Innovación

El XC90 presenta… el arte de la tecnología humana

Tomando la innovación sostenible como principal motivación, la inventora Xin Liu está estrechando los lazos entre el diseño, la ingeniería y la expresión artística.

TEXTO: STEPHEN WORTHY | FOTOGRAFÍAS: ANDREW SHAYLOR

El control por voz te permite centrar la atención en la carretera durante más tiempo

No es mucho más grande que la palma de su mano, pero el dispositivo que sujeta Xin Liu –el Orbit Weaver– es una solución de movilidad personal que podría convertirse en el catalizador que revolucionase la forma en que los astronautas y los viajeros espaciales se enfrentan a la microgravedad (el estado de casi ingravidez que existe en el espacio).

Los efectos de la microgravedad dificultan enormemente el movimiento en el espacio. Inspirándose en la forma en que las arañas tejen sus redes, Xin inventó un dispositivo que dispara unos “hilos” que sirven de conexión con un objeto sólido y facilitan el movimiento en entornos con microgravedad.

“Empecé pensando en la capacidad física de los astronautas y deportistas y en cómo ahí fuera, en el espacio, el cuerpo ya no funciona como debería”, explica Xin. “Después seguí pensando en la navegación y en el deseo de ‘anclarte’ a algún sitio cuando pierdes la gravedad, porque en el espacio te encuentras ante un dilema entre libertad y pérdida de control”.

Nacida en Xinkiang, al oeste de China, Xin estudió ingeniería en su tierra natal. Después cambió a Bellas Artes y se graduó en el MIT, una de las instituciones educativas más importantes del mundo. Ahora es directora artística de la Iniciativa de Exploración Espacial del MIT Media Lab. Formada por un equipo de 50 estudiantes e investigadores universitarios –incluidos biólogos, informáticos, ingenieros mecánicos e incluso músicos– la Iniciativa de Exploración Espacial se creó hace dos años para, en palabras de Xin, “democratizar el acceso y revolucionar el futuro de la exploración espacial”.

Xin cree que su principal misión es animar a los estudiantes, sobre todo a los sienten interés por la ingeniería, a trabajar de forma más creativa, imaginativa y artística. Esto se ve fácilmente en las propias creaciones de Xin, en las que se difuminan las líneas que separan la tecnología del arte: en parte invento, en parte pieza de exposición. Tecnología que tiene belleza y un enfoque centrado en el ser humano.

“Mi trabajo consiste en mejorar la humanidad con el poder de la tecnología”

“Tendemos a pensar que la tecnología deshumaniza a las personas. Nos preocupa que, algún día, las máquinas nos sustituyan, pero mi trabajo es mejorar la humanidad con el poder de la tecnología”, declara Xin. “Arte y ciencia es la combinación óptima”.

A Xin le interesa la tecnología que perdura en el tiempo, no por motivos de rentabilidad, sino porque evoluciona con la persona que la utiliza. Esta idea fue el punto de partida de otra de sus creaciones. El uso de dispositivos de monitorización personal está muy extendido hoy en día, tanto si hablamos de los dispositivos de muñeca, como el reloj, como de los monitores que llevas en tu cuerpo, sobre todo cuando realizas una actividad física. Pero a Xin le preocupa que desarrollemos una dependencia excesiva de estos dispositivos. Según ella, el gran peligro es que te alejan de tu responsabilidad personal de cuidarte.

DermalAbyss, por ejemplo, es un “tatuaje” que te ofrece información sobre tu salud cambiando de color según el estado del fluido intersticial del cuerpo –la solución que rodea el espacio entre la piel y los órganos.

“Por la mañana, cuando te despiertes, te mirarás la piel y dirás, ‘Hoy me siento muy bien, he dormido genial’, o a veces verás un círculo negro que indica que tienes que cuidarte un poco más”, comenta Xin. “Quiero desarrollar ese tipo de sensibilidad. Es sostenible porque con el tiempo aprendes a conocerte mucho mejor. Cada vez te interesará más lo que te ocurre a ti, en lugar de confiar en la tecnología”.

“Pienso en la sostenibilidad en términos generales”, añade Xin. “Por ejemplo, en mi trabajo trato de pensar: ‘¿Va a provocar esto alguna adicción? ¿Va a quitar a las personas parte de sus procesos de pensamiento o de sus procesos creativos? ¿O va a empoderar a las personas?’

“Para mí, eso es la sostenibilidad”.

El nuevo Volvo XC90 incluye tecnología que te hace la vida más fácil, por ejemplo una pantalla táctil, muy sensible y en formato vertical, y Volvo On Call, para que puedas controlar la selección de funciones de tu vehículo a través del teléfono. Esta es nuestra idea del lujo sueco moderno y sostenible.