Volvo Cars introduce un permiso parental remunerado de seis meses en la región EMEA

Volver
Noticias
Fecha: 12:00 AM, April 15 2019
Volvo Cars XC90 al aire libre

Un pequeño paso para Volvo Cars, pero un gran salto para los padres y las madres de Europa y otros lugares: El fabricante de vehículos sueco anunció ayer un permiso parental remunerado para todos sus empleados de las compañías de ventas de la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África), ofreciendo a padres y madres una baja de seis meses con el 80% de su salario.
 
La nueva política de Volvo Cars es más generosa e inclusiva que la mayoría de las políticas nacionales europeas en materia de permiso parental y la primera de este tipo que se concede en el sector de la automoción.
 
Esta nueva política está inspirada en la legislación vigente en el mercado sueco de Volvo Cars, conocida en todo el mundo por las generosas condiciones del permiso parental, que han aportado beneficios tangibles a padres e hijos durante las últimas décadas.
 
La política de Volvo Cars respecto a los permisos parentales en EMEA es un proyecto piloto que seguramente dará lugar a la implantación a escala global de una política similar para los 43.000 empleados de Volvo Cars en todo el mundo. La iniciativa de EMEA ayudará a identificar y resolver cualquier obstáculo práctico que pueda surgir tras implementar un programa de este tipo fuera de Suecia.
 
«La iniciativa de EMEA es una de nuestras múltiples actividades destinadas a crear una cultura inclusiva, y atraer y retener a un equipo de personas diverso», comenta Hanna Fager, responsable de People Experience (RR.HH.). «Mejorar la conciliación entre vida laboral y familiar, aumenta el tiempo que se dedica a la familia y encaja perfectamente en una empresa progresista y centrada en las personas como es Volvo Cars».
 
La mayoría de los países de la región EMEA ofrece algún tipo de permiso parental remunerado, pero suele existir una gran diferencia entre lo que pueden disfrutar las madres y lo que pueden disfrutar los padres, a menudo en detrimento de los padres. Además, el permiso parental equitativo ofrece la posibilidad de impulsar el mercado laboral y las oportunidades profesionales de las mujeres mediante la reducción de la brecha salarial y profesional.
 
Emulando el planteamiento sueco en el que se inspira, la política de Volvo Cars no es discriminatoria en términos de género y también se aplica a padres del mismo sexo y a padres de niños adoptados.
 
Esta nueva política forma parte de la ambiciosa estrategia de Volvo Cars respecto a los recursos humanos, pensada para atraer y retener a los mejores profesionales. Volvo Cars pretende posicionarse como una empresa predilecta, tanto para sus empleados actuales como para los que vendrán en el futuro, ofreciéndoles unas de las condiciones más generosas e inclusivas en materia de permiso parental.

«Tenemos que ser una empresa muy atractivo si queremos cumplir nuestros ambiciosos planes de crecimiento», comenta Hanna Fager. «Es fundamental atraer y retener a los mejores profesionales y sabemos que las personas mejor preparadas son más selectivas a la hora de elegir el lugar donde trabajar. En la batalla por conseguir talento, ganarán las empresas que valoren la diversidad, las prácticas laborales flexibles y modernas, y el bienestar de sus empleados».