Cargando tu Volvo

Todo lo que necesitas saber sobre cómo recargar tu auto

Primer plano de la parte delantera izquierda de un nuevo auto eléctrico Volvo de color gris oscuro, con un cable de recarga blanco conectado al puerto de recarga del auto.

Saber cómo cargar tu automóvil electrificado es importante. Descubre cómo un Volvo Recharge puede adaptarse a tu estilo de vida.

Totalmente eléctrico

A veces, el silencio es lo más potente para viajar, con cero emisiones de escape y menos ruido a todas las velocidades. Alimentado por una batería de alto voltaje y dos motores eléctricos, nuestro XC40 Recharge totalmente eléctrico es un verdadero progreso para la carretera.

Híbrido enchufable

Menos gasolina, más objetivos. En nuestros híbridos enchufables Recharge, un motor eléctrico y un motor de combustión se combinan para elegir entre el modo totalmente eléctrico, el modo power y el modo hybrid, ofreciéndote un control total de la conducción y menos emisiones de gases.

Nuestras motorizaciones electrificadas Recharge

Ofrecemos dos tipos de motorizaciones electrificadas en modelos Recharge, diseñados para acomodarse a una amplia gama de necesidades de conducción.

¿Dónde puedo cargarlo? La disponibilidad de carga juega un rol importante en la experiencia del día a día con un automóvil eléctrico

Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado enchufado y recargándose en la entrada de una casa.
Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado conectado a una estación de recarga en el estacionamiento de un apartamento.
Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado conectado a una estación de recarga mientras está estacionado de forma paralela en una calle pública.
Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado enchufado y recargándose en la entrada de una casa.

Puntos de carga regulares

Si te estacionas en casa, en la entrada de tu hogar o un lugar con acceso constante para cargar en el trabajo, es fácil integrar un punto de carga en tu rutina diaria. Nuestros automóviles totalmente eléctricos y Plug-In Hybrid, ambos son excelentes opciones.

Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado conectado a una estación de recarga en el estacionamiento de un apartamento.

Puntos de carga ocasionales

Con puntos de carga ocasionales, un automóvil Plug-In Hybrid (que utiliza gasolina cuando no se puede cargar) puede ofrecer más flexibilidad. Un automóvil eléctrico también puede serte útil, dependiendo de cómo sea tu patrón de manejo.

Representación digital de un Volvo XC40 Recharge Pure Electric SUV plateado conectado a una estación de recarga mientras está estacionado de forma paralela en una calle pública.

Puntos de carga públicos

Cuando dependes de un punto de carga público por corto tiempo (como el gym o el supermercado), un Plug-In Hybrid puede ser tu mejor opción. Como alternativa, otras motorizaciones (que guardan energía cuando frenas, pero no necesitan conectarse) pueden adaptarse mejor.

¿Qué tan seguido necesito cargarlo? La frecuencia de carga depende de qué tan lejos usualmente manejas durante el día y el rango de tu automóvil.

Distancias cortas

Uno totalmente eléctrico debería de darte el suficiente rango para tus viajes diarios, y seguramente necesitará cargarse pocas veces por semana. Con un Plug-In Hybrid en modo 100% eléctrico, puedes cubrir traslados diarios promedio, pero es posible que debas cargarlo después de cada viaje para minimizar el uso de combustible.

Distancias moderadas

Un automóvil totalmente eléctrico debería darte el rango suficiente para tu día a día, pero es probable que necesite de un punto de carga al final de cada viaje. Con un Plug-In Hybrid utilizarás una combinación entre electricidad y gasolina.

Distancias largas

Para tus viajes largos o de fin de semana, un automóvil eléctrico puede darte el rango que necesitas, sin embargo tendrás que coordinar los puntos de carga en el camino. Un Plug-In Hybrid utilizará una combinación de electricidad y gasolina.

¿Cuánto tarda en cargarse?
Los tiempos varían con el formato de carga y el tipo de automóvil.*

* Los tiempos de carga también dependerán de factores externos como la temperatura del clima, la temperatura de la batería, el equipo de carga, la condición de la batería y del automóvil.

_missing_

Cargando un automóvil totalmente eléctrico

Para aprovechar al máximo la vida de la batería en un automóvil eléctrico, recomendamos cargar la batería hasta un 90% de su capacidad para un día típico, y de preferencia no dejar que baje a más del 20%. El automóvil puede ofrece un gran rango para viajes diarios, pero es probable que tengas que cargarlo en la semana.

~ 40 min - ~2 hr.

Con DC Fast Charging (50-150 kW).

~8 - ~ 10 hr.

Con AC Fast Charging/Wallbox (11 kW).

