PORTÓN TRASERO ELÉCTRICO

LO ELÉCTRICO TE HACE LA VIDA MÁS FÁCIL

Un portón trasero eléctrico es como un par de manos extras para ayudarte, nos dice la ingeniero de Volvo, Marika Stolpe

Leo Wilkinson

"La primera vez que mi hijo vio el portón trasero eléctrico en acción pensó que era magia." nos dice Marika Stolpe, Ingeniero en Sistemas de Acceso para Volvo Cars.

Esta innovación hace que la vida sea más fácil permitiéndonos abrir o cerrar el portón remotamente usando un botón del mando a distancia, del tablero de instrumentos o del propio portón. Cuando se combina con la opción "sin llaves" no necesitas siquiera apretar un botón, simplemente tienes que mover uno de tus pies por debajo del paragolpes trasero y el portón se abre o se cierra según corresponda.

Lo impresionante de esta opción es lo que puede hacer por ti, más que cómo funciona. "La intención de cada innovación Volvo es centrarse en los beneficios que aportará a las personas, no en la tecnología en sí." Nos dice Stolpe.
"Se trata de quitar tensión a las cosas," nos explica Stolpe. Poder abrir el portón al mover tu pie bajo el paragolpes significa que no hay necesidad de poner en el suelo la carga si vienes con las manos llenas, o por ejemplo, no tocar el maletero si está sucio. "Es como tener un par de manos extras para ayudarte." dice Stolpe.

Un botón en el portón activa una función de bloqueo combinado que te permite cerrar el portón y cerrar el vehículo en una única operación. Y en cuestión de segundos, puedes establecer un límite de altura para que el portón trasero siempre se detenga justo donde deseas. "Así quedará perfectamente adaptado al alcance de tu brazo o a la altura de tu garaje ", añade Stolpe.

Cuando todo ello se combina con unos asientos traseros que se pliegan electrónicamente al pulsar un botón, la operación de carga y descarga en el vehículo con este portón eléctrico hace que no tenga dificultad alguna. ¿Magia? No, sólo tecnología que hace que la vida sea más fácil.

Descubre el Volvo XC60