La iniciativa E.V.A.

La seguridad en los vehículos debe protegernos a todos.

En la carretera, algunas personas son más vulnerables que otras. Por eso ha llegado el momento de compartir más de 40 años de estudios sobre la seguridad para que los vehículos sean más seguros para todos. No solo para el conductor medio.

Ayudamos a lograr que los vehículos sean seguros para todos

Cuando una mujer se sube a un vehículo para conducirlo, da por sentado que está protegida. Sin embargo, en 2019, la mayoría de los fabricantes de automóviles siguen creando vehículos que se basan exclusivamente en los datos obtenidos en ensayos de colisión realizados con maniquíes masculinos. Por este motivo, las mujeres tienen más riesgo de resultar heridas en un accidente de tráfico que los hombres.

Menos en un Volvo. Nuestro equipo de investigación de accidentes lleva desde los años 70 recopilando datos reales para comprender mejor lo que ocurre durante una colisión. En estos datos, Volvo ha observado que, aparentemente, hombres y mujeres parecen iguales. Y por ello creemos que deberían estar igual de representados en las pruebas. Con la iniciativa E.V.A. hemos decidido publicar los resultados de más de 40 años de investigación. Al permitir que todo el mundo pueda descargarse esta información, esperamos que todos los vehículos puedan ser ahora más seguros. Porque en Volvo, las personas son siempre lo primero.

“Al llevar tanto tiempo recopilando datos reales hemos podido identificar las lesiones que hombres, mujeres y niños sufren durante un accidente.”

Dra. Lotta Jakobsson
Especialista técnica superior en seguridad del Centro de seguridad de Volvo Cars.

El resultado de más de 40 años de investigación

El equipo de investigación de accidentes de tráfico de Volvo se formó en 1970. Desde entonces, han recopilado y analizado datos de más de 40 000 vehículos y 70 000 pasajeros. Este trabajo es el que nos permite disfrutar de los numerosos e innovadores sistemas que utilizamos actualmente en nuestros vehículos.

El asiento que reduce a la mitad los latigazos cervicales

Las mujeres tienen un mayor riesgo de sufrir latigazos cervicales que los hombres. Es un riesgo que se puede atribuir a las diferencias en la anatomía y la fuerza corporal. Pero esto no ocurre en un asiento Volvo. Gracias a nuestro sistema de protección contra latigazos cervicales (WHIPS), que combina un sólido y exclusivo reposacabezas con un inteligente diseño del asiento para proteger tanto la cabeza como la columna, ya no se aprecia ninguna diferencia en el riesgo de sufrir latigazos cervicales entre hombres y mujeres.

Un escudo de protección inteligente

Las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de sufrir lesiones en el tórax debido a las diferencias en la fuerza y la anatomía del tórax.

Para lograr la protección óptima, desarrollamos continuamente la estructura, los cinturones de seguridad y los airbags laterales de nuestros vehículos para reducir al mínimo los impactos sobre sus ocupantes. Una de las innovaciones de Volvo, el sistema de protección contra impactos laterales (SIPS), utiliza una estructura inteligente que refuerza la seguridad general. De hecho, el SIPS, junto con el airbag lateral, reduce más del 50 % las lesiones torácicas graves en todos los pasajeros.

Protección de todas las cabezas

Las mujeres tienen unas necesidades de protección concretas, también en los impactos laterales. Cuanto más baja es la estatura de una persona, más bajo y más cerca del volante coloca el asiento en el vehículo, lo que convierte a los airbags de techo laterales en un sistema de seguridad fundamental.

Además del SIPS, los airbags de techo laterales reducen el riesgo de sufrir lesiones en la cabeza aproximadamente un 75 %. Se inflan en 1/25 de segundo e impiden que la cabeza se golpee contra objetos del exterior del vehículo y otros elementos. Fue el primer sistema de airbags en ofrecer más protección tanto a los ocupantes de los asientos delanteros como a los del asiento trasero, llevando la protección contra impactos laterales un paso más allá.

El salvavidas más eficaz en la carretera

Cualquier persona puede sufrir un accidente de coche. Hasta la fecha, nuestros cinturones de seguridad han salvado más de 1 millón de vidas. Protegen a todos los ocupantes, independientemente de su tamaño, sexo o constitución. Sin embargo, hay un grupo que está sujeto a más riesgos especiales que otros: las mujeres embarazadas.

