Volvo Cars dejará de utilizar cuero en sus vehículos eléctricos puros como parte de su política en favor del bienestar de los animales

Volver
Noticias
Fecha: 12:00 AM, September 23 2021
Volvo interior sin cuero

Volvo Cars adopta una postura ética en favor del bienestar de los animales en sus vehículos totalmente eléctricos. Empezando por el nuevo C40 Recharge, ninguno de sus futuros modelos eléctricos puros llevará ningún tipo de cuero.

Durante los próximos años, Volvo Cars presentará una gama completamente nueva de vehículos eléctricos puros. Su objetivo para 2030 es ofrecer tan solo vehículos totalmente eléctricos y ninguno de ellos llevará cuero.

Como parte de este propósito, Volvo Cars está realizando grandes esfuerzos para encontrar materiales de alta calidad de origen sostenible para muchas de las aplicaciones actuales de la industria automovilística.

Volvo Cars quiere que, en 2025, un 25 % de los materiales utilizados en sus nuevos vehículos sean reciclados y de origen biológico, como paso hacia el objetivo de convertirse en una empresa completamente circular antes de 2040. Asimismo, dentro de sus planes de acción a favor del clima, contempla que sus proveedores directos, incluidos los de materiales, utilicen ya en 2025 un 100% de energía renovable.

La decisión de la empresa de dejar de utilizar cuero en el interior de sus vehículos está también motivada por su preocupación por el impacto negativo de la ganadería vacuna sobre el medio ambiente, debido, entre otras causas, a la deforestación. Se calcula que el ganado es responsable aproximadamente del 14 % de las emisiones de gases de efecto invernadero que se producen en el mundo, y la mayor parte de este porcentaje procede de la cría de ganado vacuno.

En lugar de opciones de cuero para el interior de los vehículos, Volvo Cars ofrecerá a sus clientes materiales sostenibles de alta calidad de origen biológico y reciclado.

Un ejemplo de ello es Nórdico, un nuevo material para interiores creado por Volvo Cars. Se trata de un tejido fabricado a partir de materiales reciclados (como botellas de plástico PET, materiales bioatribuidos procedentes de bosques sostenibles de Suecia y Finlandia y corcho reciclado de la industria vitivinícola) destinado a establecer un nuevo estándar en el diseño interior premium. Este material se estrenará en la próxima generación de modelos Volvo.

Volvo Cars seguirá ofreciendo tejidos de mezcla de lana de proveedores homologados que obtengan sus materiales de forma responsable, ya que desea garantizar la trazabilidad y el bienestar de los animales en toda la cadena de suministro de la lana.

«Ser un fabricante de vehículos comprometido con el progreso significa que debemos tener en cuenta todos los aspectos de la sostenibilidad, no solo las emisiones de CO2», dice Stuart Templar, Director de Sostenibilidad global de Volvo Cars. «El abastecimiento responsable, que incluye el respeto del bienestar de los animales, es una parte importante de este trabajo. Dejar de utilizar cuero en el interior de los vehículos eléctricos puros es un buen paso para abordar esta cuestión».

Volvo Cars también quiere reducir el uso de los productos residuales de la ganadería que se utilizan para producir plásticos, goma, lubricantes y adhesivos, bien como componentes del propio material o como sustancia química que interviene en su fabricación o tratamiento.

La empresa ha tomado esta decisión porque sabe que, aunque dejar de usar cuero es un avance en la dirección correcta, esto no convierte por sí solo en vegano el interior del vehículo.

Al asumir el objetivo de sustituir estos materiales allí donde sea posible, Volvo Cars adopta una firme posición ética: hacer cuanto esté en su mano para evitar el sufrimiento de los animales contribuyendo a reducir la demanda de materiales que contengan productos de origen animal.

«Encontrar productos y materiales que contribuyan al bienestar de los animales es un reto complicado, pero eso no justifica que dejemos de lado un tema tan importante», afirma Stuart Templar. «Es un camino que merece la pena seguir. Tener una mentalidad avanzada y sostenible significa que debemos plantearnos preguntas difíciles y trabajar sin descanso para encontrar las respuestas».