Control de velocidad constante adaptativo

Control de velocidad constante adaptativo* - desconexión temporal y modo de espera

Actualizado 7/23/2018

El control de velocidad constante adaptativo (ACC – Adaptive Cruise Control) ayuda al conductor a mantener una distancia de seguridad con el vehículo que circula delante. El control de velocidad constante puede desconectarse temporalmente y ponerse en modo de espera.

Desconexión temporal - modo de espera

Para desconectar temporalmente el control de velocidad adaptativo y ajustarlo en modo de espera:

  • Pulse el botón del volante
Este símbolo y la señal de velocidad almacenada cambia entonces de color VERDE a BLANCO.

Modo de espera por intervención del conductor

El control de velocidad constante se desconecta temporalmente y pasa al modo de espera si:

  • se utiliza el freno de servicio
  • se mantiene pisado el pedal de embrague durante más de 1 minuto

    Que el conductor embrague y cambie de marcha, no implica que la función pase a modo de espera.

  • el selector de marcha se coloca en la posición N (caja de cambios automática).
  • el conductor mantiene una velocidad superior a la programada durante más de 1 minuto.

A continuación, el conductor debe regular él mismo la velocidad.

Un aumento transitorio de la velocidad con el pedal del acelerador, por ejemplo, al adelantar, no afecta a la programación del control de velocidad constante. El automóvil vuelve a adoptar la última velocidad almacenada cuando se suelta el pedal del acelerador.

Modo de espera automático

El control de velocidad constante adaptativo depende de otros sistemas, por ejemplo el control dinámico de estabilidad y tracción (DSTC). Si alguno de esos sistemas deja de funcionar, el control de velocidad se desconecta automáticamente.

En caso de desconexión automática, suena una señal y se muestra en el cuadro de instrumentos el mensaje Programador vel. Cancelado. El conductor debe entonces actuar él mismo y adaptar la velocidad y la distancia de seguridad.

La desconexión automática puede producirse por las siguientes causas:

  • el conductor abre la puerta
  • el conductor se quita el cinturón de seguridad
  • el régimen de giro es demasiado alto o demasiado bajo
  • la velocidad baja a menos de 30 km/h

    No se aplica a automóviles con asistencia en embotellamientos. En éstos, el sistema funciona hasta pararse el vehículo.

  • los neumáticos pierden la adherencia a la calzada
  • la temperatura de los frenos es elevada
  • el sensor del radar está cubierto, por ejemplo, por nieve húmeda o lluvia intensa (obstrucción de las ondas de radio).

Retomar la velocidad programada

Para volver a conectar el control de velocidad constante adaptativo cuando está en el modo de espera, pulse el botón del volante. La velocidad se ajusta entonces al último valor almacenado.

Nota

Se puede registrar una considerable aceleración tras recuperar la velocidad con .


¿Ha sido de ayuda?