicos volátiles por vehículo inferiores a las de cualquier otra planta. Lista para crear los coches ecológicos más amigables con el planeta.