Eventos

Llevado a los límites

Entrenamiento intensivo, atención al detalle y búsqueda de la perfección. Estas son las cosas que permiten lograr el éxito a los regatistas de la Volvo Ocean Race y las que impulsan a Volvo Cars a seguir adelante.

 

Sara Davies, skeeper del equipo SCA

Preparado para la aventura

«Me encanta hacer cosas que me dan miedo y lo más terrible que se me ocurrió fue cruzar el océano», comenta Sara Hastreiter. «Así que lo hice y crucé el Atlántico. Me encantó la mezcla de aventura, de estar en alta mar a kilómetros de tierra y de llegar a un nuevo destino». 

Sara fue miembro de la tripulación del Team SCA, que participó en la Volvo Ocean Race de 2014-2015. «Y justo tres años después de mi primera experiencia en navegación, entré en el proceso de selección para el equipo femenino del Team SCA. Fue muy duro. No era solo cuestión de elegir a los mejores tripulantes. La dinámica de equipo era muy importante. La gente tenía que saber sacar lo mejor de los demás». 

Que te seleccionen para la regata es solo el principio, comenta Sam Davies, patrón británico del Team SCA: el entrenamiento que requiere prepararse para la regata es ya un reto de por sí. «Nos mudamos a Lanzarote para entrenar a tiempo completo durante un año y medio antes de que comenzara la regata», explica. «Las primeras palabras que dijo mi hijo fueron en español. La regata duró nueve meses, más el año que tardas después en recuperarte de lo grande que es el esfuerzo físico y mental».

«En Lanzarote nos imbuimos en la Volvo Ocean Race, entrenando seis días a la semana, primero con duras sesiones en el gimnasio, practicando pesas y cardio, y después navegando, incluidos dos viajes transatlánticos. Llevábamos un cocinero que nos hacía el desayuno, la comida y la cena. Era un menú diseñado para que estuviésemos en perfecta forma para la gran regata. Podíamos ver cómo iban cambiando nuestros cuerpos».

 

 

Comprobado hasta los límites

Los meses que las tripulaciones de la Volvo Ocean Race invierten en prepararse para la gran regata equivalen a las rigurosas pruebas que los ingenieros de Volvo Cars hacen a cada uno de sus vehículos antes de que salgan a la venta. Todos los vehículos Volvo, por ejemplo, se someten a exhaustivas pruebas en la gélida región del norte de Suecia, en pleno invierno, cuando las temperaturas se desploman incluso más de lo que lo hacen en el Océano Austral, muchas veces incluso por debajo de los –35 °C. Dentro del círculo polar ártico sueco, las instalaciones de pruebas de Volvo Cars, que se encuentran a pocos kilómetros al sur de la ciudad de Jokkmokk, han celebrado recientemente sus 30 años realizando duras pruebas de invierno en sus vehículos. Forman parte de la red de instalaciones y pistas de pruebas que Volvo Cars utiliza en todo el mundo, entre las que se incluyen pruebas realizadas en el caluroso verano de Oriente Medio y en el Valle de la Muerte americano (donde las temperaturas normalmente superan los 40 °C), además de otras pistas para pruebas de alta velocidad o caminos que atraviesan el implacable desierto. Poner a prueba los vehículos hasta estos extremos significa que tienen que demostrar las sólidas y resistentes prestaciones que cabe esperar de un Volvo.

 

«Participar en una regata que da la vuelta al mundo y navegar durante tres o cuatro semanas seguidas sin parar entre puertos supone un reto físico enorme».

 

Martin Strömberg

Regatista de la Volvo Ocean Race

Martin Strömberg ha participado ya en su tercera regata Volvo Ocean Race, y formó parte de la tripulación vencedora en la edición de 2011-2012. Destaca el esfuerzo físico que la regata supone para los regatistas y la importancia de realizar un entrenamiento especializado. «Participar en una regata que da la vuelta al mundo y navegar durante tres o cuatro semanas seguidas sin parar entre puertos supone un reto físico enorme», comenta. «Es agotador y tienes que tener numerosas habilidades físicas. En cierto modo es como hacer un esprín, cuando tienes que cambiar velas y trabajar muy rápido con una gran intensidad física. También es muy similar a correr una maratón, ya que requiere mucha resistencia. Utilizas todos y cada uno de los músculos de tu cuerpo y también supone una importante prueba de fortaleza mental».

Esforzarte por dar más, por llegar más lejos, es una parte fundamental de la Volvo Ocean Race. Y es en esa misma filosofía en la que se basa la gente de Volvo Cars para continuar avanzando.

 

Deja que la aventura comience

Conoce todo sobre la versión exclusiva basada en la regata más extrema. Nuestro modelo V90 Cross Country Volvo Ocean Race.

 

Descubre el V90 Cross Country Volvo Ocean Race