Gráfico de barras del porcentaje de recarga de la batería, resaltado del 5% al 100% para indicar el rango de funcionamiento ideal para una batería híbrida recargable.

Cargando un automóvil Plug-In Hybrid

Regularmente cargando la batería al 100% es una excelente forma de aprovechar al máximo el rango de tu automóvil Plug-In Hybrid. Con la ayuda del motor de gasolina, la batería puede tener una carga baja y no preocuparte.

~ 3 - ~ 4 hr.

Con AC Fast Charging/Wallbox (3.6 kW).

~6 - ~ 8 hr.

Con AC Charging (110V de conector de casa).

El costo de propiedad de un automóvil electrificado puede ser menor al equivalente de gasolina.

Costo de compra

En muchos lugares, el costo de compra de un vehículo electrificado se compensa con incentivos fiscales. Estos beneficios pueden variar por estados.

Costo de mantenimiento

Al contar con menos partes mecánicas y fluidos, el servicio y mantenimiento de un automóvil eléctrico es usualmente menor.

Costo de uso diario

Para muchas personas, la carga se hace principalmente en sus casas o trabajo. Si puedes cargarlo en estos lugares, la electricidad para cargar tu automóvil puede ser menor que la gasolina consumida en el equivalente de kilometraje.

¿Qué más desea saber sobre la cargas?

Los autos híbridos enchufables utilizan una batería de iones de litio, similar, pero más pequeña, a las utilizadas en los autos totalmente eléctricos.

Dependiendo del modelo, un híbrido enchufable puede recorrer hasta unos 55 km en modo totalmente eléctrico, lo que te permite desplazarte por la ciudad con cero emisiones del escape. Si puedes organizar las oportunidades de recarga en el trabajo o en otros destinos, es probable que puedas hacer la mayoría de tus viajes cortos completamente eléctricos.

La velocidad de recarga depende del tipo de carga y de su potencia, así como de factores como la temperatura ambiente, la temperatura de la batería, el tamaño y el estado de la batería del auto y la capacidad del sistema de recarga del auto. Por lo general, una conexión doméstica de 220 V proporcionará unos 7–14 km de autonomía por hora, un wallbox de CA de 11 kW o un punto de carga público proporcionará unos 50–60 km de autonomía por hora, y una estación de recarga rápida de CC proporcionará entre 30 y 100 km de autonomía por 10 minutos, dependiendo de la potencia. Esto significa que la recarga de 0 a 100 por ciento con un wallbox de 11kW CA tardará aproximadamente 8 horas, y la recarga de cero a 80 por ciento en una estación de carga rápida de 150kW CC tardará aproximadamente 40 minutos.

Nuestros híbridos enchufables vienen con un cable de recarga que puedes utilizar para conectarte a la corriente eléctrica de tu casa y recargar de forma ligera. El auto también puede conectarse a los cables de carga existentes en los puntos de recarga de CA y en las estaciones de recarga. En el caso de los puntos de recarga de corriente alterna sin cables de carga, se puede complementar con un cable independiente para ese fin.

La autonomía eléctrica depende de muchos factores, como la temperatura ambiente, el uso de accesorios como el climatizador y el hábito de conducción, pero un Volvo XC40 Recharge totalmente eléctrico puede ofrecer hasta 418 km con una sola recarga.* Los autos híbridos enchufables tienen menos autonomía eléctrica, pero ofrecen la flexibilidad de continuar con el combustible cuando la recarga no está disponible. En un Volvo totalmente eléctrico, un organizador de rutas integrado en el sistema de navegación del auto monitorea constantemente la cantidad de carga de la batería e incluso puede recomendar dónde y cuándo recargar a lo largo de tu ruta, para que puedas planificar la recarga con facilidad.**

* La autonomía es según los ciclos de conducción WLTP y EPA y la autonomía en la vida real puede variar. Las figuras se basan en el objetivo preliminar. La certificación final del auto está pendiente. ** Disponible donde se ofrece Google Services o AutoNavi.

La velocidad de recarga en casa depende de las especificaciones de tu sistema eléctrico y del tipo de carga que utilices. Un enchufe doméstico de 220 V proporciona entre 7 y 14 km de autonomía por hora y tarda entre 36 y 60 horas en lograr la carga completa de un Volvo totalmente eléctrico. Un wallbox doméstico de 11 kW proporciona entre 50 y 60 km de autonomía por hora y tarda unas 8 horas en lograr la carga completa de un Volvo totalmente eléctrico.

El costo de la electricidad varía según el lugar, pero a menudo puede ser menor que el costo del combustible para conducir la distancia equivalente. Si puedes recargar en casa o en el trabajo, especialmente por la noche, cuando las tarifas eléctricas pueden ser más bajas, tu costo por distancia puede ser aún menor.