Como uno de los inventos más importantes en materia de seguridad vial, nuestros cinturones de seguridad ofrecen una protección sin igual en todos los tipos de accidentes. Para estudiar mejor los efectos sobre mujeres embarazadas y sus bebés, diseñamos la primera maniquí embarazada del mundo para nuestras pruebas de colisión. Se trata de un modelo creado por ordenador que nos permite estudiar, entre otras cosas, cómo se mueve la pasajera y cómo afecta el cinturón de seguridad a la madre y al feto.

“Los automóviles son conducidos por personas. Por consiguiente, el principio que debe guiar todo lo que hacemos en Volvo es, y tiene que seguir siendo, la seguridad.”

Gustaf Larson
Cofundador de Volvo.

Más información sobre las innovaciones de seguridad de Volvo

Los accidentes pueden hacer que los vehículos sean más seguros para todos

Desde la década de 1950 hemos estudiado más de 43.000 vehículos en accidentes reales en los que se han visto involucradas más de 72.000 personas. Estos estudios son los que nos han ayudado a diseñar los numerosos e innovadores sistemas que utilizamos hoy en día, como el sistema de protección contra latigazos cervicales (WHIPS), el sistema de protección contra impactos laterales (SIPS) y otros muchos productos de seguridad infantil. Hemos reunido más de 100 trabajos de investigación y los hemos publicado para que cualquiera pueda descargarlos. Con esto, esperamos conseguir que todos los vehículos sean más seguros para todas las personas, independientemente de su sexo y constitución.

E.V.A. - Equal Vehicles for All

Preguntas frecuentes

  • ¿Cuánto tiempo lleva Volvo realizando ensayos de colisión con maniquíes femeninos?

    Llevamos realizando pruebas de colisión con maniquíes femeninos desde 1995, cuando empezamos a realizar ensayos de colisión con el único maniquí femenino de complexión pequeña que existía en ese momento, la HIII de percentil 5. En 2001 incluimos una maniquí de complexión pequeña para ensayos de colisiones laterales, la SID2s. A principios de los 2000, y como primer maniquí femenino de complexión media del mundo para ensayos de colisión, creamos un modelo virtual de una mujer embarazada. Diez años después ampliamos la familia de maniquíes para ensayos de colisión con un maniquí femenino de complexión media para las pruebas de latigazo cervical en impactos traseros, siendo el único fabricante de vehículos originales en participar en el codesarrollo de EvaRID.

  • ¿Cómo diseña Volvo Cars vehículos seguros basándose en datos reales?

    En Suecia llevamos desde 1970 recopilando datos sobre los vehículos Volvo en la base de datos de estadísticas de accidentes de Volvo Cars. El objetivo es conseguir un gran conjunto de datos que podamos consultar fácilmente sobre los tipos de lesiones que se producen en accidentes específicos. Después podemos aplicar los resultados. La buena noticia es que recopilamos los datos de la misma forma durante muchos años, lo que nos ha permitido trazar nuestros avances y mejorar nuestra tasa de éxito a lo largo de los años.

  • ¿De cuántos accidentes ha recopilado datos Volvo Cars?

    En un estudio previo de 1967 empezamos con 28.000 casos. Desde 1970 hemos incluido en nuestra base de datos de estadísticas más de 43.000 vehículos de accidentes reales en los que se han visto involucradas más de 72.000 personas. Además, cuando realizamos los análisis, utilizamos datos de diversas bases de datos globales.

  • ¿En qué conocimientos se basa la iniciativa E.V.A.?

    Los conocimientos que ahora se pueden consultar y descargar gracias a este proyecto se componen de un conjunto de más de 100 trabajos de investigación. Es un compendio de algunos de los estudios de investigación que han propiciado las innovaciones en seguridad de Volvo Cars desde los años 50.

  • ¿Tenemos que seguir utilizando el cinturón de seguridad en un Volvo?

    Sí, el cinturón de seguridad sigue siendo el método más eficaz para salvar vidas y reducir las lesiones en accidentes de tráfico. Además, su uso es obligatorio en prácticamente todos los países del mundo. Los cinturones de seguridad de Volvo se perfeccionan continuamente para aumentar la seguridad de todos.

Una seguridad que nos beneficia a todos

Empezamos a fabricar vehículos porque creíamos que nadie hacía unos vehículos lo suficientemente seguros para circular por las carreteras suecas. Con los años, hemos unido este compromiso con la seguridad con nuestros estudios de accidentes reales. El resultado han sido exclusivas innovaciones en seguridad, como el sistema de protección contra impactos laterales, el sistema de protección contra latigazos cervicales y los airbags de techo laterales, elementos que ahora se incluyen de serie en todos los modelos nuevos de Volvo.