Ciudad

La modelo escandinava

Nos encontramos con la modelo Sylvia Flote, que viene desde Londres a Oslo para pasar un día redescubriendo la ciudad en el nuevo Volvo XC40.

TEXTO: LEO WILKINSON | FOTOS: SAM CHRISTMAS

La modelo Sylvia Flote se prepara para explorar Oslo en el XC40

Oslo es la ciudad escandinava por excelencia: un semillero de innovación arquitectónica y estilo minimalista moderno; un lugar progresista que mira hacia fuera, animado y al mismo tiempo relajado. Situada entre el mar y el bosque, en Oslo donde puedes disfrutar del bullicio de la vida urbana y, en unos minutos, salir de la ciudad y estar rodeado de naturaleza. Sylvia Flote es una modelo noruega que vivió en Oslo cinco años. Hoy ha regresado a la ciudad para redescubrirla al volante del SUV compacto hecho a medida para la exploración urbana, el Volvo XC40.

Empezamos temprano en una fría mañana, por lo que aprovechamos para encender el calefactor del XC40 a distancia con la aplicación Volvo On Call. Con el habitáculo debidamente calentado, nos dirigimos a Aker Brygge, un elegante barrio del paseo marítimo con el tipo de arquitectura moderna de gran calidad que ha dado fama a Oslo. Mientras que el fotógrafo Sam Christmas saca bolsa tras bolsa de material del compartimento de carga del XC40, Sylvia se maravilla de lo espacioso y elegante que es.

La perfecta mezcla de forma y función del XC40 se refleja en los edificios que nos rodean. Esta es la característica que define el estilo escandinavo, sugiere Sylvia. «Para mí se trata de combinar funcionalidad y una estética agradable. El mejor diseño escandinavo hace que las cosas parezcan fáciles y presta atención a los detalles, como el uso de materiales y texturas».

 

Sylvia tiene su propia afición creativa. Le encanta hacer punto. Hoy, como muchas otras veces, lleva puesta una de sus creaciones. «Empecé a hacerlo para distraerme en los viajes», dice. «También tenía una idea del tipo de jersey que quería, pero nunca encontraba el estilo o la talla correcta. La única forma era aprender a hacerlo yo».

Nos alejamos del paseo marítimo y atravesamos Oslo para llegar a Grünerløkka, el equivalente en Oslo a Shoreditch en Londres o Williamsburg en Nueva York, una de las zonas de la ciudad favoritas de Sylvia. Mientras comemos planificamos la tarde. Aunque el XC40 está aparcado a la vuelta de la esquina, podemos comprobar que está cerrado con la aplicación Volvo On Call para smartphone y abrirlo o cerrarlo a distancia si es necesario.

 

«El mejor diseño escandinavo hace que las cosas parezcan fáciles y presta atención a los detalles»

Después de comer volvemos al centro de Oslo y nos dirigimos a la nueva tienda emblemática de Norwegian Rain, una marca de ropa de lujo que combina la funcionalidad de la alta tecnología con un diseño minimalista de influencia japonesa. Sylvia ha trabajado de modelo para Norwegian Rain anteriormente y el diseñador T-Michael le enseña entusiasmado la tienda, un edificio que antes era un establo y ahora está repleto de prendas exquisitas y muebles de mediados del siglo XX. Es un espacio excepcional y está claro que se ha dedicado mucho tiempo a pensar cada detalle para conseguir esa sensación lujosa pero funcional. Una vez más nos recuerda la combinación de forma, función e innovación que define al buen diseño escandinavo.

De nuevo en la calle, el sol empieza a ponerse. Cuando entramos en el XC40, la iluminación LED del habitáculo crea un ambiente acogedor y realza el diseño limpio y los materiales cuidadosamente escogidos. Cuando se pulsa el botón de arranque, la pantalla táctil de la consola central se activa y nos muestra el camino al aeropuerto. Es hora de que Sylvia vuelva a Londres, con un cariño renovado por Oslo y una admiración recién descubierta por el XC40.